Las películas de superhéroes se han convertido en un negocio casi tan grande como el del petróleo, la diferencia es que el petroleo se acaba, estos filmes, por otro lado, parecen que nunca tendrán fin. Desde la revolución de efectos especiales que significó Los Hombres X en el año dos mil, Hollywood no ha parado de exprimir el anteriormente fruto prohibido de las películas repletas de superpoderes increíbles y escenarios fantásticos, antes imposibles ya que la tecnología siempre se encuentra diez pasos detrás de nuestra imaginación.

http://htechmarketing.com/wp-content/uploads/2015/01/239.jpgComo con todo, al principio nos iba de maravilla. El género de superhéroes llegó a ser como tener una novia perfecta, divertida, encantadora, inteligente, bonita y además se reinventaba constantemente. Todo esto era nuestro por tan solo unos cuantos billetes y esta relación se empieza a parecer a las “novias” que he tenido y, al igual que todas ellas, con el tiempo se ponen más codiciosas, cada vez cuestan más, hacen lo que sea para que las quieras seguir viendo, conoces impostoras baratas y cuando menos te lo esperas se convierten en un maníacas imposibles de detener y dispuestas a obtener tu dinero de cualquier manera posible, sin importar lo bajo que tengan que caer.

https://latimesherocomplex.files.wordpress.com/2011/04/bale1.jpeg?w=600&h=400Quien diga que odia todas las películas de super héroes está mintiendo, solo ha visto las malas o quiere parecer hipster. Directores respetados como Sam Raimi o Christopher Nolan han creado obras maestras rompiendo todas las reglas del nicho y creando las suyas. Es imposible no recordar con una sonrisa a Batman: El Caballero de la Noche o Spiderman 2, en ambos casos hubo un antes y un después, no solo en cómo contar una historia fantástica, sino en el desarrollo de los personajes, los traumas de Bruce Wayne no solo sirven para avanzar trama, son parte de él, lo definen y toma desiciones considerándolos, teme que nunca podrá amar a nadie sin sentirse culpable mientras siga siendo Batman, sus seres queridos serían objetivos de cualquier psicópata como el Guasón.

En el caso de Peter Parker vemos como se da cuenta de que, a pesar de tener habilidades de las que cualquiera tendría envidia, sigue siendo solo un humano, cada vez se le hace más difícil cumplir todos sus objetivos: mantener el orden en New York, sus estudios universitarios, cuidar de su tía, conquistar a Mary Jane, mantenerse en forma para verse bien en su traje de licra, etc. Estas películas no son solo peleas y explosiones sin sentido ¿verdad?

http://images.popmatters.com/blog_art/m/manofsteelpm22.jpg
Todavía no hemos llegado al horror.

Estos dos ejemplos son solo los más populares del super ejército de héroes que tienen bajo contrato Marvel y DC, estas dos compañías llevan compitiendo desde el descubrimiento del fuego, ambos tienen sus campeones, pero en el dos mil ocho, Marvel dió un puñetazo a lo Rocky Balboa al estrenar Iron Man, la primera de una saga tan extensa como exitosa. Desde entonces las películas de esta empresa ganan más de doscientos millones dólares en promedio y recientemente, la franquicia de Los Vengadores superó en ganancias la fortuna ficticia de Bruce Wayne calculada por Forbes, con unos alucinantes 7,87 billones de dólares. ¿Cómo una serie de películas, antes consideradas infantiles, llego a ganar una cifra superior al presupuesto total de varios paises de tercer mundo?

http://cdn.20m.es/img2/recortes/2014/01/31/157483-944-649.jpg
Quizás tenga que ver con esto

Con esta ambiciosa inversión fue que empezó el declive, cada vengador obtuvo su película (con secuela) solo para que esto llevara a un proyecto aun más inmenso que son las películas de Los Vengadores, cuatro personajes insignias, ya establecidos, trabajando juntos para vencer el mal. Este plan de negocios a prueba de fallos impresionó a Hollywood y lo dejó petrificado en el proceso. Todo estudio con algo de dinero quería participar, Fox le sigue sacando el jugo a Los Hombres X y a Los Cuatro Fantásticos, Sony hizo un remake de Spiderman que ganó algo de dinero hasta que fracasó en todo sentido con su secuela, y hasta tienen un acuerdo con Marvel para hacer otro remake más.

http://i.embed.ly/1/display/resize?key=1e6a1a1efdb011df84894040444cdc60&url=http%3A%2F%2Fpbs.twimg.com%2Fmedia%2FB401wZCCcAAENVf.jpg
Un gran poder requie…aahh…ya no me importa.

DC se ha ido por su propio camino, luego de la trilogía de Batman no han hecho más que copiar el mismo modelo deprimente y oscuro introducido por Christopher Nolan, lo aplicaron con Linterna Verde y Superman: Hombre de Acero, ambas destrozadas por la crítica.

La monotonía de DC empieza a simular la de la industria en general, las llamadas “cashgrabs”, traducido como película hecha con el único propósito de ganar dinero, son la regla y vaya que cumplen su objetivo, a pesar de su mediocridad, estos filmes son los más rentables del mercado, y hasta lo simple y desvergonzado logra recuperar su inversión y un poco más. Veamos al Hombre de Acero, una película disonante, sin sentido, sobreproducida y cliché, se gastaron doscientos veinte millones de dólares para hacerla y terminaron ganando seiscientos sesenta y ocho, no está mal ¿verdad?

http://vignette4.wikia.nocookie.net/newdcmovieuniverse/images/b/b5/Qead.jpg/revision/latest?cb=20131027100435
Final feliz.

Ahora vayamos a lo importante, no hay nada de malo con que se hagan películas de superhéroes, eso está claro, pero ¿y que hay del exceso? Marvell, DC, Sony y Fox planean estrenar veintiocho películas entre dos mil quince y dos mil veinte, por ahora, en cualquier momento ese número puede aumentar, más secuelas con mayores presupuestos podrían surgir.

Esta saturación del mercado no solo impone una agenda monótona en los cines, sino que evita que otros proyectos se financien ya que ese dinero está siendo utilizado para producir y planificar a futuro más películas de esta índole.

Hace poco Cary Fukunaga se quejaba de tener que vender su película ha Netflix ya que ninguna otra productora estaba interesada, y no es la primera vez que le pasa a este director ganador del Emmy.

El excelente director Alejandro González Iñarritu es uno de los precursores de esta teoría, no solo como una saturación del mercado (él lo llama genocidio cultural, de ahí el título del artículo), sino también como una exaltación a la violencia como la respuesta total a cualquier conflicto. La reacción de Robert Downey Jr. (interpreta a Iron Man) a este comentario de Iñarritu nos da material para analizar, ¿los realizadores de estas películas también se habrán dado cuenta del considerable daño que le están infligiendo al cine?

http://www.moviecricket.com/wp-content/uploads/2014/07/Robert-Downey-Jr-Top-5-Highest-Earning-Actors-Of-2014.png
No.

Las historias de héroes increíbles no es nada nuevo. Este tema ha dominado la literatura desde antes de cristo, desde Orfeo y Platón, pero la diferencia es que esas historias fueron escritas por el placer literario y se les nota la pasión y el deseo por comunicar una emoción, a estas cintas por otro lado…no digo que los directores, actores y demás realizadores deban trabajar de gratis para conseguir algo bello y honesto, pero la ganancia no debería ser la prioridad.

Es una tortura verlos planear sus películas como si fueran dictadores planeando sus años de mandato.

http://es.web.img1.acsta.net/newsv7/14/10/21/14/08/442724.jpg
Hasta el infinito…

Y no contentos con tanta codicia utilizan sus películas, que ya están ganado cientos y hasta miles de millones, para promocionar sus próximas. Entenderás si te pareció que toda la historia secundaria de Thor buscando una cueva mágica de los sueños en La Era de Ultrón estuvo fuera de lugar. Ant Man fue básicamente un anuncio de la próxima secuela de Los Vengadores, su antiguo director Edgar Wright tuvo que dejar la producción al rehusarse a tener que alterar la historia para dejar la posibilidad de una secuela del superhéroe.

