Alejandro González Iñárritu ha explorado los estados de conciencia humana desde su primera película. En Amores Perros nos mostraba como la codicia puede convertirnos en monstruos egoístas y que el porvenir puede ser tan devastador como afortunado. Se hizo internacional con 21 Gramos, que trata sobre la muerte y la violencia, sobre cómo afectan a la humanidad. Babel elucidó a la raza humana entera, acercándonos como especie, borrando las fronteras con imágenes. Biutiful es una mirada más personal a la muerte desde un punto de vista sombrío y Birdman se vale de su maestría cinematográfica para criticar a Hollywood desde dentro y meternos en la cabeza de un actor neurótico que duda de su capacidad artística.

En The Revenant ha elegido examinar la venganza e identificar esa fuerza apasionada que nos puede llevar a cometer actos de resistencia descomunal y proveernos de una determinación extrema. Esta es la que termina guiando al protagonista en su odisea.

http://dl9fvu4r30qs1.cloudfront.net/54/60/d2eb47554d528d897b72b764e826/the-revenant-fn01.jpg
Nunca soñaría con tener la fuerza de cargar a un hombre en mi espalda por más de tres segundos.

Análisis de la película The Revenant

http://multimedia.guatevision.com/2015/07/leonardo-dicaprio-revenant-guatevision.jpg

Cuenta la historia “real” de Hugh Glass, un temerario cazador y mole humana que vivió en el siglo 19 cuando el comercio de pieles animales era el negocio más rentable que existía en los recién nacidos Estados Unidos.

Cuando su grupo de caza es atacado por flechas lanzadas por guerreros indios, Hugh y su hijo se ven forzados a improvisar una huida. Su clan queda bastante reducido y, al estar buscando un animal para cazar, se encuentra con una inmensa osa y sus dos cachorros, la bestia lo ataca de repente, dejándolo brutalmente apaleado, sin embargo, siendo Hugh también una maldita bestia, logra matar al Grizzly que lo acosaba de varias puñaladas y un disparo.

Jedediah Smith (1799-1831), like Glass, was a US explorer and hunter who wrote about his 1824 encounter with a Grizzly Bear
Los artistas de la época eran algo flojos.

El cuerpo de nuestro protagonista quedó como un celular luego de ser lanzado a una licuadora encendida, triturado y apenas funcional. Sus compañeros le ejecutan primeros auxilios y deciden llevarlo a cuestas en su viaje. Luego de unos días se dan cuenta de que no va a funcionar y el capitán de la manada delega al hijo de Hugh y otros dos hombres, motivándolos con una recompensa, para que le den al moribundo una muerte digna con entierro incluido. En pocas palabras, surge la traición entre los tres cuidadores y Hugh es dejado a su suerte, enterrado a poca profundidad.

Este es un viaje de venganza místico, en el que Hugh Glass debe superar toda clase de retos físicos que, poco a poco, pavimentan un camino hacia la iluminación. Aunque no es una simple historia de revancha; Iñárritu comienza el filme con siete tomas breves que, en menos de un minuto, bastan para establecer de donde viene el personaje principal y cuál es su estado emocional actual.

http://spinoff.comicbookresources.com/wp-content/uploads/2015/09/revenant.jpg
Sus estados emocionales varían entre frío, congelado y gélido.

El desarrollo del personaje de Leonardo Dicaprio es sutil. El director utiliza pequeños flashbacks y charlas casuales con su hijo para construir las bases sentimentales de su viaje, junto con sus motivaciones posteriores. Dicaprio nada por un mar de sufrimiento en este filme y esto se refleja en todo su cuerpo, desde sus expresiones faciales hasta la manera en que su voz se vuelve rasposa y gastada, como la de un fumador empedernido, luego de que su caja torácica es magullada por la gigante osa.

Tom Hardy actúa excelente en The Revenant, no es nada raro para él. No lo he visto interpretar mal a un personaje, suele traer a la vida a las palabras con una facilidad asombrosa, capaz de cambiar de acento y contextura física para un papel. Esta vez le toca actuar como un imbécil egoísta malvado, y vaya que es fácil odiarlo.

http://vignette4.wikia.nocookie.net/batman/images/f/f0/Bane_TDKR3.jpg/revision/latest?cb=20120511112335
Con o sin máscara.

Lo más increíble de The Revenant es su cinematografía. El director de fotografía Emmanuel Lubezki solo utilizó luz natural (el sol, fuego, la luna, etc.) en la totalidad de la película para crear las imágenes hermosas que llegamos a ver. No hay plano en esta obra que no quiera colgar en mi sala en un marco enorme y contemplarlo todos los días. Cientos de árboles expectantes en un arroyo con el sol de fondo, un hombre paseando por la nieve hacia el atardecer, una mancha de sangre gigante contrastando con la nívea nieve en frente de un calmado río flanqueado por montañas y detrás un bosque, un cadáver ensangrentado siendo llevado por la corriente de un río, y muchos más escenarios bellos.

No es el caso de otras películas en que las mejores tomas son usadas en el trailer y en materiales de promoción como afiches, artículos de internet (jejej) y demás. Cada cuadro de The Revenant es alucinante, no recuerdo haber visto otra película en que no exista una imagen fea o fuera de lugar.

Es una maravilla que este sea el caso ya que Iñárritu ha mencionado que solo contaban con una o dos horas de luz natural para grabar en cualquiera de las cientos de locaciones que utilizaron. Además decidieron filmar la película secuencialmente y los ensayos se llevaban a cabo en un set, antes de ir a grabar en los remotos parajes canadienses que escogieron.

http://cdn.moviestillsdb.com/sm/2875b5d7f7c815ad96c0fa726cab6f1d/the-revenant.jpg
La felicidad de ser el director y no tener que cargar con el equipo de filmación por montañas, ríos y colinas.

La película cuenta con varios planos secuencia impresionantes. Al parecer, Alejandro González Iñárritu y Emmanuel Lubezki aprendieron nuevas técnicas haciendo Birdman y usaron su maestría cinemática para traernos tomas sin cortes que hacen hervir la sangre. Que no se corte la acción, le agrega muchas capas a la experiencia; estas escenas cuentan con una fluidez agradable que se mezcla con la atmósfera realista.

Todos estos elementos contribuyen a que veamos The Revenant como a través de una ventana que da hacia un paraíso natural con una interesante historia que contar.

http://petapixel.com/assets/uploads/2015/12/still22.jpg
Ni un milímetro de pantalla desperdiciado.

La cámara voladora de Lubezki es, por mucho, lo más atractivo del filme y lo que hace que The Revenant no se vea como un simple documental de algún canal dedicado a la naturaleza como National Geographic o Animal Planet. Tiene su propia personalidad y, en cierto sentido, es parte de la historia; Iñárritu deja que el aliento desesperado de Leonardo Dicaprio empañe el lente y sirve para recordarnos el espacio que ocupa la cámara, su cualidad física dentro del ambiente de la película.

The Revenant hace varios paralelos entre su personaje principal y la naturaleza en la que se encuentra. En la escena que mencioné, luego de que la respiración caótica de Hugh Glass se evidencie en pantalla, vemos niebla paseando por una montaña, para luego cortar al humo de pipa del villano con un primer plano de su temible fisionomía. Aquí el ambiente le sirve al director para conectar escenas y comunicarnos que el protagonista está, de alguna forma, unido con la naturaleza que lo rodea.

La película considera iguales a Hugh y a la osa que lo ataca, toma a Dicaprio como otro animal salvaje más del bosque. Vemos como la osa tiene dos cachorros a los que quiere proteger, al mismo tiempo, nuestro protagonista tiene un hijo, al que también intenta resguardar a toda costa y contra cualquier enemigo.

