El fin de semana del grandioso “Buen Fin“, después de horas en el tráfico y demás complicaciones de la vida diaria, llegué con mi hermana y mi mamá a una plaza a recorrer las tiendas en busca de algo que necesitábamos.

Obviamente se nos hizo tarde, ya saben mujeres y tiendas es igual a horas de ver lo mismo 100 veces y terminar comprando lo primero que viste. Así fue que decidimos parar a comer en uno de los restaurantes de la plaza y me tope un fenómeno que creo ya es algo común hoy en día.

Viendo a los demás comensales vi que la gente a pesar de comer junta ya no convive entre sí, les explico la idea, familias enteras sentadas en la misma mesa y todos con celular en mano. Y yo digo ¿y la convivencia? ¿De qué sirve comer juntos si no hablamos entre nosotros? Al menos hasta donde yo sé, salir en familia es para eso, para pasar un tiempo juntos y platicar como nos ha ido o conocerse un poco más, hacer cosas en familia. ¿Acaso se estaban mandando mensajes por Whatsapp aunque estuvieran unos frente a otros? ¿Se estaban posteando en sus muros?

¿A dónde se fue la magia del paseo familiar? Entiendo perfecto que es bonito tener una red social donde puedo escribirme mensajes con amigos, conocidos, familiares lejanos, etc. pero… ¿y las personas que están a mi lado? ¿También a esas les mando un Whatsapp, Inbox o DM para hablarles? ¿Es mejor pasar tiempo con la mirada en la pantallita a tomar un café con mi hermana y conversar con ella? ¿Actualizo mi estado y la etiqueto tipo: Tomando un café- con Mi hermana?

Damos por hecho que a nuestros familiares los tendremos siempre y desperdiciamos valiosos segundos a su lado. Descuidamos nuestras relaciones cercanas por cultivar las virtuales y eso, a mi modo de ver la vida, nos quita calidad en las relaciones reales. Sé que la tecnología nos ha abierto un sin fin de posibilidades pero creo que nunca remplazará lo maravilloso de la realidad.

Si sales con alguien dedícale tu atención, ese café con tus amigas no lo conviertas en una foto de Instagram y ya. Deja el celular de lado y enfocate al 100 en ese momento. De nada sirve tu check – in en Foursquare si no aprovechaste ese momento con esa amiga que no veías hace meses, ¿prefieres enterarte por Facebook que rompió con su novio o aprovechar esa salida para realmente consolarla y abrazarla?.

phubbing

En las citas, prohibido sacar el celular, entendible si quieres una foto o algo así pero ¿vas a ignorar a esa persona que te costo tanto invitar a salir por estar en tu red social?

6232

Esa comida con tu familia no es sólo para que en tu estado pongas “Domingo de comida familiar“, es para cultivar ese lazo con tu familia mientras están aquí, no sabes si el día de mañana los vas a tener a tu lado. Entérate como les va a tus padres en su trabajo, como les va a tus hermanos en la escuela, en sus relaciones o cuéntales de tu ultimo logro. Aprovecha el tiempo y no dejes que la tablet, el celular o la laptop te absorban.

Gente, por favor, desconectate de tu red social y conectate con tu vida social. Te prometo que es mucho más amena una conversación a una publicación en tu muro y que la vida real es más bonita que la foto de la pantalla de un celular. Suerte.

P.D. Les sugiero la próxima vez que salgan lleven una caja así o de plano quizá debería existir en toda cafetería y restaurante como regla común. ¿Tendremos que llegar a esos extremos? No sé, se los dejo de tarea.

Omar-Guerrero

Comenta en el recuadro