Cuando se emitió el penúltimo episodio de Game of Thrones, el mundo ardió tanto como Desembarco del Rey. Daenerys Targaryen quien había repetido una y otra vez sus deseos de romper la rueda opresora” terminó quemando la ciudad desde donde pretendía gobernar Westeros. “¡¿Qué han hecho con Daenerys!?”, “Es imposible que Dany haya enloquecido en dos episodios” fueron los comentarios generalizados de una gran parte de la audiencia. Por otra parte cuando Cersei Lannister murió bajo las piedras y en los brazos de su hermano/amante Jaime Lannister casi nadie se podía creer que ese fuese el final (tan anodino) de la más mala de todas las malas.

Continuando con mi análisis de la serie, está vez comentaré dos cosas: ni Daenerys Targaryen fue tan buena ni Cersei Lannister fue tan mala. De hecho siempre consideré a la Madre de Dragones tan villana como la madre de Joffrey Baratheon y aquí les cuento por qué.

Cersei Lannister y su arte de supervivencia

Cersei Lannister mintió y asesinó persistentemente durante las ocho temporadas de Juego de Tronos. Pero sus acciones, de alguna u otra manera, eran actos de supervivencia. Desde muy joven fue víctima de circunstancias reprochables y abuso casi constante.

A diferencia de otros villanos inolvidables como Ramsay Bolton (un psicópata desatado) e incluso su hijo Joffrey (otro sociópata que disfrutaba con el dolor ajeno), los actos de maldad de Cersei siempre tuvieron un por qué; incluso muchos de sus actos más horribles fueron motivados por su deseo de proteger y/o vengar a sus hijos y a ella misma a toda costa. Otros personajes favoritos han cometido actos asesinos similares, pero siguen siendo queridos porque sus motivaciones se entienden como más comprensivas que las de Cersei. Incluso su hermano gemelo Jaime, que es similar a ella en casi todos los sentidos, es visto como un personaje mucho más redimible y amado que ella. Cersei, por supuesto, ha entendido estos dobles raseros toda su vida y ve cómo las cosas caen a su alrededor de manera diferente debido a su género.

Jaime y Cersei tienen historias paralelas como los hermosos pero arrogantes hijos de Tywin Lannister; que hacen cosas horribles y sufren caídas traumáticas. Recordemos que mientras Jaime perdió su mano, Cersei soportó su Paseo de Expiación como resultado de sus pecados ¿pero tuvo Jaime que pagar por los mismos errores de su hermana siendo su amante? Por supuesto que no. Jaime, despojado de un elemento de su masculinidad se volvió más vulnerable para el espectador; a Cersei le cortaron el cabello y la obligaron a caminar desnuda por las calles, esto solo hizo que se apagara más a su personalidad defensiva (que es, por cierto, una respuesta razonable de alguien que ha experimentado abuso durante toda su vida). Es interesante para mí que, si bien ambos participan activamente en su relación incestuosa, Cersei es quien sufre las consecuencias profundamente traumáticas.

Desde su juventud, Cersei fue mercantilizada por casi todos los que la rodean. Al perder a su madre a los cuatro años, sus puntos de referencia más cercanos fueron Tywin y sus hermanos. Por lo tanto, la comprensión principal que tiene de sí misma es a través de los hombres que la rodean. Como le dice a Sansa durante la Batalla del Blackwater:

Cuando éramos jóvenes, Jaime y yo, nos parecíamos mucho, incluso nuestro padre no podía distinguirnos. Nunca podría entender por qué nos trataron de manera diferente. A Jaime se le enseñó a luchar con la espada, la lanza y la maza, y a mí, a sonreír, cantar y complacer. Era el heredero de Casterly Rock, y me vendieron a un extraño como un caballo para que lo montaran cuando lo deseara.

Cuando ella le habla a Oberyn Martell sobre Myrcella, a quien Tyrion había enviado a Dorne, él le asegura que no lastimarán a las niñas en Dorne. Su respuesta “En todas partes del mundo lastiman a las niñas” es un claro reflejo de su propia experiencia. Y eso hace que Cersei quiera defender a sus hijos a capa y espada, de la forma que nadie lo hizo por ella.

El acto más obvio y también el más atroz es su venganza contra Margaery inspirada por el miedo de perder a sus hijos, especialmente a Tommen y su frágil autonomía. Su elección de detonar el Gran Sept de Baelor es un acto de venganza y una forma de evitar que La Fe tome el control de su cuerpo nuevamente.

Sí, es cierto que Cersei fue un personaje despiadado que mató, engañó y traicionó tanto como le fue necesario. Pero esa Cersei que no descansó hasta sentarse en el Trono de Hierro, estuvo en el lugar de la víctima también, en un mundo dominado por hombres donde ella no tenía cabida pero consiguió su lugar después de todo. No hay que olvidar que fue ella quien le dijo a Ned Stark en el juego de tronos o ganas o mueres”. Nadie mejor que ella para saberlo.

Daenerys Targaryen, tan demente como su padre

Daenerys de las Tormentas de la Casa Targaryen, Señora de Dragonstone, Khaleesi del Gran Mar de Hierba, la que no arde, la rompedora de cadenas, la madre de los dragones. Debajo de tantos títulos, las perspectivas y ambiciones, ¿quién fue Daenerys Targaryen? Más importante aún, ¿cómo ella se percibió a sí misma? Si me lo preguntas a mi, no creo que haya sido la salvadora que muchos creían. Daenerys siempre estuvo muy lejos de ser una buena gobernante.