Otro fenómeno vicioso es que los estudios no planean una película en sí, sino una franquicia, sucedió con la última de Los Cuatro Fantásticos, criticada severamente por apenas asentar las bases para próximos filmes en vez de contar una historia. Es una tontería gastar tu dinero duramente ganado en ver anuncios si ya los pasan gratis por YouTube.

http://3.bp.blogspot.com/-PvUnG5KvBcY/TdqffJtqhuI/AAAAAAAABDE/J8CHdJRmUCQ/s1600/papelera.png

Cuando Hollywood descubre un nuevo negocio es como cuando un mono descubre una metralleta, al principio es divertido ver como aprende a utilizarla ideando nuevas formas y maneras en el proceso, pero luego se le acaba la imaginación y termina disparando sin control a donde sea, tratando de asestar a cualquier blanco sin darse cuenta de lo inútil del proceso. Nuestro trabajo como espectadores y amantes del cine es quitarle el arma antes de que destruya todo a su alrededor.

Dinos tu opinión ¿quieres? hablar acompañado es más divertido.

4 Comentarios

  1. Te Felicito Juan por tu nivel de conocimiento en relacion al tema que planteas,ciertamente debe ser tedioso tanto de lo mismo…el negocio del inversionista es ganar dinero…y la produccion de peliculas de ese genero “un producto”..y detras de ese producto maquinaria aceitada y a punto…pero aun tenemos la libertad de elegir.. no tenemos marcas ni en la frente ni el mano para comprar…jeje eliges y ya…-ese producto tiene su publico que va rotando y creciendo,mientras los protagonistas no envejecen…jeje de alli su exito paralas nuevas generaciones siempre novedosas…pero el adulto como el avanzado igual son sus fans…la competencia existe y un dia yo un dia tu…pero pienso que lo economico priva,,,esos heros para cada bando tendran sus seguidores y no cambiara aunque sea una 0 28 peliculas…todos las vemos xq nos identificamos con la lucha del bien y del mal..que nace desde la misma naturaleza humana…hay quien busca identificarse, y hay quien no..en lo personal intento ver un poco mas alla de las historias y compro lo que se alinea con mi sentir…pienso que no pasaran los heros…(villanos-heros) mientras exista creatividad e ingenio.. genocidio suena a destruccion masiva y a la marca en la frente o en la mano para comprar… para alla vamos sin lugar a dudas en la realidad, que vivimos…. muchas veces adelantada en el cine y el mundo no lo sabe, o no se detiene en detalles… eso creo.

    • Bueno, lo de la libertad para elegir me parece un poco controlada, ya que las nuevas generaciones, que se informan principalmente por páginas de internet y redes sociales, son bombardeados con promociones para este tipo de películas, ha pasado bastante tiempo desde que vi a alguien profundamente emocionado por el estreno de una película que no fuera de superhéroes.

      A mi también me encantan esas historias, pero dejan de ser interesantes con tanta repetición.

  2. Estoy de acuerdo, es ya un exceso de películas de superhéroes, y mira que te lo dice un fan de los comics. Con eso no quiero decir que no voy a ver ninguna de esas, al contrario, hay varias que me entusiasman, pero ¿28 películas en 5 años? ya es demasiado, además de que no todas serán del nivel de Dark Knight, Capitán América 2 o Iron Man, habrá mucha basura tipo 4 fantásticos.
    Y creo que das en el clavo con el comentario de que muchas otras películas se están dejando de lado por irse a la segura. Extraño los 90’s, donde había blockbusters veraniegos y claramente palomeros pero con un poco más de imaginación y originalidad. Hoy casi todo es basado en comics, precuelas, secuelas, precuelas de la secuelas, secuelas de las precuelas, etc.

    • Bueno, lo que más cansa es lo de las secuelas, hay tantas historias por hacer que no tienen chance por culpa de este exceso de películas.
      Si manejas el inglés te invito a buscar la cuenta de twitter de @cinemasins , siempre publican sinopsis de películas que quisieran hacer seguidas el hashtag #MejorQueOtroRemakeDeHollywood , no son todas excelentes, pero hay varias que son interesantes que todavía no se han hecho.

Comenta en el recuadro