En esta ocasión quiero hablarles de una de mis películas favoritas y la cual quizá muy pocos de ustedes conocen Hedwig and the Angry Inch, bueno, originalmente es un musical de 1998 transformado en una maravillosa película del año 2001.

Narra la historia de Hedwig, “El nuevo muro de Berlín” como se autodenomina (hombre y mujer), un cantante de punk rock transexual del este de Berlín quien a través de una gira por los Estados Unidos nos va contando la historia de lo que ha sido su vida mientras sigue a su ex novio, ahora un cantante famoso, que ha robado todas sus canciones haciéndolas pasar por suyas.

Protagonizada por su director y escritor, John Cameron Mitchell, la historia se narra a modo de monólogo y se encuentra musicalizada en muchas de sus partes dando a conocer los orígenes de Hedwig, antes Hansel, su cambio de sexo para salir de su país de origen y como fue traicionada por el muchacho a quien ella amaba.

Hedwig and the Angry Inch, no es sólo la búsqueda de Hedwig por obtener su reconocimiento en la fama de su ex novio, o la búsqueda del amor sino la búsqueda de sí mismo y aceptarte tal cual eres sin verte a través de los ojos de los demás.

Un poco de drama, un poco de romance, música y comedia son la mezcla explosiva que John Cameron Mitchell nos regala en esta historia donde aprendemos que no importa por lo que hayamos atravesado para llegar a donde estamos, lo mucho que hemos cambiado con el paso de los años sino lo que nosotros vemos en nosotros mismos.

Conozco muy poca gente que sabe de la existencia de este filme, pero todos coinciden en algo: les ha impactado y ha hecho una diferencia en sus vidas. Pienso en la primera vez que vi este filme, fue mágico, un transexual, bastante atractivo, con una banda de rock y actuando en un escenario donde lo veía gente de todo tipo incluso de la tercera edad. Escandalizadas señoras y señores que no podían creer lo que veían y menos que Hedwig hablara abiertamente sobre su cambio de sexo, pero sobre todo el valor y la entereza que tenía ella al hacerlo.

Como adolescentes encontraban un filme que demostraba que no importa que tan diferente seas y si el mundo te acepta o no, ser diferente siempre será algo bueno mientras nunca permitas que tu vida se torne monótona y aburrida al punto en que te fastidies de ti mismo. Una inspiración a no ser únicamente lo que los demás esperan que seas sino lo que siempre has soñado.

Como historia de amor, Hedwig nos habla de todas las personas que pasaron por su vida llegando a Tommy, una historia de pareja donde uno aporta más que el otro y al final el que más da es el que termina perdiendo. Podríamos verlo como algo típico, pero a través de este romance aprendemos que tal vez no existe nuestra otra mitad, que pasamos la vida buscando algo que no existe porque nadie es perfecto y que quizá nuestro “viaje” para encontrar el amor empieza por amarnos a nosotros mismos; aceptarnos y saber que podemos ser lo que queramos sin importar si la gente entiende o no. Tu amor propio es algo que nadie te puede arrebatar.

¿La historia en sí? Bueno, Hansel, un chico nacido en Berlín conoce en su adolescencia al sargento Luther Robinson. Enamorado decide casarse con él, para lo cual será sometido a una operación de cambio de sexo la cual no resulta del todo exitosa, sino que lo deja con una “pulgada” disfuncional de carne entre las piernas por lo cual la película (y la banda de Hedwig) llevan ese nombre. Tras mudarse a Kansas, Luther deja a Hedwig por un hombre en su primer aniversario, dejando a Hedwig a su suerte. Ella decide formar una banda de rock con algunas mujeres  koreanas, esposas de sargentos. Trabajando como niñera conoce a Tommy  Speck de 16 años, de quien se enamora y al cual le enseña todo lo que ella sabe sobre rock y con quien comparte sus canciones. Tommy Gnosis, como lo nombra Hedwig, lo traiciona volviéndose famoso al robar sus canciones sin darle ningún crédito por ellas. Decepcionada, Hedwig comienza una gira persiguiendo a Tommy buscando que él reconozca su aportación a su carrera, la cual será un viaje también a través de su vida y sus experiencias.

Espero se den la oportunidad de ver este filme y si encuentran más mensajes por ahí mientras lo hacen, no olviden decírmelo. Suerte.

HedwigSlide_004L

Les dejo un link donde pueden ver la película subtitulada:

Duración: 1 hr. 30 min.

Genero: Drama, musical, comedia

Director: John Cameron Mitchell

Escritor: John Cameron Mitchell

Música: Stephen Trask

Imágenes de: http://www.badmovies.org/movies/hedwig/hedwig1.jpg y http://www.rockymusic.org/img/hedwig/HedwigSlide_004L.jpg

3 Comentarios

  1. Una de mis películas favoritas también! Su soundtrack es increíble, glam, rock, visceral y melancólico. Cameron Mitchell muestra un oficio no típico en directores con tan poca experiencia (en el momento en que la filma)
    Mi canción favorita es The origin of love y la secuencia más padre creo que es el momento en que “Bautiza” a Tommy Gnosis, interpretado por el en ese entonces súper chavito Michael Pitt.

    • Me da gusto saber que alguien más ha visto esta película. Me encanta este filme sobre todo por los mensajes que a mi parecer tiene. Definitivamente The Origin of Love es de las mejores canciones del soundtrack y la escena para mi seria cuando Tommy Gnosis interpreta Wicked Little Town.

Comenta en el recuadro