Existe una cosa que puede estar saboteando todas las relaciones que has tenido y quizá no te has dado cuenta, algo muy simple que puede estar teniendo un impacto increíble y es casi imperceptible. Es algo tan sencillo que nadie nota y que al saberlo veras lo obvio que es.

Para este momento (si has leído lo que he escrito) sabrás que para mí lo más importante es que sepas que en una relación hay que sentirse bien, una buena relación debes sentirte cómodo, satisfecho y feliz; básicamente una buena relación saca lo mejor de ti en todo sentido.

En cualquier caso, estés o no en una relación sana y plena, existe una cosa que puede echar a perder todo: JUNTARTE CON GENTE QUE SEA MALA INFLUENCIA PARA TU VIDA AMOROSA. ¿Simple no?. Puede que parezca simple, o puede que no entiendas del todo de lo que estoy hablando pero vamos a ver si lo puedo explicar mejor.

Conozco a esta mujer, llamémosla Erika, es hermosa, inteligente, con una personalidad divina, exitosa, uno podría decir que es la candidata perfecta para una relación; pero puede que ella sea buena en todo… excepto en las relaciones amorosas donde falla monumentalmente.

Con ella todas las conversaciones van a como su vida amorosa es un fracaso y claro estás conversaciones son en plan de “pobre de mí”, es decir, víctima. Y como si esto no fuera malo tendríamos que ver a sus amistades. La gran mayoría de estos hombres y mujeres tienen pésimas relaciones amorosas, sino es que todos ellos.

Gente a la que le han mentido, la han engañado, les han roto el corazón, los han decepcionado, es decir, relaciones trágicas de novela de Shakespeare.

Sus reuniones son para quejarse de lo mal que les va en el amor, como las relaciones no valen la pena o que nunca encontraran el amor. Puede que sean conversaciones normales, o pienses que no tengan nada de malo, pero viéndolo de otra manera esto de ser la víctima de la “maldad” de las personas con las que salen.

La realidad es que estás conversaciones son como un veneno mental, porque estás historias sólo penetran la mente con todo lo malo de las relaciones, te vuelven negativo y crítico de toda aquella persona con la que sales.

Es entonces que esto cambia la actitud y eso se nota, sabes cuando estás saliendo con alguien que está alerta todo el tiempo. Notas cuando está persona está rodeada por una barrera y no te permite acercarte lo suficiente como para enamorarla, como para que te deje amarla. Y al final terminas desanimado y tú eres el malo de la historia, la mala persona en esas reuniones de amigos en las que se quejan de las relaciones fallidas.

Y no creo que la negatividad de todo esto es algo que ellos vean como parte del problema. Para ellos “las relaciones apestan y las parejas hoy en día piden que cubras estándares demasiado imposibles” o un millón de excusas más.

Es cómo si creyeran que una pareja se basa en sexo o es lo único que quieren todos. Entonces se basan en eso, en buscar aventuras de una noche, o arreglarse para las citas porque todo se basa en como te ves.

¿Trágico? Sí, efectivamente. Así es como todo se va al diablo, con mentes envenenadas con ideas falsas de cómo falla una relación. Con ideas de que “todas” las personas son iguales, que “todos los hombres son unos patanes” o que “todas las mujeres son infieles”. La negatividad de todas las historias que has escuchado en tus reuniones sociales penetraron tu mente. Suena loco pero es verdad.

Veamos las cosas así: ¿En cuántas de tus reuniones escuchas a alguien quejarse de sus relaciones? ¿En cuántas hablan de relaciones fallidas? ¿Cuántas parejas felices se juntan contigo?

Resumamos un poco las cosas, una frase dice “si tienes 10 amigos y 9 de ellos están quebrados, puedes estar seguro que el décimo pronto estará quebrado también”. ¿Entiendes a lo que vamos?  Es lo mismo en el amor, rodéate de gente que está “quebrada” en el amor y pronto estarás igual que ellos. Los grupos sociales influyen en nuestro cerebro lo quieras o no.

Aunque calma todo tiene solución y es una muy sencilla: JÚNTATE CON GENTE MÁS POSITIVA. Gente con relaciones solidas, bonitas, amorosas y pronto serás como ellos.

Los ganadores tienen una vibra “bonita” y eso se pega, así que la gente feliz con relaciones satisfactorias te van a llenar de esa vibra que necesitas para una relación igual. Te darán ideas de cómo lograr esa relación que quieres, si es que en realidad la quieres.

Vamos a experimentar, júntate un rato con “ganadores del amor”, esas personas con relaciones envidiables, calma, no creas que quiero que dejes de ver a tus amigos, sólo que por un rato vas a reunirte con gente de otra vibra.

Verás como cambiará tu forma de ver las cosas, al menos en las relaciones amorosas. Cambiar no es sencillo, pero los cambios pequeños van creando algo grande así que sacúdete la negatividad.

Las relaciones amorosas son algo único, te llenan, te hacen querer ser mejor cada día y crecer como persona. No dejes que tu mente te auto sabotee y decídete a mentalizarte para una relación exitosa.

No hay necesidad de ser cruel con tus parejas, de buscar los defectos desde la primera cita, de creer que todos son iguales, de pensar que te serán infieles desde antes de empezar la relación, etc. Intenta ver las cosas buenas, prueba, no necesariamente el primero resultará ser el amor de tu vida, pero al menos ve las cosas con más positivismo. Cancela los malos pensamientos y ábrete al amor.

Cambia de aires. Suerte.

Comenta en el recuadro