Pacto por México III

 

3.- Acuerdo para la seguridad y justicia.

 

Continuando con un breve bosquejo, llegamos a un punto sumamente sensible de unos años para acá en el país debido a la “ola” de violencia que se ha desatado en todos los sentidos no importando edad, sexo y condición social, aplica por igual.

 

Hasta el día de hoy se tienen identificadas células denominadas de “autodefensa”, que dada la poca seguridad y confianza en los cuerpos policiacos, la sociedad se ha organizado para proteger los pocos bienes que tiene en su poder, pero por qué llegar a estos extremos nada sanos que sólo ponen en evidencia (aún más) el descontrol total de un plan de seguridad que no funciona y que día a día sólo provoca muertes.

 

Conforme al acuerdo, se tiene programado implementar un Plan Nacional de Prevención y Participación Comunitaria, el cual incluye una implementación muy ambiciosa pero que va ligada a los otros acuerdos descritos en columnas anteriores, como son los programas de empleo, así como la “cruzada nacional contra la pobreza” y que decir de el mejoramiento de todo el aparato educativo.

 

Es imperativo mencionar y recordar que la justicia en México, sólo sirve para quien puede pagar su libertad, aún y cuando los delitos sean considerados como graves, y que decir de burlarla de la forma más vil (dígase el candidato “finado” que ganó la elección) y los demás delitos en contubernio con unos magistrados sumamente onerosos para todos (más de 600,000 pesos mensuales).

 

Uno más de los puntos es la reforma a la Ley de Amparo, que de acuerdo a especialistas ha sido modificada en beneficio de los ciudadanos, y de acuerdo a ellos no existen grandes modificaciones, sólo se ha “reglamentado” lo que ya se venía haciendo en el práctica, es decir, el beneficio ya existía, sólo que ahora esta por escrito, así mismo queda en el limbo la modificación de los estándares de calidad en los ministerios y servidores públicos.

 

Tristemente el día de ayer se dio a conocer que México es el primer lugar en sobornos a nivel Latinoamérica, como es posible que las personas del gobierno (no estoy excluyendo al sector privado) sigan con este mismo patrón tan deleznable a nivel mundial, y claro que para un sobornador debe existir un sobornado que acepte hacerlo en vez de denunciarlo, e ir matando poco a poco este mal que lo único que hace es que la cadena de injusticia social, empresarial y de igualdad se vaya perdiendo a cada momento.

 

La mejora de la seguridad y justicia en México debe ser verdadera y sin “excepciones”, y claro sin nepotismo (ejemplo claro y actual el exministro millonario Genaro Góngora Pimentel), lo mismo con los hijos de la expareja presidencial, dígase los hermanos Bribiesca, exgobernadores (llenándose de amparos, (dixit) Reynoso Femat, y seguimos esperando al súper becario Moreira), y se puede seguir con la lista, pero sería interminable, y también no dejar pasar la justicia respecto a Derechos Humanos, y que decir de toda la seguridad de la población en la frontera y no ir tan lejos, lo vemos todos los días en las calles de la Ciudad de México y Zona Metropolitana.

 

Imagen tomada de: www.libertad-expresion.org.mx

Comenta en el recuadro