Un cadáver reposa en el pavimento, el cuerpo inerte del individuo queda inmortalizado en un recipiente que refleja la identidad de alguien que no volverá . El asesino mira su creación, el lienzo está terminado, la sangre bordea sus manos y le recuerda cómo llegó ahí. El espectador desconoce sus motivos, no pacta con el baño de sangre ni con la víctima, todo es parte de un desconcierto sin un contexto previo, cada detalle construye el relato que puede alterarse con la más mínima intervención.

El huesped invisible

Narración concatenada

Oriol Paulo es un director español que tiene en su haber apenas 2 películas (El Cuerpo) y la que nos compete: Contratiempo. Con críticas desiguales hay quienes posicionan la obra como una salida fácil y complaciente al cine policíaco y relacionado a los crímenes, mientras que otros lo posicionan como un innovador rompecabezas que construye un retrato.

La trama nos presenta a Adrián Doria, un exitoso empresario relacionado con Laura Vidal, una fotógrafa. Su relación representa un escape a las realidades que ambos enfrentan a diario, todo transcurre de forma normal hasta que un accidente los obliga a encarar las consecuencias de un prontuario.

La pareja asesina a Daniel Garrido tras un confuso accidente, decididos a dejar todo atrás sepultan el caso y tratan de borrar cada posible conexión. El detalle residirá en cómo cada detalle y huella dactilar cuenta y los carcome a largo plazo.

La forma en cómo Oriol relata la historia se adapta un ritmo gradual, que se extiende y puede llegar a ser largo, fomentando la falta de interés porque implica el cambio constante de los actores y de los hechos. El director le otorga un espacio a los silencios y a las escenas donde la música protagoniza las reacciones.

reseña película contratiempo

Cada personaje tiene un peso y un vínculo con el asesinato y esto determinará cómo se presenta la imagen que conocemos en el presente. Claro está, no es una película para todo el mundo, más si para aquellos que sean fanáticos del género y que busquen una propuesta que destaque en el entramado español.

Oriol conmociona y aturde al espectador pero también le va dando inferencias a lo largo del film para construir sus propias teorías. La historia se plantea casi como si fuera inspirada en una novela policíaca, su factor cuestionable giraría en torno a la credibilidad. Recuerda a obras similares a Gone Girl.

Recomendada sin duda.
Nos vemos en la próxima
@Chdnk

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre