Primero que nada, establezcamos:  ¿qué es Spotify? (por qué habrá quienes quizás aún no conocen el término o la aplicación en sí).

Spotify  es un software (ya que, a diferencia de otras plataformas, este requiere de instalación), el cual tiene como función la reproducción de música vía “streaming”, este se encuentra disponible en los sistemas operativos Microsoft Windows®, Mac OS X®, Linux®, Windows Phone®, Symbian®, iPhone®, Android® y BlackBerry®, por lo cual se le denomina “multiplataforma”. Esta aplicación nos permite escuchar temas musicales (buscando por nombre del artista, del álbum, etc.), hacer playlists completos diseñados por los usuarios, seguir listas de reproducción creadas por disqueras, artistas o los propios contactos de Facebook que estén inscritos.

Spotify-Playlist

Este programa “on-demand” fue lanzado el 07 de octubre de 2008 en Europa (cabe mencionar que la sede de Spotify se encuentra establecida en Estocolmo, Suecia; motivo por el cuál se eligió al mercado europeo como el primero en disfrutar de esta aplicación), su implantación en otros países a nivel mundial inició en 2009. Llegó a México el 15 de abril de este año, teniendo a Coca-Cola® como “bastión” y llegando de la mano de la misma (Se abrió un período “tester” especial para aquellos que se inscribían en el sitio de internet de la refresquera). Se dice que la plataforma tardó en llegar a México, ya que consideran al mercado de nuestro país como uno de los pilares a nivel Latinoamérica, motivo por el cuál se aseguraron que toda la campaña de lanzamiento, los spots, los menús, recomendaciones, etc., o sea, todo Spotify estuviera adecuado al 100% con la exigencia del consumidor mexicano.

La empresa, hasta el momento, ha firmado acuerdos con las disqueras Universal Music, Sony BMG, EMI Music, Hollywood Records y Warner Music entre otras.

Esta plataforma considera a 3 tipos de usuarios o tipos de cuenta: “Free”, donde el streaming se ve frecuentemente interrumpido por publicidad, y que solo está disponible para 1 equipo con conexión a internet (PC); “Unlimited”, donde se elimina la publicidad, no hay restricción de reproducciones, pero continúa con el límite de 1 equipo con conexión a internet, el precio es de $49 pesos MX mensuales; y, por último, “Premium”, con el cuál tienes acceso a tus listas de reproducción hasta en 3 equipos, teniendo como opción también la App para Smartphone y Tablet, calidad de reproducción hasta de 320 K, acceso a muchísimas mini-apps que ayudaran a administrar tú música (Lazify), a descubrir nueva música (Billboard Top –charts, Soundtracking, Playlists.net, etc.), o incluso, a definir playlists de acuerdo a tu “mood” o a la actividad que lleves a cabo en ese momento (MoodAgent, Last.fm, Digster, etc.) , y tus playlists estarán disponibles incluso si no tienes conexión a Internet, por el precio de $99.00 pesos MX mensuales.

Spotify-App

En marzo de 2013, se calculó que Spotify ya cuenta con más de 24 millones de usuarios registrados en los países disponibles, de los cuales, más de 6 millones son de pago.

Yo soy usuaria de Spotify desde el día de su lanzamiento en México, y, francamente, como todo, tiene sus pros y contras. Sin embargo he de confesar que, francamente, amo con todo mi corazón a Spotify. Gracias a éste, mi celular ya no está atiborrado de música, tengo música que no había encontrado antes, tengo acceso a listas de reproducción por demás interesantes, música nueva, música no tan comercial y una calidad de reproducción que no se encuentra en Grooveshark o Pandora. Y, fue gracias a este servicio, que tuve oportunidad de escuchar, mucho antes de la salida del CD a la venta, la última producción de una de mis bandas favoritas: Daft Punk, con su Random Access Memories.

Sin embargo… vaya que tiene sus “peros” también.

Costo-Beneficio.

