Realmente creo que no mucha gente entiende el romance. Es decir, cualquier persona puede comprar flores, joyería y dulces pero con eso no demuestras amor. El amor se encuentra en los pequeños detalles del día a día, esas cosas que haces para demostrar que esa persona especial te interesa y que le piensas durante el día.

Está en la manera en que deseas hacerle feliz, como tomas su mano cuando se siente nerviosa o asustada. En la manera en que guardaste la bufanda que olvidó en tu auto en su primera cita o el suéter que te prestó porque tenías frío en el cine.

Se demuestra en el mensaje inesperado a la mitad del día sólo para escribir un “te quiero” o “te extraño”. En la forma en la que rozas su mejilla justo antes de besarla y le dedicas canciones de tus bandas favoritas igual que escuchas las suyas porque sabes que esas bandas le gustan.

El amor es dejar que cambie la radio aunque su música no te encante y que ponga sus programas en la televisión.  Es la manera en que te pierdes en sus ojos y te le quedas mirando cuando crees que no te ve, decirle que se ve hermosa aunque esté en pants, con el cabello recogido en una coleta y sin maquillaje.

Amor, es recargar su cabeza en tu hombro y abrazarla para que te cuente su día, ver una película que le guste aunque odies las comedias románticas y reírte de sus chistes por más malos que sean. Romance es besarla bajo la lluvia y bailar bajo las estrellas. Realmente el amor es encontrar esa persona a quien le mandes mensaje de buenos días y buenas noches sin que parezca demasiado exagerado, esa persona con quien viajar y cantar canciones de la radio.

Esa persona con la que un día acostados jugando vídeo juegos, viendo películas y comiendo pizza sea un plan perfecto. A quien elegir todos los días sin pensarlo dos veces. Creo que el amor es esforzarte todos los días por superar juntos los obstáculos que lleguen a existir y crear una unión única con la certeza de que nadie más se amará de esa manera.

Sentir que todo merece la pena y que sin importar que tan malo haya sido el día hay alguien dispuesto a hacerte sonreír. El romance no nace de comprar sino de dar. Sé que no se puede prometer imposibles como bajar las estrellas o que al lado de quien amas todo será siempre bello o perfecto, pero lo que si se puede prometer es fidelidad y respeto.

Puedes prometer estar a su lado en los días malos y también en los buenos, apoyarle siempre en cada paso que dé, escucharla y tomar su mano, hacer lo mejor que puedas para hacerla feliz y que se sienta amada.

Prometele que juntos van a superar crisis, soñar y construir un futuro. Dile que vas a ser su amigo, confidente y amante.

Eso es romance.

Comenta en el recuadro