He escuchado esta frase un millón de veces, ok exagero, pero si la he escuchado bastante. Vaya, hasta yo he usado esta frase en algún momento, hasta que me di cuenta lo incorrecta que era.

Puede que sigas el mismo patrón y busques infieles, patanes, golfas, mentiros@s, etc. Pero ¿ellos tienen la culpa? NO, ¡la culpa la tienes tú por escoger gente cortada con la misma tijera y del mismo trozo de tela!

Y es que hay gente que parece que va a la misma tienda a sacar novi@s, y que igual que en su primera compra no les dan garantía porque saben la calidad del producto que el cliente se esta llevando. Tal vez se vea mal lo que a continuación vas a leer pero: SE SELECTIVO.

Esta bien que seas una hermosa persona y tengas excelente calidad como ser humano y que quizá enamorarte sea más fácil que quitarle un dulce a un bebé pero… valórate tantito cariño. No porque alguien te haga ojitos y te diga lo guap@ que eres vas a caer ¿o si? Regla de oro: Siéntete especial porque lo eres. FIN.

Si vas por la vida liándote con cualquiera que te diga “Oh baby yeah” pues entonces no creas que tod@s son iguales, simplemente te vas con cualquiera y por eso terminas lastimad@. Piensa si se enredo tan fácil contigo ¿quién te dice que no lo hace con cualquiera que vea bonit@?

Y bueno ¿qué nos hace meternos con este tipo de personas? Pues básicamente todos iniciamos una relación con esa lógica ilusión del amor. En ocasiones acabamos de novi@s de personas que nos tratan mal, terrible a decir verdad. Nos hacen sentir basura, nos desprecian, son violentos o indiferentes. Y nos quedamos completamente convencidos que los amamos, cuando simplemente les tenemos miedo o nos hacen sufrir.

Esta falla en nuestro sistema viene de la educación que hemos recibido, de todos estos cuentos del amor o del patrón de relación que hemos visto a lo largo de nuestra vida. Puede ser el modelo de relación de nuestros padres, abuelos, o figuras importantes que nosotros hemos elegido inconscientemente como el ideal.

Esa persona que al principio quizá tuvo alguna cualidad que nos llevo a pensar en ese ideal de relación que queríamos, y aun cuando ha cambiado no salimos corriendo por esa idea de que el amor TODO lo perdona, por amor TODO lo aguantamos como prueba de AMOR VERDADERO.

Otra explicación está basada en la inteligencia emocional: la gestión y la interpretación de las emociones se aprenden desde bebés. Los cuidadores que se encargan de dar afecto son los mismos que se encargan de corregir, es decir, provocan amor y miedo a la vez por lo que nuestro pequeño cerebro en formación puede llegar a confundir conceptos. Por ejemplo: esa persona que nos da cuidados para nuestra supervivencia nos hace pasar por una experiencia de miedo intenso o nos trata con desprecio e indiferencia no podemos abandonarla o alejarnos porque es quien nos procura por lo cual nuestro cerebro reinterpreta la emoción y aprendes a entender el miedo como amor, creando estrategias que permiten aguantar la situación.

Al llegar a la edad adulta, si no nos hemos cruzado con modelos de relaciones sanas que nos sirvan referencia para saber que es el amor de pareja realmente, no podremos corregir esto así que irremediablemente caeremos una y otra vez en relaciones enfermizas que en vez de cortar rápidamente sentiremos la imposibilidad de escapar de ella.

¿Qué podemos hacer entonces? Si esa persona no te cuida, procura, hace sentir bienestar entonces ALÉJATE. El amor verdadero es aquel que te llena de satisfacción, alegría, ilusión, optimismo y tranquilidad. No te equivoques.

Ahora bien, si corres con cualquiera por no estar sol@ recuerda: No esta mal estar sol@ por un tiempo, de hecho aprendes más de la vida, disfrutas, te conoces más y te das espacio para saber que es lo que realmente quieres.. No esta mal darse un tiempo. Suerte.

Comenta en el recuadro