La muerte de la osa simboliza lo salvaje que puede ser la naturaleza, aunque no se infiere que por esto sea injusta. El cazador Glass puede contar con un rifle y un cuchillo, pero la osa posee una fuerza descomunal que ejecuta con sus poderosas garras y ella fue la que propicio el primer ataque, teniendo la ventaja inicial. Es una batalla de iguales que, por las circunstancias, termina en la supervivencia del más fuerte.

https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/236x/d3/67/d1/d367d1b6a9f8baa788e376fc87c55c28.jpg
Como es natural, Alejandro Gonzalez Iñárritu terminó siendo el más fuerte de la producción. Q.E.P.D. Tom Hardy.

Esta no es una película de “hombre contra naturaleza” sino que nos demuestra cómo el ser humano es parte del universo de la misma forma en que lo es un árbol o un ave.

Vemos a Hugh Glass cazando peces con las manos, comiéndolos vivos. Luego lo vemos devorando tripas de un búfalo que había sido cazado por lobos, ahuyentados por una fogata masiva. Leonardo Dicaprio incluso tuvo que comer hígado crudo para mantener el realismo, esto es una increíble hazaña considerando que el actor lleva varios años manteniendo una dieta vegana estricta.

Las tribus de fieros nativos y franceses estafadores también forman parte de la fría e inclemente naturaleza de The Revenant. Experimentamos una caótica visión de los Estados Unidos de 1820, en donde se está librando una guerra clandestina entre los antiguos dueños, guardianes de esas tierras y los nuevos aprovechadores que destruyen el ambiente por su codicia. Esto, según Iñarritu, forma un paralelo con la situación actual del planeta que todos conocemos.

http://www.ssninsider.com/wp-content/uploads/2015/12/revenant-battle-2.png
“¡Nuestra tierra, nuestra droga!”

The Revenant es un filme precioso al que estaré regresando muchas veces. Alejandro González Iñárritu y Emmanuel Lubezki cumplieron lo prometido, sus esfuerzos titánicos dieron frutos y nos entregaron una maravillosa película que será estudiada por muchos años por ser un grandioso logro cinematográfico.

4 Comentarios

  1. ME PARECIO MUY LARGA, AL PRINCIPIO ME COSTABA CONCENTRARME, NO LE ENCONTRÉ MUCHO MENSAJE. EXCELENTE LA FOTOGRAFIA, PAISAJE, ACTUACIÓN. DI CAPRIO MERECIO EL OSCAR, PERO YO EN SU LUGAR NO HUBIERA ACEPTADO ESE PAPEL…(POR SUPUESTO ÉL ES ACTOR Y POR ESO COBRA) PERO “METERSE” EN ESE POZO, CASI HASTA MORIR ENTERRADO Ó COBIJARSE EN EL VIENTRE DEL CABALLO….FUE ESPELUZNANTE PARA MI!! ME ASOMBRÓ LA LUCHA CON ESA OSA, PROLONGADA LUCHA Y UN POCO EXAGERADA… EN FIN NO ES EL TEMA QUE ME INTERESA, Y COMO DIJE AL PRINCIPIO UN POCO LARGO EL SUSPENSO HIZO QUE ME ABURRIERA……..

  2. Hace ya mucho tiempo que Di Caprio comenzó a ser un actor respetable para mí, en sus actuaciones siempre me ha transmitido sensaciones.
    El renacido, lo deja (dada las condiciones del personaje) con poco dialogo, pero una expresión corporal magnifica con la cual ha podido transmitir el sufrimiento dolor e ira del cazador Glass.
    La fotografia de todo el film es magestuosa!! y el detalle de cada sonido, nos hace ir ahi… sentir las condiciones inhóspitas, aunque estemos en la comodidad de la sala del cine.
    En conclusiones (desde mi humilde opinion) El renacido, es una experiencia sensorial!!
    La Ame!.

Comenta en el recuadro