Asegurar el Trono de Hierro se convirtió esencialmente en una obsesión. “El Trono es mi derecho” Vale, Dany ¿y después de recuperarlo qué? “No voy a detener la rueda, voy a romperla Vale, Dany pero ¿cómo?

Cuando conocimos a Daenerys Targaryen era tan solo una joven inocente, pero cuya experiencia de vida estaba teñida por un injusto destierro de su hogar. Debido a que la persona más influyente en su vida, su hermano mayor Viserys, le dijo desde el principio que el objetivo número uno para cualquier Targaryen sobreviviente era regresar a Westeros y reclamar su asiento legítimo en el Trono de Hierro, la columna vertebral de su educación fueron ideas básicas de venganza y traición.

Por supuesto, Daenerys siempre pensó que su cruel hermano Viserys, que estaba claramente enojado, sería el heredero del Trono. Hasta que se casó con Khal Drogo y este mató a Viserys. A partir de ese momento solo ella tendría la oportunidad de regresar a Desembarco del Rey y gobernar los Siete Reinos. Pero lo sorprendente de la muerte de Viserys fue la fría reacción de Daenerys que se limitó a observar a su hermano arder y susurrar “Él no era un dragón porque el fuego no puede matar a un dragón. Muy pronto Daenerys demostró que aunque era callada, también era confiada, decidida y notablemente resistente.

Sus comienzos se caracterizan por la degradación y la sumisión forzada. Su hermano fue instrumental en inculcar y reforzar mensajes dañinos sobre los roles de género «tradicionales«, que normalizan el comportamiento masculino hacia la agresión y la misoginia. Después de todo, fue él quien la vendió a Khal Drogo, a cambio de un ejército de 40000 soldados, como parte de su plan para invadir Poniente. Cuando Daenerys aprende a usar su sexualidad para ganar el estatus de igual ante los ojos de su nuevo esposo tras ser violada por este y aprende a adoptar las costumbres y creencias de las culturas que lidera, demuestra una gran flexibilidad psicológica; una herramienta muy útil para sus planes futuros.

Aunque la Daenerys de las primeras temporadas ya nos daba señales de que no era tan benevolente como ella misma se creía, muy pocos podían ver que su destino sería poético: lograr lo que su padre no pudo, quemarlos a todos”.

Daenerys se convirtió en heroína cuando caminó a través de las llamas con tres pequeños dragones rodeándola. Y aunque toda su ascensión a gobernante de las Ciudades de los Esclavos, Qarth, Meereen y Astapor estuvo repleta de sangre y cadáveres incinerados, no importaba porque ahora La Madre de Dragones también era La Rompedora de cadenas.

Por ello creo que Daenerys fue tan mala como Cersei, la diferencia entre ambas eran como se proyectaban a sí mismas. Cersei Lannister nunca tuvo inconveniente en admitir que lo que hacía lo hacía por ella y sus hijos; mientras que Khaleesi siempre tuvo alguna excusa vinculada a “hacer un bien mayor”.

Cuando Daenerys quemó viva a Mirri Maz Duur estuvo bien porque fue esta quien asesinó a Khal Drogo (cuando todo el mundo le dijo que no confiara en la bruja); cuando en Qarth mató a los brujos y dejó a Xaro Xhoan Daxos (y su doncella Doreah) morir en una bóveda vacía nadie dijo nada porque “estos eran los malos”. Cuando hizo que los Inmaculados mataran a los maestros en Astapor y crucificó a los amos de Meereen, entre ellos hombres inocentes nadie dijo nada porque “estaba haciendo justicia”.

En cada una de estas situaciones, Game of Thrones nunca hizo nada para disuadir a muchos de la idea de que Daenerys no era un heroína sino una tirana. Es que hasta los esclavos “que liberó” acabaron engrosando las filas de su ejército ¿Realmente pensamos que sus actos no fueron egoístas?.

Otro indicio la verdad Daenerys fue su nula habilidad para gobernar sin violencia. En Meereen intentó ser justa y amable, pero cuando llegó el momento de someter a los revoltosos que se levantaron contra ella, destruyó la ciudad. Ya en Westeros, ejecutó a Randyll y Samwell Tarly porque se negaron a doblegarse ante ella.

Lo cierto es que historia de Daenerys en Poniente revivía sus vivencias en Essos. En los Siete Reinos, Jon Snow fue Daario Naharis, Tyrion Lannister fue Hizdahr zo Loraq, y Cersei Lannister fue una versión de los Hijos de la Arpía. Al estar Daenerys tan alejada del resto de nuestros personajes principales, solo vimos su historia a través de su propia lente, y la de personas como Jorah y Missandei, que se dedicaron a ella. Porque mientras Daenerys quemaba vivo a traficantes de esclavos, Cersei le hacía la vida imposible a Sansa Stark, Tyrion; por eso una recibía el trato de héroe y la otra de villana.

Cuando Samwell cuestiona a Jon Snow “tú renunciaste a tú título por ella ¿haría ella lo mismo por ti?” Jon sabe la respuesta y nosotros también: NO. Porque Daenerys deseaba el trono más que cualquier cosa, más que a Jon. Y para cumplirlo tenía que hacer lo que mejor supo hacer siempre: Desembarco del Rey se convirtió en su nuevo Meereen, Qarth y Astapor.  Y así fue como Daenerys no detuvo la rueda, la quemó.

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre