Para iniciar con este tema debo abordar una frase que para mí es por demás importante: NADIE, PUEDE HACERTE SENTIR MAL DE NINGUNA MANERA. Vamos a profundizar tantito en esto, pero piensen bien la frase mientras lo hacemos

Imaginemos el siguiente escenario: tenemos dos mujeres divinas, hermosas, igualmente exitosas, guapísimas y cuya única diferencia es que una de ellas está llena de autoestima y seguridad y la otra es sumamente insegura. Ahora bien, las dos salen con la misma persona, y este sujeto les hace el mismo comentario tipo “eres la mujer más atractiva con la que he salido” o alguna frase trillada del estilo.

¿A dónde voy con esta historia? Pues a que la mujer con autoestima posiblemente se ría cuando escuche esta frase, ella sabría que este hombre sólo está intentando ganarsela y no le subiría el ego respondiendo a este comentario, inclusive hay mujeres que no volverían a salir con él.

Pero… la mujer insegura quizá caiga con esto o puede empezar a dudar de todo lo que ha hecho hasta ese momento o sienta que se burla de ella y se desmorone. Si hablamos de algo extremo puede que se meta a sus redes sociales a buscar a sus ex para compararse con ellas para saber el tipo de mujer que le gusta para cambiar lo que pueda de ella. O sea, va a esforzarse de más para conseguir su atención porque esa única frase ha hecho estragos en ella y necesita probar que puede ser tan bonita como él (en su mente) le insinuó que quiere que sea.

¿Cómo es que un comentario aparentemente inocente afecta a dos personas de manera tan distinta? Simplemente por la visión distinta que tienen esas dos mujeres de sí mismas. Si tu te sientes bien contigo mismo, nada ni nadie puede hacerte cambiar de opinión e inclusive eso es lo que proyectas, seguridad y confianza. Y bueno, para mí no hay nada más atractivo que una persona segura de sí misma.

Sé que, la mayoría de las mujeres, inclusive la más guapa de todas las mujeres del mundo, tiene body issues. Es algo que quizá es parte de nuestro sistema, pero es un punto en el que somos vulnerables y muchas veces el comentario más sutil para muchas es lo peor del mundo.

Imaginemos lo siguiente: esta una chica en casa de su novio cenando y llegan al postre, come un trozo de pastel y cuando termina se sirve oro y él jugando dice lo siguiente “¿estás segura que vas a comerte otro pedazo?”. Entenderán que en muchas la reacción probablemente sería aventarle el pastel en la cara y salir del lugar, así de frágil es ese punto para muchas chicas porque nada les duele más que el que las hagan sentir gordas.

La reacción obviamente depende de la seguridad que tenga la chica pero admitamos que es más fácil culpar a quien hace el comentario que admitir la inseguridad que nuestro cuerpo nos produce, una chica con más seguridad probablemente pensaría que el tipo es inmaduro y tonto y contestaría algo como “pues sí, me voy a comer este trozo y quizá otro más después”.

Nuestra autoestima sólo depende de nosotros mismos, lamentablemente nadie puede ayudarnos. Aceptarnos y querernos es cosa nuestra y nadie debe tener el poder de hacernos sentir mal respecto a quienes somos y cómo nos vemos. La opinión y las críticas de otras personas no debe tener ningún efecto en nuestra seguridad, si alguien te hace un comentario y tú reaccionas entonces debes considerar que ya tienes problemas contigo misma.

Cuando has entendido este punto espero que hayas entendido que si una palabra o comentario te lastima es porque es algo en lo que tú mismo o tú misma te sientes insegura y dejas de alguna manera que éstas inseguridades tomen el control haciéndote estar pendiente de cualquier comentario que denota que los demás te ven de la forma en la que tú te estás viendo. Esa desaprobación o ese rechazo que crees que ese defecto provoca es lo que te hace sentir mal o incluso malinterpretar comentarios que tal vez son inocentes y sin mala intención.

Estas inseguridades son las que te hacen pensar que si tu novio te dijo que te ves guapa ese día es porque los demás días no te ves atractiva. O que la chica de la tienda piensa que eres gorda porque se ofreció a ayudarte a buscar tu talla en la tienda. O que la cajera del supermercado piensa que comes muchísimo porque compraste dos botes de helado. Cosas sin importancia que muy probablemente solo están pasando en tu cabeza.

Pensándolo realmente es chistoso como en nuestra mente las personas nos critican más que las veces que realmente suceden, somos nuestro mayor crítico, nuestro mejor amigo y peor enemigo. Viendolo friamente si alguien externo te critica ¿qué más da? Quizá su punto sea válido pero en realidad ¿qué importa? NADIE ES PERFECTO. Todos tenemos puntos en contra y puntos a favor y la mejor manera de sentirnos mejor con nosotros mismos es cambiando aquello que a nosotros no nos gusta de nosotros mismos y sí lo que están diciendo de nosotros no es verdad entonces ¡menos importa! La relación más importante es la que tenemos con nosotros mismos, es la opinión más válida.

