Hasta la semana pasada, el INE anunció que sólo el 38% de los más de siete mil candidatos a participar en las elecciones del próximo 5 de junio habían reportado sus operaciones en el Sistema de Fiscalización del citado Instituto.

De acuerdo a la legislación emitida, la rendición de cuentas está reglamentada en el artículo 53 de la Ley General de partidos Políticos, el cual indica que los rateros, perdón los partidos políticos “…obtienen recursos de todos nosotros los contribuyentes vía prerrogativas del INE (denominado financiamiento público), pero también pueden recibir aportaciones de militantes y simpatizantes, del autofinanciamiento o de rendimientos financieros, fondos y fideicomisos…”

Lo que en estricto sentido asegura la fiscalización (identificación y seguimiento) de las fuentes de los recursos, pero sobre todo que no superen los topes establecidos por ley, y algo que resalta a la vista y que sucede a diario y en cada momento (dixit PemexGate y los moches del PAN y todos los partidos) es que no se puede recibir aportaciones de ningún poder de la unión, dependencias públicas, privadas, partidos políticos y anexas.

La información que no han reportado los “suspirantes” está catalogada en 3 rubros importantes:
a) Gastos actividades ordinarias, prácticamente los gastos fijos.
b) Gastos del proceso electoral, precampañas y campañas de difusión de “PROPUESTAS” (¿cuáles?).
c) Gastos en actividades específicas, INCREÍBLE PERO CIERTO… gastos que sirven para la educación y capacitación para promover la participación política, los valores cívicos y el respeto a los derechos humanos. ¿WTF?

De acuerdo al numeral 1, artículo 456 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, las infracciones señaladas para las omisiones mencionadas en los artículos 443 al 455 son:

“… I. Con amonestación pública;
II. Con multa de hasta diez mil días de salario mínimo general vigente para el Distrito Federal, según la gravedad de la falta. En los casos de infracción a lo dispuesto en materia de topes a los gastos de campaña, o a los límites aplicables en materia de donativos o aportaciones de simpatizantes, o de los candidatos para sus propias campañas, con un tanto igual al del monto ejercido en exceso. En caso de reincidencia, la sanción será de hasta el doble de lo anterior;
III. Según la gravedad de la falta, con la reducción de hasta el cincuenta por ciento de las ministraciones del financiamiento público que les corresponda, por el periodo que señale la resolución;…”

Por lo que les vale y les valdrá todo lo que tenga que ver con transparencia, rendición de cuentas y anexas, y para que no quede duda enuncio las omisiones a que hago referencia:

c)“…el incumplimiento de las obligaciones o la infracción de las prohibiciones y topes que en materia de financiamiento y fiscalización les impone la presente Ley;
d) No presentar los informes trimestrales, anuales, de precampaña o de campaña, o no atender los requerimientos de información de la unidad de fiscalización del Instituto, en los términos y plazos previstos en esta Ley y sus reglamentos;…”

Sea para partidos políticos, agrupaciones políticas, aspirantes, precandidatos o candidatos a cargos de elección popular, aspirantes y candidatos independientes, ciudadanos, dirigentes y afiliados a partidos políticos, observadores electorales, servidores públicos, etc., etc., etc.

En el escándalo de la estupidez resalta que los candidatos sólo han registrado de 1 a 5 operaciones o sencillamente no han hecho nada, según cifras citadas el PAN tiene registradas por candidatos un poco más de 3 operaciones, el PRI 4 operaciones, el PRD 2 operaciones, el PT 1 operación y el PVEM 1 operación por candidato.

¿Quién puede creer que reportaran sus obligaciones cuando no reportan ni siquiera recursos que en estricto teoría son “personales” como es la declaración 3de3.

Peculiaridad

El país necesita un cambio radical y brutal respecto a su cultura, integridad, educación, pero sobre todo atención a los aspectos importantes de cualquier ser humano y no de “supuestos” secuestros (dixit Alan Pulido), no alcanzo a ver como puede ser más importante un futbolista, a los miles de secuestrados, homicidios, asaltos, inseguridad, y anexas.

Comenta en el recuadro