De seguro habrán escuchado hablar del clásico de la literatura inglesa escrito por Aldous Huxley “Brave New World” (traducido como “Un Mundo Feliz”). Es una novela cuyos planteamientos han inspirado a variados cineastas, artistas e incluso pensadores. Al ser un clásico, se recomienda por sí mismo; pero existen ocasiones en las que incluso los clásicos pasan desapercibidos o no llaman nuestra atención, lo que da lugar a que maravillas queden sepultadas para la imaginación de algunos lectores. Es por ello que he escogido tratar sobre este título.

Huxley presenta un mundo con un orden, una sociedad estable programada para ser feliz; para ello, la monogamia, el individualismo y las familias, entre tantos factores que, de acuerdo con la filosofía planteada a lo largo de la novela, nos hacen infelices son eliminados o controlados. Se plantea, grosso modo, un mundo en el que las pasiones son controladas. Todo va bien hasta que algunas personas un poco diferentes del resto comienzan a aventurarse fuera y dentro de tal.

Es una novela que no sólo nos captura con su narrativa, sino que nos incita a la reflexión y el análisis entre sistemas socio-económicos, y quizá incluso nos orille a la re valoración de ideologías políticas.  Los exhorto a deleitarse con la obra maestra de Huxley, Un Mundo Feliz, ya sea por el interés de disfrutar de una breve novela o por la curiosidad de cómo funciona esa sociedad que tomaría lugar en el año 2540 de nuestra era.

Fuente de imagen: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Aldous_Huxley.JPG?uselang=es

Comenta en el recuadro