Ya saben que yo siempre ando en los eventos más ñoños de la ciudad y Campus Party no iba a ser la excepción. A diferencia de varios de mis compañeros del blog, yo tenía pase como campusera, no como prensa y pues me emocionaba mucho asistir.

Campus Party 2013 fue el marco perfecto para la tecnología, la innovación y, sobre todo, la ñoñez.

Más de 8 mil personas reunidas para hablar sobre tecnología, computación, robótica, videojuegos y socialmedia. Entre conferencias, ponencias, concursos y freebies (¡freebies!), el aprendizaje llenó Expo Bancomer Santa Fe.

Campus Party fue además la oportunidad de conocer a los colaboradores del blog y de darme cuenta de lo diferente que soy a la mayoría, pero también de todas las cosas que tenemos en común. Convivimos un rato, pero ese rato fue significante.

Me encontré además, con amigos a quienes no veía desde hace tiempo y con otros que casi siempre andan por ahí (como el buen @GaiderAbdul, de La Covacha) , y el descubrimiento de la semana, fue darme cuenta que soy la rara entre los raros del blog (confirmado por el jefe, ja).

Mientras ellos se querían ir de fiesta, yo tenía que ir a una tienda de cómics. Mientras la mayoría se registraba para la Epic-Con, yo me había registrado meses antes, mientras ellos hablaban de gadgets, yo hablaba de cómics. Me veían raro a veces, confundidos, pero me dio mucho gusto poderles compartir un poco de lo que amo, y aprender de ellos un poco de lo que ellos aman.

Campus Party me dejó conocer en persona, por fin, a Sorlak, mi ídolo geek y a quien le agarré un cariño tremendo por ser, además de muy interesante e inteligente, una persona infinitamente amable y buena onda, que nos dejó varios consejos y enseñanzas que, sin duda, aplicaremos.

Con Sorlak en Campus Party.
Con Sorlak en Campus Party.

Sin duda fue una experiencia memorable y, mi novio y yo, ya estamos planeando el próximo año en Zapopan, para la siguiente edición de Campus Party.

Les dejo un video de la competencia (que no era competencia) de robots de Campus Party, un momento que nos tuvo enajenadas un buen rato.


 

[alert type=alert-blue ]¡Larga vida a los ñoños![/alert]

Comenta en el recuadro