El día miércoles 24 de febrero del 2016 año fue detenido en las inmediaciones de Ciudad Universitaria (CU) una persona identificada como Jorge Emilio Esquivel Muñoz alias “El Yorch” mientras intercambiaba supuestamente droga con una persona, el mismo personaje se supone es un conocido narcomenudista y quien forma parte de los pseudoestudiantes que mantienen el control del Auditorio Justo Sierra mal conocido como “Che Guevara”.

El “angelito” fue detenido con más de 50 envoltorios de cocaína, varias pastillas psicotrópicas y más de 300 gramos de mariguana, y de acuerdo a la Ley General de Salud en el artículo 479 indica los límites máximos de posesión de dichas sustancias, respecto a cocaína son 5 gr, y para mariguana son 500 mg., por tanto fue correcta su detención y su incorporación al penal y debió purgar una sentencia, pero…

Resulta que el día miércoles pasado fue liberado del penal de Hermosillo sorpresivamente el citado personaje por la juez del décimo primero de distrito de procesos penales federales indicando la irrisible tontería de que las muestras eran unas “posesiones simples” y los testimonios de 2 personas ligadas a la detención, por lo que fue desechado todo lo indicado por la Procuraduría General de la República.

Desde un inicio el rector Enrique Graue indicó que no era el único que lleva acabo su “gran negocio” al interior de la UNAM, y que ya se había denunciado en una gran cantidad de ocasiones el corredor de venta de drogas en Las Islas y muy cerca de la Facultad de Filosofía y Letras, de hecho se han colocado varias cámaras en la citada institución educativa.

Una vez más podemos ver que sólo suceden cosas increíbles en México y en Los Simpsons, la estupidez mediática de la supuesta justicia mexicana sólo ayuda a destrozar más la poca credibilidad que le pudiera quedar al sistema judicial mexicano, los intereses que esconden tras estas resoluciones alimentan el sospechosismo de cómo es que se llevan a cabo las detenciones, las investigaciones, y se formula un expediente, así de cómo es que se presentan ante el ministerio público y como consecuencia las resoluciones de los mismo.

Si todas las resoluciones de los jueces fueran de esta manera, no entiendo porque los penales están inundados de personas con “posesiones simples”, sólo en la Ciudad de México existen un poco más de 9 mil detenidos por posesión de drogas para consumo propio, lo irreal de la situación demuestra la incapacidad de todos los involucrados.

Y aunado a esta gracia, parece que a las autoridades le importa un pepino lo que sucede en una institución tan importante y tan reconocida a nivel internacional, y que después de más de 15 años no ha podido recuperar un espacio que no pertenece a unos pseudoestudiantes que lo único que los rige es apropiarse de mala forma de propiedades del “sistema” con el que están inconformes, vaya protesta llena de energía, entusiasmo, razón, sustento y por supuesto estrategia de grandes pensadores.

Peculiaridad

¿Quién le cree al gobierno de la Ciudad de México que todo el gabinete debe presentar su declaración 3 por 3?

Comenta en el recuadro