La esquina de Dr. Atl y Manuel Carpio, en Santa María La Ribera, es probablemente una dirección que querrán anotar.

Yo no me la creía, me dio un ataque de risa cuando vi al mesero llegar con mi quesadilla de pastor (con queso, porque si no, no es quesadilla). Mi novio la comparó con el tamaño de su brazo y todos nos empezamos a reír.

Una quesadilla de 45 centímetros. Casi medio metro de sabrosura. Ese día hubo quien se animó a comerse dos, pero bueno, sí íbamos con hambre.

Las Jirafas y La Mula es un restaurante que queda a contraesquina de la Alameda de Sta. María La Ribera. Es famoso por esas quesadillotas (mejor conocidas como jirafas) que les menciono antes y que pueden acompañar con cerveza, agua de frutas o refresco. Tiene ese ambiente de cantina pero mobiliario de restaurante de comida rápida (eso es un fail para mí).

Son famosas y son ricas, además, tienen variedad de sabores que no esperarías encontrar en cualquier otro lugar, como la Hawaiana BBQ o de Costilla con tocino y queso. Lo malo es que hay que llegar relativamente temprano para que tengan de todo (incluidos los acompañamientos: lechuga, rábanos, verduras en general), y a veces los meseros son MUY distraídos.

De cualquier forma, no se pueden perder la oportunidad de probar una de estas monstruosidades.

Calificación: 7/10.

Qué comer: Jirafa Hawaiana BBQ para los exóticos, para los clásicos, Huitlacoche con queso.

Advertencia: Siempre hay mucha gente.

Precios: Comes bien (dos jirafas y agua o refresco) por aproximadamente $200.

Comenta en el recuadro