Stranger Things 4 ¿Era necesario añadir más violencia?

Respuesta corta: Sí. Al final de la tercera temporada, Joyce se llevó a sus hijos Will y Jonathan junto con Eleven a California para empezar una nueva vida. Mientras tanto, Dustin, Mike, Lucas y Max siguen en Hawkins. Hopper sobrevivió al final de la tercera temporada y fue trasladado a una prisión rusa. Desde que vimos todo esto en pantalla han transcurrido tres años, pero dentro de la historia solo han pasado seis meses. Esto establece Stranger Things 4 en tres lugares diferentes con los personajes separados, temporalmente. Yendo y viniendo entre California, Hawkins y Rusia, hay mucha emoción, acción y sangre para todos. Sin olvidar el gran misterio y los flashbacks sobre por qué Eleven es como es y en qué puede convertirse.

Sin embargo, personalmente, lo que me resultó más llamativo de esta temporada es el peculiar retrato que hace de las enfermedades mentales. No cabe duda de que esta temporada es la más oscura, la más violenta y la mejor en muchos sentidos.

Stranger Things 4 más oscura, más violenta… más larga

Las tres últimas temporadas han estado muy influenciadas por las películas de ciencia ficción, suspenso y comedia de los años 70 y 80. Ha habido una gran sensación de Steven Spielberg y John Hughes  en esas tres primeras temporadas, solo por nombrar a algunos. Pero en la cuarta temporada, los elementos se cruzan con un ambiente más parecido al de Pesadilla en Elm Street en más de una ocasión. Es fácil verlo cuando los personajes tienen pósters de estas películas en sus paredes.

Una de las mayores controversias hasta ahora sobre esta temporada es la duración. Hasta ahora, cada episodio dura una media de 90 minutos y el final dura dos horas y media. Eso es mucha televisión, pero los hermanos Duffer han logrado no alargar las cosas con insufribles episodios de relleno. Cada episodio tiene la suficiente emoción, acción y comedia como para no decaer en ningún momento y mantener a la audiencia al borde de sus asientos mientras se revelan migajas de pistas sobre lo que realmente está sucediendo en Hawkins en este momento.

Hay un nuevo monstruo maligno en la cuarta temporada y es más diabólico, siniestro y salvaje que los anteriores. Es más humano en su anatomía y físico, y reina el terror sobre la gente de Hawkins de una manera aterradora que rompe los huesos y arranca los ojos. Pero lo que esta temporada hace por primera vez dentro de la serie es usar estos monstruos para hablar de los problemas de salud mental de forma metafórica, enriqueciendo aun más la historia.

Metáforas y problemas mentales

Como en cualquier gran película de terror (o quizás en el cine en general), gran parte de la narrativa y del desarrollo de los personajes se basa en el trauma, en este caso, específicamente en los acontecimientos de las temporadas anteriores de la serie.

Vecna, el malvado monstruo antagonista de la cuarta temporada de Stranger Things, se alimenta literalmente de los recuerdos traumáticos de sus víctimas. Obviamente, esto es un guiño directo a Freddy Krueger del clásico de terror de los 80.

Pero también es una representación metafórica de la depresión y otros problemas (conflictos familiares, problemas alimenticios, etc…) que enfrentan estos personajes. No es casualidad que todas las víctimas de Vecna lidien con sus problemas en silencio hasta ser destruidos por dicho moustruo. Lo que se puede interpretar también como si Vecna es en ralidad el problema mental que acaba con sus víctimas.

La influencia de la violencia contemporánea

El género de acción está estrechamente ligado al género de terror, ya que comparten muchos elementos cinematográficos como el suspenso y la creación de tensión. Como Stranger Things se ha abierto camino a través de sus diversas referencias a los años 80, tendría sentido que la serie se asentara en más tropos de acción eventualmente.

Y es que esta última temporada de Stranger Things, que aparentemente tiene lugar sólo meses después del final de la tercera temporada, parece una versión mucho más adulta de la misma historia. Los niños parecen (y actúan) mucho más mayores, los temas se han vuelto más oscuros, y sí, incluso la violencia parece haber aumentado significativamente.

Sin embargo, la acción en esta última temporada de Stranger Things no es sólo la acción al estilo aventura, también hay mucha acción más cruda y contemporánea como la de John Wick o Mad Max.

Tal vez el mayor argumento para los que quieren ver este aumento de la brutalidad en sus proyectos se reduce normalmente a querer más realismo. Vivimos en un mundo violento y brutal, así que para crear una película o un espectáculo realista, hay que recrear ese nivel de brutalidad, o el público pensará que es falso.

No digo que ese sea mi argumento, pero ciertamente parece que los realizadores de Stranger Things están tratando de «madurar» su serie y hacerla más parecida al resto del cine convencional. Aunque las tramas sigan siendo obviamente irreales, ya que tratan de elementos sobrenaturales como monstruos y mundos al revés. Si quieres que tu thriller de terror sobrenatural parezca más real a pesar de su premisa, siempre puedes hacerlo más brutal y violento.

En general, esta brutalidad e hiperviolencia añadidas representan varias decisiones interesantes por parte de los cineastas (en este caso, los hermanos Duffer) respecto al tipo de proyecto que querían crear. Podrían haber mantenido las cosas como estaban y confiar en muchas de las mismas técnicas clásicas de mostrar pero no contar de las primeras temporadas de Stranger Things.

Sin embargo, como sus personajes y su público han crecido bastante, han optado por tomar un camino ligeramente diferente y dar a su proyecto más peso emocional. A tenor de las primeras cifras y críticas, esta decisión parece ser la correcta, ya que tanto el público como la crítica están respondiendo de forma bastante positiva a este cambio de estilo.

Sin duda, estas decisiones se discutieron profundamente a medida que se desarrollaba esta nueva temporada y se hicieron por buenas razones temáticas que tenían sentido para el equipo. Sin embargo, con la noticia de una quinta temporada final de Stranger Things en camino, tendremos que reagruparnos de nuevo y ver qué dirección eligen los realizadores para llevar el siguiente capítulo.

NM
NM
Amante de las películas y las series. Intento de escritora. Entusiasta de la cultura pop

Leer más

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizá te interesa

Recién publicados

Barbaro funciona porque los protagonistas no tienen sentido común

Barbaro esta protagonizada por Bill Skarsgård, Pennywise en IT. Dirigida por Zach Cregger. Recién salidita del horno para estrenarse en el cine y por la...

Qué es la fotodepilación y cuáles son sus ventajas

¿Sabes lo qué es la fotodepilación y cuáles son sus ventajas? Aunque existen muchos tratamientos temporales para eliminar el vello no deseado, como la...

Crítica: Look Both Ways, la película más optimista del año

En el cine, la década de los noventa se caracterizó por muchas películas inofensivas; historias contadas desde la perspectiva más inocente. Las películas de...