J.J. Abrahams, salto a la fama en el 2004 con una serie a la que, sino fuiste fan, sabes como quiera cual es, se llamaba Lost y en el terreno de los largometrajes, realizo Misión imposible III y las dos versiones recientes de Star Trek, además de escribir y producir muchos otros éxitos, tales como Cloverfield, Fringe, Alias y mas recientemente está a cargo de los nuevos episodios cinematográficos de Star Wars

 

J.J. Abrams
J.J. Abrams

Siendo entonces Jeffrey Jacobs Abrahams, nacido en New York City, una persona tan “creativa y original” causa extrañeza que tome tantos elementos de la filmografía de otro grande (Steven Spielberg) y los mezcle en una película familiar que al tiempo tiene varios toques de película clasificación B.

Super 8 cuenta la historia de un grupo de amigos que viven en un pequeño pueblo de Ohio y están filmando una película para inscribirla en un festival, utilizando unas viejas cámaras en formato super 8 (de ahí el nombre) cuando, durante una de sus sesiones de rodaje, en una vieja estación de ferrocarriles, presencian un aparatoso accidente ferroviario, del que emerge una misteriosa criatura, misma que comienza a causar una serie de destrozos en el pueblo y sus habitantes.

La película está repleta de elementos arquetípicos de la filmografía Spielberiana, pero, hablo de el Steven familiar y palomero, de películas como Close encounters of the third kind, E.T., Goonies, Gremlins, The Terminal o Jurassic Park. Y es que Super 8 es ese tipo de película. Película de domingo por la tarde en canal 5, película de amigos, película entetenme, película palomera.

Aclaro que no estoy menospreciando para nada al filme, al contrario, el talento de J.J. y Spielberg para entretener nunca se ha puesto en duda, tal vez por eso, esta dupla resulto en un homenaje del primero al segundo, homenaje en el que Steven, seguro en más de una vez, metio su cuchara (y su lente) aportando una pieza de entetenimiento, que puede ser predecible pero no por eso aburrida.

Super 8

 

Este su humilde y posteador servidor, tiende a preferir películas de las que la gente suele llamarle (a veces en forma despectiva) “de arte” pero también asiste como fiel ciervo, a los multicinemas en busca de piezas como esta, de entetenimiento sano. Es por esto que si lo que quieren es divertirse/olvidarse/dejarse llevar un rato, Super 8 de J.J. Abrahams es una buena opción. Les prometo que no aprenderán nada, y a aquellos que tengan mas de 25 años y hayan visto su sana dotación de cine en televisión, les brincara ese niño interno de alegría ante tantos momentos, que no son iguales pero si se sienten en la misma vertebra de la emoción infantil.

 

Nota: Este artículo fue publicado previamente en indirecto.tv por mi, de manera que no existe plagio alguno, además de haber sido actualizado para esta publicación.

COMPARTE en:
Hector D Ramos
Licenciado en comunicación con especialidad en cine digital. Soy realizador, principalmente de cortometrajes aunque también hago videoclips. Director artístico de Rodando Film Festival y pago las cuentas dando clases y diplomados de materias audiovisuales. Evidentemente yo escribo de cine, desde todos sus aspectos, perspectivas y visiones.

Comenta en el recuadro