Cómo calmar a los perros de los cohetes y truenos

En invierno llegan ráfagas de truenos y cuando llega la navidad también se suman los fuegos artificiales y ambos ruidos son estresantes para tus mascotas, hacen que nuestros perros se sientan abrumados por la ansiedad. En este artículo, hemos reunido algunos formas útiles de identificar la ansiedad de las mascotas, así como algunas recomendaciones sobre cómo calmar a los perros de los cohetes y truenos.

Cómo calmar a los perros de los cohetes y truenos

A continuación te ofrecemos varias formas sobre cómo calmar a los perros de los cohetes y truenos, para que no te tome por sorpresa, y a tus mascotas tampoco.

Crea un entorno seguro

Dado que escapar es una de las formas en que tu mascota responderá a su miedo a los fuegos artificiales y truenos, es importante que te asegures de que su entorno, tanto interior como exterior, sea seguro.

Esto podría significar cerrar la puerta del perro durante el espectáculo de fuegos artificiales y mantener todas las puertas de la casa cerradas. Lo más seguro es mantener al perro dentro de la casa, pero asegúrate de comprobar que la valla exterior no tenga agujeros ni falten postes por los que tu perro pueda colarse y huir si sale de la casa.

Intenta reducir el ruido

Si estás en el interior, intenta reducir el ruido de los fuegos artificiales ofreciéndole sonidos de distracción la televisión, la radio o música para rejalar a los perros en youtube. También puedes considerar la posibilidad de quedarte con tu perro en una habitación interior de la casa que esté más aislada de los sonidos exteriores. Cierra las cortinas y las ventanas para amortiguar el sonido de los fuegos artificiales.

La creación de un espacio seguro para el perro en tu casa es una forma maravillosa de ayudar a tu perro durante los espectáculos pirotécnicos. Este espacio debe incluir todos los artículos de confort de tu perro y estar bien aislado del ruido exterior. Puede ser útil colgar telas gruesas en las paredes y llenar el espacio con almohadas y mantas. Cuanta más tela haya para absorber el ruido de los fuegos artificiales o truenos, menos le afectará a tu mascota.

Mantén la calma y la paciencia

No regañes a tus perros por su comportamiento temeroso. Mantén la calma y se paciente y amable con ellos, pero no les preste demasiada atención durante los fuegos artificiales. Esto puede ser difícil -cuando nuestros compañeros caninos actúan con miedo, todo lo que queremos hacer es acurrucarlos y consolarlos- pero demasiada atención puede hacer que se sientan aún más nerviosos porque sienten que tú estás reflejando su estrés.

Tu perro buscará seguridad en tu comportamiento, así que ignora los ruidos. Ofrécele jugar con él (tirar de la cuerda o buscar), pero no le obligue a participar si no quiere.

Evita sujetar a tu perro temeroso en tus brazos (lo que puede llevarle a morder), evita mantenerlo atado, evita encerrarlo en una jaula (aunque algunos perros pueden entrar voluntariamente en una jaula abierta y sentirse seguros allí, especialmente si se coloca una manta encima).

Un perro atado puede entrar en pánico (ya que no tiene forma de escapar) y corre el riesgo de herirse a sí mismo o a otros en sus intentos de alejarse del ruido.

Utiliza la desensibilización y el contracondicionamiento

Las reglas más importantes son la exposición a grabaciones de fuegos artificiales reproducidas a un nivel bajo (desensibilización) y la creación de asociaciones positivas mediante el contracondicionamiento (dar golosinas en función de los fuegos artificiales).

Sin embargo, al hacerlo, hay que seguir varias pautas importantes. Por ejemplo, hay que prestar mucha atención al perro para asegurarse de que no sobrepasa el umbral, y hay que ir despacio, retrocediendo si el perro parece tener dificultades en algún momento y no avanzando hasta que parezca sentirse cómodo en ese nivel.

Proporciona tu presencia

Es muy probable que tu perro te perciba como un padre o madre, que le proporciona refugio, cuidados y comida. Los perros, por tanto, llegan a depender de tiy, a cambio, quieren estar cerca de ti, por lo que su presencia puede tener seguramente un efecto tranquilizador.

Sin embargo, confía sobre todo en tu presencia e intenta no forzar las cosas. A algunos perros no les gusta que los toquen cuando tienen miedo, e invadir su necesidad de espacio cuando están en modo de pánico puede provocar a veces un gruñido o incluso un posible mordisco.

Cómo saber si tu perro está siendo afectado por los fuegos artificiales o truenos

Tu perro puede mostrar cierta conducta y/o comportamiento que refleja su estrés por los ruidos elevados.

  • Pupilas dilatadas
  • Cuerpo tenso
  • Jadeo
  • Sacudidas
  • Babeos
  • Accidentes en la casa
  • Búsqueda de atención adicional
  • Intentos de escapar
  • Esconder

Por qué los perros se asustan de los fuegos artificiales y truenos

Quizás la principal razón por la que los perros tienen miedo a los fuegos artificiales y truenos es obvia: ¡son ruidosos! Tu perro tiene un oído supersensible, y sus oídos consideran que el estruendo de los es desagradable y les sobresalta debido al volumen. Incluso si tú estás lejos del lugar donde se lanzan los fuegos artificiales, los sensibles oídos de tu mascota registrarán el sonido y se asustarán.

Curiosamente, el miedo a los ruidos también puede tener un componente genético, hay razas que están predispuestas a padecer fobias a los ruidos.

Otra razón por la que los perros temen los fuegos artificiales es su imprevisibilidad. El hecho de que aparezcan al azar impide que el perro se habitúe a ellos.

La cuestión es la siguiente: una amenaza bien prevista se siente más controlable y, probablemente, menos aversiva por el simple hecho de que los perros tienen la oportunidad de prepararse para su aparición, en lugar de ser sorprendidos con la guardia baja. La imprevisibilidad, en cambio, es algo que no es muy bien recibido.

La aparición de un ruido fuerte y extraño evocará una vigorosa respuesta de orientación en la mayoría de los perros. Sin embargo, si el ruido se repite muchas veces, los perros pueden aprender a ignorarlo. Si posteriormente se les expone al mismo ruido uno o dos días más tarde, es probable que la respuesta del perro vuelva a tener casi la misma fuerza que tenía antes de la situación.

NM
NM
Amante de las películas y las series. Intento de escritora. Entusiasta de la cultura pop

Leer más

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Quizá te interesa

Recién publicados

Vegano que come pescado

Los veganos y los vegetarianos eligen no comer carne. Entonces ¿existe algún vegano que come pescado? De hecho, el veganismo es más estricto y también...

Qué es hiperhidratación y cuál es el problema

Un cuerpo humano adulto está compuesto de agua en un 60% aproximadamente. El agua es fácilmente el nutriente más importante del cuerpo y los beneficios...

Remedios caseros para los dolores musculares

El dolor muscular se debe comúnmente a microdesgarros en el músculo debido al esfuerzo excesivo durante el entrenamiento o cualquier otro estrés físico o...