Parafraseando aquella frase épica utilizada en la campaña electoral de Bill Clinton en el lejano 1992 para derrotar al candidato George Bush Sr por la presidencia del país más poderoso del mundo, viene a colación por los recientes hechos de violencia, bloqueos, saqueos, impunidad, cierres y toda una serie de eventos desafortunados hechos por la sociedad mexicana como punto de partida el “gasolinazo”.

El regalo de Navidad y Año Nuevo para la población mexicana como ya lo dijimos en la columna anterior sólo es la punta del iceberg de la desvergüenza, falta de tacto, estupidez legislativa, tecnócratas con “políticas” económicas deleznables, pero sobre todo insensibilidad, y un verdadero estudio de factibilidad e impacto social, aunado al hambre de poder cubrir el presupuesto aprobado por la misma miseria de siempre que se va y se sienta esperando a ver qué sucede.

Los eventos lamentables acontecidos el día de ayer en tiendas departamentales de ninguna manera tienen que ver con una protesta social pacífica y que busque una manera de demostrar su inconformidad, su rechazo, pero sobre todo hacerle saber a los representantes “populares” la desaprobación, y por tanto deben ser castigados las 46 personas detenidas, ya se ha dicho que la violencia únicamente genera violencia.

El hartazgo de la sociedad mexicana

Está por demás justificada sobre todo porque ninguno de los políticos que aprobó, sostiene y mantendrá (eso creo) esta estupidez ha salido a dar la cara y de verdad no sólo a escupir estupidez (dixit José Antonio Meade y Miguel Messmacher), es lamentable que traten de justificar algo que no tiene ningún tipo de justificación, y sólo expresar que es “competitivo y no tendrá impacto en nada más”.

La corrupción, el saqueo descomunal en todos los niveles de gobierno sólo ha generado esto, que el gobierno no sepa de donde obtener recursos, más que de la clase media así como de empresarios y por supuesto de la base gravable “cautiva”, los impuestos a los combustibles fósiles tienen por supuesto transferencias estatales y por eso también están calladitos, para que puedan seguir robando a diestra y siniestra los “virreyes” y que a la fecha continuamos esperando a la autoridad a que haga algo por detener a estos delincuentes de cuello blanco.

En la desfachatez del derroche presupuestal se dio a conocer que una vez más la ridiculez de una institución, que desde mi punto de vista no aporta nada, que se dedica a la democracia, el INE al igual que toda la bola de parásitos legisladores se hayan otorgado ¿por qué no? un bono de fin de año y no obstante con eso se les otorgue un Smartphone de gama alta (iPhone 7 plus), al fin que los recursos vienen de la población y el servicio es pagado por la población y todo viene de la población, qué más da, la insensibilidad y estupidez de todos los Consejeros sólo representan una cosa DESFACHATEZ.

Por increíble que parezca, y dados los acontecimientos, sigue sin aparecer el dizque “presidenciable” Miguel Ángel Osorio Chong, y ya no mencionar al disque “presidente” Peña Nieto, que ¿por qué debería interrumpir sus vacaciones?, ¿cómo por qué o para qué?, de este tamaño es la inmundicia de este país.

Peculiaridad

Y para seguir con reseñas de personajes “notables”, resulta que “el que robó poquito” (INCREÍBLE DÓNDE ESTÁ EL SAT, PGR, CISEN, etc.) conocido como “Layín”, sigue dando de qué hablar al trasladarse y obsequiar un automóvil en una fiesta (ESTÚPIDA Y PATROCINADA POR CUALQUIER MEDIO), pero lo lamentable es que dice que irá por la gubernatura de Nayarit, ¿qué espera la autoridad para revisar lo que hace en San Blas, ¿van a esperar a que se robe todo el Estado?, ¿esperará a que siga siendo financiado, dicen por el crimen organizado?

Área de comentario

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre