Underworld es el claro ejemplo de que puedes llevar cinco películas iguales al cine. Esta vez es el turno de Guerras de Sangre, donde un hombre lobo más poderoso se alza y lidera una manada que es capaz de terminar con la raza de los vampiros. Lo mismo que en todas las versiones anteriores.

Comparación cintas anteriores.

Underworld (2003): La protagonista es Selene, una Death Dealers (así llaman los vampiros a sus soldados) que se dedica a cazar hombres lobos, también conocidos como Lycans. Un doctor, Michael Corvin, el último descendiente del clan Corvinus, linaje de la cual provienen todos los lycans y vampiros, es cazado para crear una nueva raza, ya que su sangre resiste ambas transformaciones.  Selene y Michael se enamoran y deben huir, porque su amor está prohibido, al más puro estilo de Romeo y Julieta con colmillos, además que Selene mató a Viktor, su creador y uno de los ancianos.

La evolución (2006): Se despierta de su sueño eterno el primer vampiro, Marcus, quien desea crear una nueva raza y necesita a Selene para encontrar donde está oculto su hermano lobo Williams. Michael es un híbrido (desde el final de la primera película).

La rebelión de los Lycans (2009): Esta vez hay cambio de protagonistas, es la precuela de las anteriores. Se nos explicará cómo empieza la guerra entre estas razas. En esa época los hombres lobos, luego de ser mordidos, no podían volver a transformarse en humanos, por lo que Viktor se sorprendió cuando en sus calabozos nació un bebe humano de una mujer loba, por lo que lo crió como su esclavo más querido. De ahí surge lycan, como diminutivo de licántropo. Lucian, crece, se vuelve herrero, y comienza una relación oculta con Sonja, la hija de Viktor (nuevamente la historia a lo Romeo y Julieta con colmillos). Viktor se entera de que todos los lobos le obedecen a Lucian, y que además su hija espera un híbrido, lo que podría dar origen a una nueva raza. Los sentencia a muerte y lucían ve morir al amor de su vida, por lo que decide vengarse.

El despertar (2012): Han pasado 6 años de la evolución (volvemos a esa historia) y hay que justificar que hay actores que no quieran volver.  Selene se despierta de un sueño criogénico, descubriendo que quién la ayudó es el sujeto 2, con el cual tiene una conexión telepática, ella cree que es Michael, pero luego descubre que es una niña llamada Eve, con los mismos poderes de su amado (a los inmortales se les olvidan los condones, parece). Conoce a David, un guapo príncipe vampiro (ya sabemos quién no volverá en esta saga). Eve es la clave para crear una nueva raza.

Luego de este resumen ya, más o menos, deben imaginar que viene en la quinta entrega. “De seguro los sorprendo”. En Guerras de Sangre, Selene vuelve a ser la protagonista junto a David, todos quieren encontrar a su hija porque es la clave para una nueva raza, pero ni ella sabe dónde está (de seguro los vampiros no tienen trabajadores sociales, primero no sabe que es madre y luego no sabe dónde está su hija de 12 años). Ahora debe escapara con David, porque son considerados traidores (como en todas las otras películas) donde descubrirán el secreto del origen de David, lo que solucionará todos sus problemas, sin antes luchar contra los lycans que son liderados por un hombre lobo más poderoso.

(Por Dios, incluso los posters promocionales son iguales).

Creadores y elenco.

Dirigida por Anna Foerster (Mentes criminales) y escrita por Cory Goodman (El sicario de Dios). En el elenco encontramos a Kate Beckinsale (Love and Friendship), Theo James (Divergente), Lara Pulver (Sherlock), Charles Dance (Game of Thrones), James Faulkner (Da Vinci’s Demons), Bradley James (Merlín), Tobias Menzies (Game of Thrones). Me imagino que les pagan muy bien, para que actores que han tenido éxito en otras entregas se presten para tan mala película.

Mi calificación.

Mi calificación es un 3. No negaré que me sentí atraída por las primeras entregas, más allá de los colmillos podíamos ver la acción, armas, disparos, al más puro estilo de Blade, donde la premisa no se basaba en como buscan sangre para subsistir, sino los conflictos y las guerras que suceden cuando se va el sol. Pero cada película se ve exactamente igual a la anterior, no hay ningún conflicto nuevo, hay que pelear con los lycans mientras ellos quieren crear una nueva especie, y los vampiros tienen conflictos internos en su clan. En cierto punto deseo que se mueran los protagonistas a ver si así se acaba, es que ni siquiera quieres tomar partido por uno, te termina dando igual quién gane la batalla final. Punto a favor, para los hombres, pueden ver a Kate Beckinsale en un traje de cuero negro, y el regalo para las mujeres es ver a Theo James sin camisa (en cualquier película de Theo puedes ver eso).

Tráiler Underworld: Guerra de Sangre.

 

2 Comentarios

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre