Una de las tradiciones más representativas de la cultura mexicana es el Día de Muertos, la cual se lleva acabo los días 1 y 2 de noviembre, el primero dedicado al alma de los niños y el segundo al de los adultos. Debido a lo importante que esta festividad en México, la UNESCO la declaró como Patrimonio Cultural, aunque también se puede ver en algunos países de América Central.

Como sabemos, toda tradición viene de nuestros antepasados y en este caso el origen del Día de Muertos se relaciona con el mestizaje. Se dice que dicha costumbre se dio el momento en que rasgos culturales indígenas y españoles se mezclaron. Aunque también se dice que esto fue mucho antes de la llegada de los españoles. En fin, es algo que no podemos saber con exactitud pero que sin duda alguna ya dejó huella en nuestra cultura.

Uno de los elementos esenciales para estas fechas es la tradicional ofrenda. Su función es ofrecer comida y bebidas a los espíritus de los difuntos. Se tiene la creencia y la idea de que en estos días regresan al mundo de los vivos y visitan a sus familias, por lo que generalmente se les prepara sus alimentos favoritos.

Para esto, se debe preparar un altar con ciertos elementos en particular, así los espíritus esperados llegan correctamente y no se nos pierdan en el camino (es un decir).

Lo primero que necesitas es adornar tu mesa o el piso (dependiendo donde la coloques)  con manteles de papel picado y pétalos de flor de cempasúchil, incluso con los mismo pétalos puedes trazar caminos o formar cruces, pero eso ya depende de tu gusto y creatividad.

Los elementos que no debes olvidar son:

Calaveritas de azúcar o amaranto: Se dice que son las que representan a los difuntos, es por eso que en la frente de las calaveritas se les escribe el nombre de la persona.

Agua: Para la sed de las almas y como representación de uno de los cuatro elementos básicos de la naturaleza.

Incienso: Es en representación del aire y guía olfativa.

Veladoras: En representación del fuego y sirve para iluminar su camino a casa.

Sal: Sirve como símbolo de purificación.

Pan de muerto: Alimento y símbolo representativo de estás fechas.

Alimentos: No sólo se les coloca su comida favorita, sino en su mayoría se les coloca gran variedad de fruta

ofrenda

Así que queridos stuffers, no olviden seguir una de las tradiciones y creencias más representativas que tenemos como país. 

1 Comentario

Comenta en el recuadro