Carta al amor de mi vida

Hola:

No sabía cómo iniciar esta carta porque pues tú no me conoces,  yo tampoco te conozco bien, pero sé que eres y soy la persona designada por Dios para hacerte feliz todos los días. Algunos lo llaman media naranja, otra mitad o alma gemela, como sea que le llames cuando te tenga aquí no sabes qué feliz seré de haberte encontrado.

Si, ya sé que suena raro pero es así, algo me recorrerá una vez que nos hayamos topado y cruzado miradas. Sabré que tu rostro es lo único que deseo ver antes de dormir y al despertar. A partir de ese momento juro dar todo de mí, lo mejor, siempre y cuando yo vea que de tu parte también estás dando el 100 para que esto funcione. Seamos recíprocos.

¿Qué quiero? Es simple. Verás, quiero ser la razón de tu sonrisa y tus desvelos, así como a partir de hoy tú serás la mía. Quiero recibirte con un beso siempre, abrazarte y hacerte sentir especial con cada detalle y palabra que salga de mi. Que mis ojos se iluminen al verte y sepa que a pesar de las pequeñas discusiones que puedan existir, nada es más fuerte que lo que sentimos; somos capaces de enfrentarlo todo.

Quiero respetarte y que me respetes, nada complicado; salir a caminar de tu mano y que la gente sepa que tú eres la persona que está a mi lado y por ello estoy orgullosa. Quiero fidelidad, porque el amor hará que seas la única persona capaz de atraer mi atención, ya no existirá nadie más. Nadie nos podrá separar, deja que lo intenten, confía en mí y en que mi amor siempre será tuyo.

Quiero compartir tus logros, todos tus triunfos, así como tú compartirás los míos. Quiero estar a tu lado en los baches que nos ponga la vida, sí, “nos” porque seremos un equipo, ya no estarás solo. Quiero todo el show de la casa, el jardín, el perro y obviamente los hijos, quiero que lo logremos todo juntos. Que conozcas mis virtudes, defectos, cualidades y gustos; quiero conocer las tuyas, poco a poco, tenemos toda la vida para ser imperfectos juntos.

Un sillón en la sala donde podamos conversar, jugar videojuegos por las noches y los fines de semana, ver series y películas con palomitas y abrazados; y por supuesto sentarnos a leer uno al lado del otro, envejecer juntos. Taparte cuando llegues cansado y te quedes dormido en la sala viendo la televisión, llevarte una taza de té cuando tengas que trabajar hasta tarde, cuidarte cuando enfermes y decirte que todo estará bien cuando tengas un mal día o estés triste. Solo quiero hacerte feliz todos los días.

¿Complicado? Pues, creo que estando juntos vamos a lograrlo, ahora, si tomas mi mano y recorremos juntos este camino llamado vida sé que nada será imposible para nosotros, el amor lo puede todo. Ahora que he puesto todo sobre la mesa, el día que estés a mi lado créeme ya nada podrá separarnos.

¿Te gustó la carta para el amor de mi vida? Te invitamos a leer

11 Comentarios

    • No sé si sea un buen consejo pero… a veces nos toca conocer a la persona equivocada, vivir intensamente el amor para después despedirnos. Existen miles de amores pero cuando sea el amor de tu vida, lo sabrás y todo será reciproco. Has tropezado con una piedra pero no es el final del camino. Suerte ;)

Comenta en el recuadro