Qué es la transparencia ?

La transparencia, de acuerdo a la Real Academia de la Lengua, significa “cualidad de transparente”, es decir, claro, evidente, que se comprende sin duda ni ambigüedad, suena bastante simple y super sencillo de entender para cualquier persona, entidad o Institución de Gobierno ¿no es así?

Pues bien, el día lunes Peña Nieto promulgó la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, después de hace más de 12 años que se presentara la primera legislación al respecto, pero ¿en realidad sirve crear y crear leyes que a todas las Instituciones les importa un comino? y para muestra basta un botón.

De acuerdo a todos los artículos transitorios, existe un período de gracia para que todos “arreglen su cochinero”, es decir, Congreso de la Unión, Legislaturas de Estados y ALDF tienen un año para “armonizar”, y no obstante con eso el artículo décimo tercero transitorio indica: “Las obligaciones genéricas y específicas que corresponden a las Cámaras del Congreso de la Unión se harán efectivas conforme se implementen los programas de reorganización administrativa”; da la impresión que si ellos presentan el programa el 30 de agosto de 2015 (fecha límite) con adecuación hasta dentro de 2 años, ¿pueden tardarse discrecionalmente todo ese tiempo?

Y no obstante con lo anterior, tienen el descaro de limitar la “transparencia” de los siguientes apartados:

  1. Las obligaciones de transparencia “comunes”,
  2. las obligaciones de transparencia específicas de los sujetos obligados (dícese cualquier autoridad, entidad, órgano, y organismo de los Poderes de la Unión, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos, fondos públicos, y servidores públicos con acceso a recursos públicos),
  3. las obligaciones específicas de las personas físicas y morales que reciben y ejercen recursos públicos o ejercen actos de autoridad,
  4. las obligaciones específicas en materia energética.

con limitación me refiero que sólo se podrá disponer de información a partir del día 5 de mayo de 2015, debido a que no estaban contempladas en la LFTyAIPG y estatales vigentes, o sea, BORRÓN Y CUENTA NUEVA.

Es increíble que a estas alturas del partido quieran seguir dando “atole con el dedo” a la población y hacer creer que todo mejora y es brillante, reluciente y hay cambios de fondo para que toda la población se dé cuenta que todo es mejor y no hay nadie que pueda superar estas “grandes reformas”.

Tal vez muchos nos quedaremos esperando por mucho mucho tiempo que ha sucedido con todo el presupuesto otorgado a los “sujetos obligados”, y claro porque no comenzar por ejemplo con el Sr. Padrés y sus perdones fiscales (suyos y terceros), Moreira y todos los desvíos, Bours y sus desvíos en Sonora, y que decir de los demás estados gobernados todos por diferentes colores y sabores.

Y hablando de poco transparente que decir del actual gobernador de Colima Mario Anguiano que aunque usted no lo crea reprobó el examen del polígrafo (comúnmente denominado “detector de mentiras”, basado en el registro de repuestas fisiológicas, es decir, presión arterial, ritmo cardíaco, frecuencia respiratoria, etc.), al preguntarle sus posibles relaciones con el “narcotráfico” y ¿qué ha sucedido? Claro NADA, el equipo de comunicación social dijo que DIRÁN EL POR QUÉ DESPUÉS DE LAS ELECCIONES, ES DECIR, EL 8 JUNIO, una vez más sólo sucede en Los Simpsons y en México.

Peculiaridad

El día domingo en el periódico The New York Times se publicó un desplegado donde extrañamente no aparecen ni la figura uno ni la figura dos del Gobierno Federal, hablamos de Peña Nieto y Osorio Chong, sólo aparecen Videgaray y Joaquín Coldwell y varios empresarios hablando de “México está destinado a convertirse en la verdadera estrella de América Latina en el corto plazo, y un jugador global más durante la próxima década”.

Cuestiones tan impresionantes y de gran lucidez hacen que a veces me crea que esto se convertirá en realidad.

Comenta en el recuadro