El embarazo psicológico es una extraña sensación que sienten mujeres y hasta algunos hombres cuando sienten que su esposa, amante o novia está embarazada, de eso se trata.

El embarazo psicológico o  pseudociesis, no es común pero se da. El ciclo menstrual de la mujer con embarazo psicológico  cesa, sienten mareos, náuseas, antojos e incluso vómitos, si la patología es más seria, pueden llegar a presentar  el crecimientos del vientre, pechos, y creen sentir los movimientos del bebé y  contracciones.

El embarazo psicológico está catalogado como un tipo de trastorno psicológico, afecta sobre todo, a las mujeres que tienen un ansia desbordante por ser madres. Así es que, su cuerpo va sintiendo los síntomas característicos de cualquier mujer embarazada real. Los siente y considera reales, tan reales que ellas asumen su estado de gravidez.

Los psicólogos afirman que las mujeres más predispuestas son las que tienen dificultad para exteriorizar  sus sentimientos.  Cuando estos sentimientos se asocian a la maternidad,  y ya van por un segundo matrimonio, se da con frecuencia que tengan estos síntomas producto de su íntima presión por ser madres nuevamente con la actual pareja.

Pero no solo a ellas les pasa, sucede que, las mujeres en edad menopáusica, al ver que su reloj biológico marca la hora final, inconscientemente  surge la subyacente idea de quedar embarazadas, llenan con fantasía una imposibilidad o quizá no imposibilidad porque pueden llegar a tener por momentos su periodo, pero si son conscientes que sus chances hacia la maternidad se acaban.

Un temor que las psicólogas atribuyen a las jóvenes, es el temor a un embarazo no deseado, sean casadas o no, tienen un miedo infundado a lo que implica a quedar embarazadas.

Puede suceder incluso, la relación estrecha entre amigas, cuando una de ellas se embaraza, por empatía es tan fuerte su deseo de participar en el embarazo de su compañera embarazada que terminan sintiendo y teniendo los mismos síntomas que la propia embarazada, sucede igual si es un miembro de la familia, es el grado de cercanía y familiaridad lo que produce este mimetismo a la hora de sentir síntomas propios de la gravidez.

Pero no se descubrió nada nuevo, ya Hipócrates, en el año 300 A. C. planteó y describió casos de mujeres que creían estar embarazadas. Lo más probable es la sugestión que atrapa a los que rodean a las mujeres encinta que hacen que las personas más allegadas a su entorno, la acompañen en sus síntomas.

Aún no se ha encontrado una explicación ante este fenómeno, aunque la más aceptada es que se trata de una poderosa sugestión, causada tanto por la mujer como por factores de su entorno.

Así que ya sabes si sientes que estás embarazada y no se ha hecho lo suficiente para estarlo basta con pasar a una farmacia y comprar una prueba test de embarazo para comprobar y salir de dudas de una vez por todas.

prueba test de embarazo psicológico
prueba test de embarazo psicológico

Comenta en el recuadro