Las “civilización” se caracteriza por tener una forma de vida peculiar, que se resume prácticamente en hacer las cosas bien y para el bien de los demás pero, ¿nuestros hechos dicen lo mismo?.
Se supone que deberíamos saber las cosas básicas para ser un miembro productivo en nuestra sociedad, como trabajar, ser un buena persona, etc. Las cosas se complican porque lamentablemente no sabemos lo indispensable que es tirar la basura en su lugar.
Es en extremo fastidioso ver como en las carreteras, la gente tira envolturas de plástico y desperdicios al asfalto. o simplemente cuando vas caminando y el de adelante tira su botella de cerveza y/o refresco para después ponerse a jugar a patearla por un largo camino sin mover un solo músculo por recogerla.

Nuestra naturaleza como ser humano, ¿es ser sucios?…

No lo sé, tal vez, pareciera que mientras más huella contaminante el ser humano deja, mayor es la satisfacción que se genera.

Lamentable es ver como ríos, donde se supone debería de correr sólo su caudal, llevan muchísima basura, como papeles, propaganda política y bolsas de plástico. Lo peor de todo, es que nos excusamos con que no es nuestra basura y la dejamos correr o no levantamos la que está más próxima.

La verdad, nunca he visto que se hagan campañas de recolección de basura o algo así donde los ciudadanos se comprometan a tener un entorno limpio, es más, muchas veces hasta faltan botes de basura en calles y parajes de la naturaleza.

Pero… ¿en qué me puede afectar que haya basura rodando por la calle, si no es mía?

Fácil y sencillamente en muchas cosas, primero y antes que nada, es que una ciudad o lugar sucio produce estrés en su máximo esplendor generando aromas indeseables y provocado reacciones de violencia en la gente que está presente en dicho escenario.

La segunda puede que sea más importante, porque en estos tiempos de lluvia nos afecta a todos, es porque se tapan los drenajes con tanta porquería que arrojan, provocando que se estanque el agua en la ciudad y se genere un grandisimo caos. Esto último me causa conflicto porque apenas ví ayer en las noticias que Protección Civil alertaba a la Ciudad de México por las siguiente lluvias que se estarán presentando, e invitaban a la gente a no ser sucia y depositar la basura en su lugar ya que tapaban el drenaje, se reportaba que encontraron un microondas y varios objetos grandes de plástico que impedían el trabajo adecuado del drenaje. Aquí vemos como realmente la gente es tonta y se hace daño a sí misma, es un problema básico que se resuelve poniendo en un bote la basura y siendo cuidadosos con nuestros desechos.

Incluso en manifestaciones y plantones, después de que ya muestran su inconformidad, enojo y demás, deja su super huella de que estuvieron allí, dejando toneladas de basura, que sólo muestra el poco sentido respeto que nos tenemos.

Sin más preámbulo, los invito a tirar la basura en su lugar, ¡por el amor de dios!…

No está chistoso ser sucio, ni actuar como bestias, se supone que vamos evolucionando, seamos parte de una civilización real, la conciencia de la gente se debe de despertar desde lo más básico como tirar la basura en lugares apropiados;  enseñar esto a los niños es de suma importancia para que no generemos basura generacional que sólo eclipsa los albores de una CIVILIZACIÓN real.

El futuro, lo hacemos nosotros, ahí les encargo empezar por lo fundamental.

Comenta en el recuadro