A mí, particularmente, me molesta sobremanera el tema de los comerciales, y es por eso que cuento con una cuenta “Premium”, sin embargo, mucha gente se ha retirado de Spotify por el mismo motivo. Además de que el servicio no es precisamente barato para el consumidor promedio (estamos hablando de un gasto anual de $1,188.00), suma que no muchas personas están dispuestas a desembolsar por “música que realmente no es tuya”, entiéndase que no poseer música, en este aspecto, es no tener el CD o LP en físico, o que no se tiene un archivo, como es el caso de descargas de Itunes® o Amazon®, entre otras. Aquí nos encontramos con la primera gran controversia de Spotify.

Disponibilidad de Catálogo – El debate con “Las grandes Bandas/Músicos”

Frustra, la verdad, no encontrar la música de tus bandas o cantantes favoritos. A mí ya me pasó con Muse, Bruno Mars, Sleeping with Sirens, entre otros. Incluso BANDAS como Beatles, Led Zeppelin, The Doors, o AC/DC, no se encuentran entre la música disponible de Spotify, y, si hay algo disponible de ellos, es lo mínimo. ¿El motivo?, que estos argumentan que la cantidad que la empresa sueca paga por los derechos de reproducción de su música no se equipara con los ingresos que ésta percibe por dicha actividad.

Spotify-Muse

Uno de los grandes detractores de este software es Thom Yorke, vocalista de Radiohead y Atoms for Peace. Este retiró de las “arcas” de Spotify su trabajo solista de 2006 “The Eraser”, argumentando que “Les pagan una miseria (de hecho, la palabra textual que utilizó fue “mierda”) con este modelo de reproducción”. Otro de los enemigos declarados de Spotify es Nigel Godrich, amigo de Yorke, fundador de Atoms for Peace junto con el último y productor/ingeniero de audio de bandas de alto perfil tales como Beck, U2, Travis y R.E.M.

“… De haber existido Spotify en 1973, no se habría grabado The dark side of the Moon;  es malo para la música”  – Nigel Godrich, en su cuenta de Twitter.

Hace dos años, Lady Gaga declaró haber recibido en 2009 un total de  122 euros por parte de la compañía sueca por concepto de gratificación por el primer millón de reproducciones de su tema ‘Poker face’ de 2008. Y, realmente, es ridícula la cantidad que se paga por canción reproducida (0,00966947678815 dólares), no puedo culpar a los músicos por estar molestos por ello, yo lo estaría.

Ya veremos cómo sigue evolucionando esto, para bien o mal de la industria músical.

Yo, por mi parte, espero que sea un servicio con futuro, que logre más y mejores acuerdos tanto con disqueras como con los propios artistas, porque somos muchísimos quiénes no podemos vivir sin música a diario. Melómanos al fin y al cabo.

Gracias por leerme.

 

4 Comentarios

  1. PS QUE TE PUEDO DECIR LA VDD I LOVE SPOTIFY Y CON RESPECTO A QUE LES PAGAN UNA BABA A LOS ARTISTAS YO DIGO QUE AGRADECIDOS DEBERIAN DE ESTAR POR QUE A COMO ESTA LA PIRATERIA HOY EN DIA NO RECIBIRIAN NI UN CENTAVO Y VIENDO EL PUNTO BUENO PARA ELLOS ES QUE SPOTIFY DA A CONOCER SU MUSICA Y ASI UNO COMO USUARIO PUEDE TOMAR LA DECISION DE IR Y COMPRAR SUS DISCOS………..

    • Muchas gracias, Gabo. Con respecto al tema de la piratería, es muy cierto que la piratería está al orden del día, y que es un concepto que le trae merma a la industria, fijate que es un punto que no abordé en el artículo, ya que es algo que, yo en particular, no hago (comprar pirateria, o descargar de forma ilegal). Pero ese es un buen tema para un buen artículo. Te esperamos más a menudo por estos lares. Saludos.

  2. Excelente, me da una idea mucho más clara de lo que es este servicio y por consiguiente, considerar la opción de contratarlo. Me gusta que a pesar de ser usuaria de él, des un punto objetivo al respecto, poniendo sobre la mesa los pros y contras.
    Tu muy bien chamaka! ;)

Comenta en el recuadro