Hace poco mencionamos la técnica de Netflix de albergar películas que otros estudios habían rechazado porque hasta la fecha, a pesar de las buenas intenciones, no había tenido buenos resultados. Primero estrenó la tercera entrega de Cloverfield que acumuló un puñado de malas críticas y escasas semanas después nos trajo Mute. Ahora, es el turno de Aniquilación (Annilihation, dir. Alex Garland) que no sólo se convierte en la primera película buena de Netflix (desde Mudbound), también es el salvavidas que tanto la plataforma digital como el mismo género de la ciencia ficción estaban esperando.

Pero ¿Cómo llegó Aniquilación a Netflix?

Alex Garland es un señor muy vinculado a la ciencia ficción (y el mundillo geek), ha escrito tres libros, ha colaborado en tres vídeo juegos y ha escrito más de veinte guiones de películas donde destacan el romance distópico Never Let Me Go (con Carey Mulligan, Andrew Garfield y Keyra Knightley. Muy recomendable), Ex Machina (su opera prima) y ahora Aniquilación. La película está basada en la primera entrega de una trilogía, pero Garland comenzó a desarrollar la adaptación sin conocer la trama de la segunda y tercera entrega por lo que tuvo que dotar la historia de un final autoconclusivo, para no dejar cabos sueltos. El estudio, Paramount Pictures, le dio luz verde y todo marchó sobre ruedas hasta que se estrenó. Cuando hicieron los primeros pases Paramount tuvo miedo de que el público medio no mostrase interés hacia la película cuyo resultado final era “complejo”. Así que le pidieron al director editar nuevamente la película para tener una versión más accesible. Alex Garland, comprometido hasta los huesos con el proyecto se negó. Y allí entra Netflix: Hubo un acuerdo de que la cinta se vería en cines limitados en Estados Unidos y en el resto del mundo a través de la plataforma de suscripción.

¿De qué trata Aniquilación?

Lena (Natalie Portman) es una ex miembro del ejército norteamericano que trabajaba como profesora de biología. Un día su esposo retorna moribundo de una misión, siendo el único sobrevivientes, de una tropa que debía investigar una zona denominada Área X. Entonces Lena decide ir al lugar e investigar que hay allí y qué le ocurrió realmente a su esposo. Para ello hace equipo con una psicóloga (Jennifer Jason-Leigh), la líder del grupo, una antropóloga (Gina Rodriguez), una topografa (Tuva Sovotny)y una física (Tessa Thompson).

Pero ¿es realmente una historia compleja como dijeron los ejecutivos de Paramount? En parte sí. La historia maneja tres líneas temporales: La expedición, que funciona como el eje; Lena en cuarentena abocada a responder las disyuntivas de la misión y una secuencia de flashbacks que permiten comprender la relación de Lena y su esposo y sobre todo asienta las bases para el viaje personal de la protagonista. Por otra parte, maneja un ritmo paulatino que se extiende por los dos primeros tercios, cargado de mucho suspenso puesto que nunca se sabe que va a ocurrir y el ambiente sugiere todo el tiempo que cosas malas están por suceder; de hecho hay un par de escenas que ponen los pelos de punta. Luego está el final, una última media hora cargada de terror, suspenso, con una secuencia memorable donde todo lo que hemos visto encaja perfectamente. De verdad, de lo mejor que veremos este año.

Hay que arriesgar para triunfar

Los mayores aciertos de Annilihation (y tiene muchos) son a causa de decisiones arriesgadas: Un reparto femenino y multicultural que ha servido para reunir un puñado de virtuosas actrices destacando a Natalie Portman, quien siempre está bien, y la convincente interpretación de Gina Rodriguez. El manejo orgánico de las locaciones y efectos especiales, que a pesar de su minúsculo presupuesto luce muy bien. La negativa de crear una versión más accesible que hubiese arruinado la atmósfera agobiante y el desenlace de la trama que lleva la gran conclusión de la historia. Este tipo de películas son necesarias, que tengan la capacidad de equilibrar el cine de entretenimiento (ciencia ficción y suspenso) con cine de arte, complejo, filosófico. Es por eso que resulta inevitable no asociar Aniquilación con Arrival (dir. Dennis Villanueve), la otra gran joya de la ciencia ficción reciente.

Netflix, vamos bien

Es cierto que Netflix ha tenido tropiezos aparatoso con sus últimos estrenos: una espantosa comedia romántica navideña, la rebuscada Bright y The Cloveefield Paradox o The Outsider pero también es cierto que su capacidad de producir/distribuir películas que otros estudios se han negado ha dejado una galería interesante como los dramas bélico First They Killed My Father y El Asedio de Jodotville; los dramas adultos Our Souls at Night, Okja y The Meyerowitz Stories; ahora Aniquilación que es quizás su mejor película hasta la fecha, la más arriesgada y la que podría conectar con el público medio (esos que compraron más de millones de dólares para ver La Llegada) y que una vez más ha sido subestimado.

Ver en línea Aniquilación de Netflix | trailer

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre