El sábado pasado fue día de cita doble. Una pareja de amigos, junto con mi novio y yo, decidimos salir a comer y pasar un buen rato.

La opción fue un pequeño restaurante de comida japonesa de la Zona Rosa, Mikafe, sobre la calle de Oslo (entre Reforma y Hamburgo).

Con apenas una decena de mesas, éste lugar es ideal para una comida o cena íntimas con tu pareja o amigos. La especialidad, por su puesto, es la comida japonesa, y cierto es, no puedo quejarme al respecto.

Con un menú que va desde entradas como takoyakis hasta postres como tempura de plátano cubierto de coco, acompañado de crema dulce de coco, la variedad es muy buena.

El servicio, algo tardado a veces, lo compensan las buenas porciones (típicas de la comida asiática) y un delicioso toque de sabor. Recomiendo ir en fin de semana, no es un lugar que se abarrote, al menos en estos días lluviosos (aunque no puedo decir lo mismo de cuando sobre Reforma se encuentra la Feria de las Culturas Amigas, es el horror), esperar a la mesera con el menú, tomar Calpis de grosella y disfrutar de un ambiente tranquilo, vagamente interrumpido por animaciones japonesas en las pantallas.

Calificación: 9/10.

Qué comer: Lo que sea, todo es preparado al momento. Si tienen suerte y el postre del día es el tempura de plátano con coco, no lo duden.

Advertencia: Si bien su comida japonesa es deliciosa, pasen de los pocos platillos coreanos que ofrecen. No saben coreanos. Para eso, les recomiendo ir al BiWon.

Precio: Dos personas comen MUY bien, por menos de 250 pesos.

 

Comenta en el recuadro