El día de ayer el Equipo Argentino de Antropología Forense presentó su informe acerca de la colaboración que realizó para esclarecer los acontecimientos en Cocula acerca del supuesto fuego y calcinación de los 43 estudiantes desaparecidos, y basta leer el mismo para darse cuenta que México es un país donde suceden cosas tan increíbles que hasta parece que estamos en una serie de dibujos animados donde suceden eventos tan extraordinarios…

El citado informe tiene 2 apartados fundamentales:

  1. No se encontraron evidencias relativas a fuego para que se pueda considerar que en ese sitio fueron incineradas 43 personas.
  2. Los casquillos encontrados, con los que supuestamente fueron ejecutadas las 43 personas (no todas) pertenecen a armas diferentes que las que usaron los supuestos inculpados y que está redactado en la investigación.

Lo anterior sólo podría demostrar una cosa, o el Estado ha fabricado todo este teatro (me gustaría saber la razón del ¿por qué?, o sencillamente le vale grillo todo lo que suceda alrededor de cuestiones tan simples como hacer una investigación seria y profesional, ya no denominarle ética y de buenas intenciones, así mismo alimenta la idea de que el Estado Mexicano tiene un serio problema de cumplimiento a tratados internacionales de derechos humanos y hasta cuestiones de tortura que salpican de manera negativa la supuesta buena “imagen” creada del país hacia el exterior.

Hay que recordar que el GIEI termina su labora a regañadientes el día 30 de abril, sin derecho a prórroga, hecho que contagia la mala relación que se ha gestado con el Gobierno Federal, y que el día domingo dará su informe final de lo que pudo o no haber ocurrido en el mes de septiembre de 2014, parece que las dos organizaciones van por el mismo tenor de decir que la “verdad histórica” no es más que un puñado de mentiras y de fabricaciones.

Al Estado Mexicano se le puede considerar culpable desde muchos aspectos y creo que eso no le conviene al país, sea el presidente que sea, porque en estricto sentido, no fue Peña Nieto y todo su séquito de personalidades tan magníficas que tiene en su gabinete, hasta donde se tiene “cierta verdad”, actuó el ejército, la policía federal, la policía municipal y hasta el presidente municipal de un municipio localizado en una entidad federativa, y para rematar los supuesto protegidos del gobierno federal, por tanto “o todos coludos o todos rabones”.

Peculiaridad

Tal y como fue delimitado en la columna del día miércoles Peña Nieto se vuelve medicinal, pero también sorprende al permitirte traer 5 porros, es decir, 28 gramos o lo que en EE.UU. es una onza, lo que en Estados Unidos cuesta entre 280 y hasta 560 dólares aquí lo podrás portar… dichas modificaciones se mandaron al Senado para modificar la Ley General de Salud y de la paso el Código Penal para que no estén encarcelados sólo “consumidores”.

Comenta en el recuadro