InicioENTRETENIMIENTO¿Es Euphoria la nueva GOT?

¿Es Euphoria la nueva GOT?

La televisión mundial, durante años, ha creado fenómenos culturales. Los más grande transcurrieron al menos hace diez años antes del crecimiento descomunal de las redes sociales. Desde series animadas que parecen predecir el futuro (Los Simpsons), series sobre adultos y para adultos (Sexo en Nueva York, Friends, Breaking Bad) y fenómenos juveniles (Gossip Girl, Rebelde). Todas estas producciones alcanzaron su estatus gracias al boca a boca entre los espectadores y los números de rating. Luego llegó Game of Thrones, el primer gran fenómeno en la era de las redes sociales que durante ocho años, por al menos diez domingos consecutivos solía reunir a millones de personas alrededor de todo el mundo para descubrir las nuevas desventuras de los habitantes de Westeros, especialmente los Stark. ¿Es similar lo que se está viviendo con Euphoria?

Pese a la violencia, las escenas explícitas y el género (fantasía, medieval), Game of Thrones consiguió un consenso entre jóvenes, adultos, hombres, mujeres. Prácticamente, todo el mundo. Después de su final, varias plataformas han tratado (y fallado) encontrar la sucesora de la serie basada en los libros de George R. R. Martin. Netfliz lanzó The Witcher, Amazon lanzó The Wheel of Time y HBO le dió luz verdes a dos spin-off de Game of Thrones, lo que no sabía es que, probablemente, esa sucesora ya estaba en emisión: Euphoria.

El secreto no está en el género cuando todo lo que se necesita es una historia inteligente, contada con una narrativa interesante, con la dosis necesaria de drama. Es por eso que, en teoría, Euphoria y Juego de Tronos son dos trabajos completamente diferentes pero en realidad tienen en común mucho más de lo que podríamos esperar.

¿Es Euphoria la nueva GOT?

La popular serie Euphoria se ha convertido (con su primera temporada y reforzada por una segunda que aun está en transmisión) en un fenómeno para todos los público. Sin embargo, es el primer fenómeno centrado en la Generac0ión Z.

¿Y esto por qué?

Tal como lo hizo Juego de Tronos (tomar un género de fantasía para plasmar problemas atemporales como política, ambición, misoginia, etc),la serie Euphoria se vale del concepto ‘drama teen’ para introducir temas como  el uso de drogas, las disparidades raciales y los problemas de salud mental. Si bien el programa puede ser controvertido, la representación de estos temas modernos en Euphoria invoca sentimientos de inclusión y comprensión entre sus espectadores, principalmente entre los más jóvenes. Y de allí viene la cercanía con el público.

Por supuesto, al tratarse de una serie protagonizada por personajes adolescente, el enfoque de estos temas delicados y difíciles incita a la controversia sobre si la televisión representa con precisión la vida de los jovenes y los muchos problemas que enfrentan en la sociedad moderna.

Particularmente creo que el programa proporciona una fuerte salida y representación de estos temas, que la sociedad pasa por alto con demasiada frecuencia, resaltados principalmente por las historias y los problemas individuales de cada personaje.

La crudeza es parte del atractivo

El escritor y creador de Euphoria, Sam Levinson, ha dicho que la historia de Rue se basa en la suya propia. Levinson luchó contra la adicción a las drogas a lo largo de su vida y pasó su adolescencia entrando y saliendo de centros de rehabilitación y hogares intermedios. Levinson escribió el programa con la intención de ser crudo y, a veces, incluso gráfico, para representar la emoción real que rodea estos temas tabúes. Esto ha creado un cambio positivo entre sus espectadores y les ha permitido relacionarse con las luchas representadas por estos personajes. Aunque gráfico, ha permitido que sus espectadores se enfrenten a problemas que han acosado a jóvenes y adolescentes durante años.

La mayoría de las series han creado una percepción negativa sobre los drogadictos. Los propios adictos son representados de manera negativa y culpados por las decisiones que toman. Sin embargo, la lucha de Rue (interpretada por Zendaya) con el consumo de drogas y la adicción se representa en su forma más cruda, lo hace como lo que es: una enfermedad. Ella lucha con su sobriedad a lo largo del programa y las vidas de quienes la rodean combinadas con su propia salud mental determinan su uso de drogas.

Cada personaje del programa trata un problema diferente al que se enfrenta la Generación Z, que se desmarca de los millennials gracias a su visión más pesimista de la vida. Por ejemplo, la dismorfia corporal de Kat, las luchas de Maddy y Casey con relaciones abusivas, los problemas de salud mental de Jules y su lucha con la identidad de género, los problemas de autoestima de Lexi y mucho más. Cada una de las luchas individuales de estos personajes se representan en la forma más cruda. Y aunque cada una de estas son definitivamente situaciones que no son fáciles de ver, no tiene sentido negar que son reales.

Un fenómenos que (como GoT) nace de la controversia

Creo firmemente que la razón por la que Euphoria invoca tanta controversia es porque el programa no representa una forma fantasiosa o endulzada de estas luchas, sino una representación precisa y real. Y, a veces, estas representaciones pueden ser gráficas, difíciles de ver e incluso desencadenantes, pero creo que ese es el objetivo del espectáculo. Estas representaciones difíciles son lo que permite que los miembros de la audiencia que enfrentan problemas similares se conecten con el programa, y lo que ayuda a enseñar a aquellos que tienen la suerte de no pasar por experiencias tan traumáticas sobre la realidad del mundo.

No se supone que sea fácil ver a Rue luchar contra las drogas, ver la historia de vida de Fezco o ver a Maddy lidiar con una relación abusiva; se supone que es difícil. Tampoco fue fácil ver a Daenerys ser vendida por su propio hermano o ver a Arya y Sansa presenciar el asesinato de su padre. Pero es lo que atrae al público, la controversia dibujada como entretenimiento de calidad.

El programa también explora temas importantes de la feminidad y la mirada masculina, lo cual es especialmente importante considerando que cada personaje tiene un sentido de la moda desarrollado. Cassie lucha por buscar constantemente la validación masculina derivada de su padre ausente. Jules decidió cortarse el cabello y pausar la terapia de reemplazo hormonal luego de darse cuenta de que su estilo femenino era principalmente para que los demás la vieran como una mujer y la aceptaran como tal. A través de esta realización, reconoce que la única validación que necesita es de sí misma.

Aunque los temas tratados en Euphoria no son raros, la capacidad del programa para brindar una perspectiva renovada es la razón por la que ha ganado tantos seguidores.

Euphoria es un drama adolescente en el sentido de que hay drama sobre adolescentes, pero no es para adolescentes exclusivamente. A veces puede ser incómodo de ver, pero es entretenido, dramático, emocionante y, sobre todo, estéticamente agradable. Cada episodio lleva a la audiencia a la historia que, después de todo, es lo que interesa.

NM
Amante de las películas y las series. Intento de escritora. Entusiasta de la cultura pop

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículos nuevos

Las arañas más venenosas del mundo

Estaría bien si clasificar a las arañas como las diez más bonitas del mundo o las cinco mejores, pero...

Reseña: Conversations with friends – Sally Rooney y los peligros de la juventud

Hace dos años se estrenó la maravillosa Normal People, convirtiéndose en el éxito televisivo de 2020. Debido a la...

Crítica C’Mon C’Mon. Siempre Adelante – Mike Mills y su disección familiar

Personalmente encuentro a Mike Mills como uno de los cineastas más interesantes en el panorama actual. Su cine, netamente independiente...