El 8 de marzo es el día internacional de la mujer y me llama la atención toda la sociedad machista que abunda por doquier y que al igual que cuando es una “festividad”, se limitan a dar una simple felicitación “virtual”, “en papel”, o como se le quiera denominar, pero el resto del año es una sombra y un cero a la izquierda por donde se le quiera mirar.

La mujer desempeña un papel súper importante desde cualquier ámbito que se le quiera poner, sea político, empresarial, musical, familiar, social, y hasta en algunos casos siendo el sostén principal de los hogares, debido a que ellas están llenas de fortaleza, lucha, sobrada capacidad, valor incuantificable y en algunas ocasiones con un sacrificio gigantesco que tienen que hacer día a día.

Pero haciendo estadística sólo hay alrededor del mundo 17 presidentas o jefas de gobierno, es decir el 9% del total de 194 países (no estoy contabilizando las naciones no reconocidas, en conflicto, no pertenecientes y anexas), por lo que a ciencia cierta podrías concluir que a nivel político su importancia es bajísima por no decir nula.

Respecto al entorno acerca de recursos monetarios, no necesariamente empresariales aunque algunas si entren en este tópico, sólo existen 197 mujeres multimillonarias de los más de 1,800 que existen alrededor del mundo, por lo que podríamos decir que se mantiene el porcentaje de participación esta vez llegando a un 11%.

Haciendo una recolección de las personas que conforman estas listas hasta pareciera una copia en todas ellas, por ejemplo, Angela Merkel (canciller alemana) tiene el cetro como la mujer más poderosa, y también como jefa de estado, lo mismo sucede con Hillary Clinton que es firme candidata a la presidencia de la nación más poderosa del mundo (aunque siente pasos de Sanders), pero podemos decir de Melinda Gates (empresaria y millonaria), Mary Barra (empresaria y millonaria), Ana Patricia Botín (empresaria y millonaria), Beyonce y no podemos dejar fuera a Lagarde y Yellen.

Las personalidades se repiten en muchos de los extractos debido a que pareciera que no hay un abanico de oportunidades para las mujeres, y lo mismo sucede a nivel México, por ejemplo, basta mencionar a María Asunción Aramburuzabala, Blanca Treviño, Eva Gonda, Gabriela Hernández, Angélica Fuentes y … pareciera que se terminaron entre millonarias y empresarias, y a nivel federal deja mucho que desear pero tampoco se trata de menospreciar y podemos encontrar a Areli Gómez tratando de arreglar el tiradero de Murillo, Claudia Ruíz y hasta cierto punto Rosario Robles, pero de ahí seguimos por el mismo sendero de pocas muy pocas.

Entonces que se podría festejar el día de ayer con una cero apertura, una limitación brutal y que no tenemos que irnos a estas esferas tan grandes, lo vemos en el ámbito sencillo donde muchos de nosotros nos desarrollamos al tener líderes de proyecto misóginos, machistas y siempre anteponiendo la amistad, y a la no apertura del aprendizaje que pueda tener una mujer al prepararse hasta veces un tanto más que el “cuate”.

Y ni hablar de aspectos teológicos debido a que los libros que supuestamente “orientan” la fe, además de tener siglos de atraso y mostrar machismo además de ser misóginos, sea el libro que sea, Biblia, Corán, Torah, Libro del Mormón, etc., no concuerdan con el respeto, derecho y por supuesto crecimiento de la mujer, por ejemplo un apartado del Corán y que al calce dice en su aleya 50, sura 33, parte 22: “¡Profeta! Hemos declarado lícitas para ti a tus esposas, a las que has dado dote, a las esclavas que Dios te ha dado como botín de guerra, a las hijas de tu tío y tías paternas, y de tu tío y tías maternas que han emigrado contigo y a toda mujer creyente, si se ofrece al Profeta y el Profeta quiere casarse con ella…” (Sin comentarios)

Y qué decir de lo ocurrido el día de ayer en India (hasta pareciera que no estamos en el siglo XXI) cuando una mujer fue quemada por su propia familia por tratar de huir con otra persona que no era su esposo.

La mujer debe seguir buscando sus espacios y los suficientes motivos para sobresalir, conozco muchas mujeres que tienen sobrado potencial y no necesitan ni necesitarán jamás el permiso de un tercero para ser suficientes fuertes y sobre todo exitosas.

Comenta en el recuadro