No creo que la mayoría de las personas se den cuenta de la influencia de High School Musical en la cultura adolescente, de, al menos, hace diez años. Esta película abrió las puertas para que Disney produjera estrellas adolescentes, y les hizo cambiar de marca como “el lugar para ser adolescentes jóvenes con talento”. Esta película cambió el panorama de las estrellas infantiles y juveniles al redefinir lo que significaba ser “cool” y lo que se necesita para ser aceptado en una sociedad obsesionada con interacción y atención.

Aunque Disney ha anunciado el ¿reboot? ¿remake? de High School Musical (una serie inspirada en la trilogía original que se emitirá por la inminente plataforma de suscripción Disney Plus), los fanáticos de la película original de Disney Channel se rehúsan, perdón, nos reunamos a olvidar la trilogía incluso cuando este año se cumple una década del estreno en cines de High School Musical 3: Senior Year, la última entrega de la trilogía. Pero ¿qué tienen estas películas de especial como para marcar una generación? y sobre todo ¿qué la convierte en la mejor película original del canal Disney?

High School Musical 2

High School Musical es lo mejor que ha creado Disney Channel

Claro, es posible que te gusten algunas de las otras películas originales por sus canciones o el hecho de que te hacen recordar la pijamada en la casa de tu mejor amiga cuando eras una adolescente; pero la verdad es que Disney Channel no había creado ni ha vuelto a crear otra película como High School Musical. Tanto por el impacto que tuvo en toda una generación como por la forma en que impulsó a una nueva cohorte de jóvenes (ya adultos) talentosos a la luz pública.

Es decir, solo piensa en todas las carreras que vinieron de High School Musical. Zac Efron es ahora una de las estrellas más grandes de Hollywood. Vanessa Hudgens protagonizó Grease! En Vivo; protagonizó el revival de Gigi en Broadway y ha hecho unas cuantas películas en el cine independiente y de estudio. Mientras, Ashley Tisdale es una importante productora de películas y series en la actualidad. Entonces, el poder de las estrellas detrás de esta increíble película es suficiente para asegurar su posición entre los superlativos.

Y sí, es cierto, puede ser que High School Musical se valiera de muchos conceptos cliché: chica tímida, conoce chico popular; su enamoramiento se ve truncado por las etiquetas y tienen que vivir su romance en plan Romeo y Julieta hasta que no pueden seguir ocultando lo que realmente son, lo que realmente tienen y deciden “explotar” y en semejante explosión acabar con los estándares. Pero es que allí, en el mensaje, en el tratamiento de los personajes dónde High School Musical demuestra ser diferente; su mensaje poderosísimo y completamente universal llegó a millones de jóvenes que necesitaban un espaldarazo para abrazar su verdadera esencia. Yo, personalmente nunca volví a ver la secundaria de la misma manera después de ver High School Musical.

High School Musical 2

Las canciones de High School Musical son pletóricas

Pero también hay muchas otras cosas que nos ha dejado High School Musical, estas para la eternidad: sus canciones. Los temas de High School Musical son definitivamente las mejores; que además vinieron acompañados con números musicales, cuyas coreografías, probablemente, aun no las sabemos de memoria. El momento Start of Something New, cuando empezamos a shippear a Troy y Gabriella antes de saber que era shippear. Stick to the Status Quo, que nos hizo sentirnos orgullosos de quienes somos. Breaking Free, momentazo, que incluso ha inspirado el vídeo musical de Lay With Me de Phamtons, protagonizado por, sí, Vanessa Hudgens. We Are All In This Together, la mejor coreografía de todos los tiempos. Sin mencionar Now or Never, el apoteósico inicio de la última entrega. I Just Wanna Be We You y la nostálgica High School Musical.

La música es toda una canción pop clásica con sabor a mediados del año 2000 con notas estructuras de canciones muy normales y obvias que complacen a los oyentes más básicos. Pero Disney lo hace de una manera que hace que la música sea tan pegadiza y entretenida. Y atemporal.

High School Musical 3

El mensaje que iluminó a una generación

Más allá de un gran elenco protagónico (que lo tiene); y un maravilloso repertorio (que lo tiene). High School Musical demostró tener sustancia. A diferencia de películas contemporáneas (como Camp Rock), las películas de Kenny Ortega exponían un mensaje de aceptación que iluminó a toda una generación de niños y adolescentes. High School Musical cambió conceptos que solíamos definir de otras maneras; o desconocíamos plenamente. Fue la ventana a mirar la secundaria (instituto, preparatoria, etc.) de otra manera.

En la jungla llamada secundaria parece que todos estamos destinados a ocupar una etiqueta: El/la nerd si eres buen/a estudiante; y por supuesto todo buen nerd lleva anteojos de pasta gruesa. Al otro lado del espectro el/la chico/a popular nunca lleva anteojos porque la miopía es, obviamente, cosas de nerd; ellos deben llevar siempre una chaqueta del equipo de deporte, porque si son atletas son populares y ellas sí o sí tienen que ser animadoras. No hay otra forma de ser famoso/a en la secundaria. A los que les gusta cantar son directamente los marginados o gay de closet.

High School Musical rompió las etiquetas e incluso creó un himno (Stick to the Status Quo) para celebrar lo que somos. Aquí la chica nerd, sorpresa, no viste como nerd. El chico popular, sorpresa, no viste como popular y además disfruta cantar; tanto que hasta lo hace en medio de los partidos de baloncesto. Los hermanos más populares del East High School son, de hecho, los mayores entusiastas del teatro musical. En pocas palabras, High School Musical convirtió las etiquetas en adiciones: Matemáticas + Arte, Arte + Baloncesto, Baloncesto + Repostería. Podemos ser lo que queramos ser; todo a la vez si es necesario.

Todos tenemos secretos pero no todos debemos vivir secretamente. Muchas veces nuestra felicidad depende en gran parte de los placeres que nos obsequia la vida sea cantando, bailando, haciendo postres, escribiendo música… Lo que amas es lo que eres; no hay nada de malo en ello. Disfruta de lo que haces, compártelo con el mundo. Se libre. Y de nuevo, rompe con las etiquetas que te han impuesto.

Claro, High School Musical no rompió ningún límite narrativo. Desde las secuencias musicales excelentemente coreografiadas, hasta los personajes más divertidos y la escritura decentemente inteligente, esta película es increíble. El romance que se forma es mayormente creíble. Todos los personajes son agradables, incluso si muchos de sus actores no son capaces de transmitir eso demasiado bien. Los antagonistas (¿antagonistas?) se pueden odiar, pero está bien, por lo que lo haces, pero cada segundo que están en la pantalla, te encantan. Tiene secuencias memorables y deja una buena sensación dentro de ti al final. Ahora, podríamos estar sintiendo nostalgia por High School Musical, ya que era una de nuestras películas favoritas de todos los tiempos cuando eramos niños o adolescentes, pero es que en realidad es una buena película. Disney Channel podría haber hecho una bazofia completa, y aún así habrían ganado mucho dinero con eso, pero aún así decidieron crear una película de calidad general.

High School Musical nos enseñó muchas lecciones, y lo más importante es que estamos todos juntos en esto. Esta película siempre tendrá un lugar especial en nuestros corazones porque una vez que eres un lince, siempre serás un lince.

¡¿QUÉ EQUIPO?!

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre