En todas las redes sociales se desató un fenómeno que no recuerdo yo haber visto antes por ningún motivo y mucho menos un motivo que para mucho puede resultar tan ajeno, que un actor gané el Oscar por mejor actuación.

Este es el caso de Leonardo DiCaprio que el día de 28 de Febrero del 2016 por fin logró hacerse de la tan ansiada estatuilla (un Oscar), ansiada por sus fans, por la comunidad cinéfila en general, lo cual logró por su actuación en la película de The Revenant a cargo de Alejandro González Iñárritu.

Los Oscars Que Nunca Ganó Leonardo DiCaprio

Su quinta nominación al Oscar le valió la estatuilla, su primera nominación la obtuvo en What’s Eating Gilbert Grape? protagonizada al lado de Johnny Depp, en 1993, una época en la que para muchos no era más que un niño bonito, con un pelo hermoso y que tal vez no volveríamos a saber nada de él.

What's Eating Gilbert Grape?
What’s Eating Gilbert Grape?

Para muchos esto se veía refrendado con películas como The Foot Shooting Party, The Quick and the Dead y Marvin’s Room, en una apoca en la cada año veíamos DiCaprio protagonizando algo, con esa cara angelical que a todas las chicas tenia enamoradas.

Luego toca el turno de Titanic en la que parece que las cosas se empiezan a poner serias, una película la que rompió e impuso records de taquilla, que lo catapulto a la fama total y que protagonizo al lado de Kate Winslet, logro poner el mundo a sus pies. No se podía esperar menos de un tipo como él.

Titanic
Titanic

El hombre de la máscara de hierro, Celebrity, La playa y Don’s Plum fueron algunos de los siguientes trabajos que pusieron en duda su talento, no fueron éxitos en taquilla, no aportaron nada a su carrera y empezaron a dar la impresión de que el encanto se le había acabado, la belleza seguía ahí.

Cuando parecía que la carrera de DiCaprio podría quedar eclipsada por su fama y su carisma, pero llega con Catch Me If You Can, dirigida por Steven Spilberg, luego viene  Gangs of New York, dirigida nada más y nada menos que por Martin Scorsese, pareciera que había enderezado el camino y que ahora estaba codeándose con la crema y nata del cine.

El aviador, el segundo filme de Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio, que lo pondría nuevamente en la elite del cine y le daría su segundo nominación al Oscar por su interpretación de Howard Hughes, la imagen de niño bonito empezaba a desaparecer y ya podíamos ver a un gran actor que trabajaba con los mejores del cine.

El aviador
El aviador

Apenas 2 años después aparece en Diamante de sangre que nuevamente le vale la nominación al Oscar la cual se le sigue negando y empieza aparecer la mística de que Leonardo no gana el Oscar, por si algo faltaba aparece en The Departed que le dio un montón de nominación a diversos premios, BAFTA, Globos de Oro, SAGS, entre otros, Los infiltrados es una de esas películas de culto, de esas que todos aman y que lo convierte ya en el nuevo actor fetiche de Martin Scorsese. Eso no es cualquier cosa.

Inception de Christopher Nolan, J. Edgar de Clint Eastwood, Django Unchained  de Quentin Tarantino fueron los siguientes trabajo de DiCaprio, sólo con los grandes, directores cuyas películas sólo son éxitos, Inception una verdadera obra maestra, otra película de culto que enamora y que puedes ver 100 veces sin aburrirte.

The Wolf of Wall Street, película en la que nuevamente trabaja con Martin Scorsese que lo lleva a la nominación al Oscar por cuarta vez en su carrera, para muchos era el momento en el que lo podría ganar pero en cuanto vimos a Matthew McConaughey en su actuación en Dallas Buyers Club sabíamos que el Oscar estaría perdido.

The Wolf of Wall Street
The Wolf of Wall Street

De la mano del mexicano Alejandro González Iñárritu en The Revenant, Leonardo DiCaprio logra hacerse del tan preciado Oscar, una trabajo titánico en condiciones de frió extremo, con un trabajo extraordinario de todos los involucrados, que si bien no ganó el Oscar a mejor película logra dos escenas que para mí quedan para la posteridad del cine, la escena del renacimiento del personaje saliendo del vientre de un caballo y la célebre escena del oso.

Leonardo DiCaprio Ganó.. ¿y luego?

Muchos de los haters de Leonardo y de Iñáritu demeritan la película pero no es de sorprender, no es una película para todos, es como Birdman, una película que no a todos gustó. El festejo desmedido de la gente indigno a muchos, ¿qué nos importa que DiCaprio gané? Si DiCaprio no gana él seguirá siendo millonario y nosotros no, a él no le importa si nosotros festejamos, es el e tipo de comentarios que se pudieron leer en redes sociales y tal vez tengan razón, pero la verdad es que lo que se festeja es el entretenimiento, Leonardo DiCaprio es símbolo de entretenimiento, cada una de sus películas lo han hecho y es por eso que lo apreciamos, hay que apreciar a quien haga reír, haga llorar o haga emocionarnos en un mundo tan carente de emociones es de festejar que alguien logre transmitirlas de cualquier manera, a Leonardo le ha tocado hacerlo a través de una pantalla.

The Revenant
The Revenant

Comenta en el recuadro