Somos una obra en proceso, día a día tenemos oportunidad de mejorar y siempre habrá áreas de oportunidad en las cuales poner más empeño para ser la persona que queremos llegar a ser. Sé amable contigo mismo y cuando notes algo que quieres cambiar date la oportunidad de hacerlo antes de convertirte en tu peor crítico. La única manera de que los comentarios negativos y críticas de los demás no nos afecten es trabajando en tí y ayudándote a construir un autoestima suficientemente fuerte como para aguantar incluso si pasa el peor huracán. Suerte.

2 Comentarios

  1. Em… tengo que hacer una crítica que pese a tener la intención de ser constructiva, será bastante seca o dura. Me he leído el artículo hasta la mitad por la redundancia que hay en el contenido, que no tiene por qué ser un factor negativo en un post de este tipo, ya que lo que se busca desesperadamente es cambiar o señalar un pensamiento oculto o delicado. Pido disculpas por no acabarmelo, pero mis nervios no me lo permitieron, no es que sea un desastre, en MSN.com escriben desastres y este no es de ese tipo de post, pero sí es uno bastante sencillo para un tema tan delicado como este. Y para no darle más vueltas diré que repartiré mi crítica en dos apartados: el primero es para el formato y el segundo por el contenido.

    Primero quiero aclarar que no me atribuyo el arte de comunicar, pese haberlo estudiado en la Universidad, y que no por ello esta crítica pueda ser fiable al 100%, nadie es perfecto (como bien dijiste) y cada persona habla su propio idioma. De todas eso no evita que no pueda nombrar ciertos factores que a mi, particularmente, me han molestado de este post. Lo primero es el principio, y no es que tenga algo malo, sino que la idea de la que se parte y por la que dices que tenemos que reflexionar durante el texto no se concluye de forma rotunda en el final, es decir, no hay una reflexión sobre ésta. Lo que sí yo cambiaría sería la frase en sí, hay muchas frases célebres por todo Internet y por ello recogerlas, conjuntamente con su contexto, y emplearlo en tu reflexión sería mucho más efectivo. Y me baso en la experiencia obtenida por otros bloggers. Lo segundo que he de decir es que la idea se repite con ejemplos muy similares y cuyo contenido no es muy empático, lo mejor es buscar ejemplos más diversos que no tengan que ver con lo que te “dice un hombre”. Luego continuamos con el hecho de que el título no se relaciona tanto con el artículo, parece más un “Porque no eres gorda” que un “Como ser inmune a las críticas”, sobre todo por el hecho de que es un artículo dirigido solo para mujeres (lo cual encuentro un poco sexista y desilucionador). Elegir un título nunca es fácil y más que buscar indexación lo que hay que buscar es transmitir un mensaje válido y coherente con el título para la mayor cantidad de gente, es decir, si es para mujeres pon un adjetivo femenino, eso segmenta de forma correcta tu público objetivo. Y en cuanto a la conclusión está bien desde el punto de vista estructural, aunque lo de retomar las frase hubiera estado bien.

    Bueno en cuanto al contenido tengo mucho más que decir (y eso que he escrito suficiente xD). Recuerdo que mi objetivo no es ofender ni buscar malestar, más bien al contrario, aunque una crítica siempre tiene un gusto amargo, sobre todo si está basada en un razonamiento lógico (lo de válido, verídico o correcto lo decide el receptor). En primer lugar he de destacar que como hombre me he sentido ofendido y hasta ligeramente insultado, la forma en la que está escrito me hizo pensar más en un ataque a los demás más que una guía para encontrar el bienestar personal. Pese a que tu objetivo, aparentemente por lo que escribes, es que las personas reconozcan que no es que sean los demás groseros sino que son (iba a decir nosotros pero luego he recordado que va de mujeres xD) las personas con poca confianza por interpretar los mensajes; los pensamientos de las llamadas “mujeres fuertes y seguras” son completamente violentos desde el punto de vista dialectal, es decir, eso de “dejar a un hombre porque ha dicho que es la mujer más atractiva con la que ha salido” o que pensase que por preguntarle si iba a comerse el pastel ha de pensar que “que el tipo es inmaduro y tonto” son ataques gratuitos: porque los hombres no miramos solo el cuerpo y las bromas no demuestran inmadurez ni falta de intelecto (más bien es lo contrario, además de demostrar confianza). No digo que no haya idiotas, pero es que has sido bastante implícita.

    Otra cosa que no entiendo es por qué un artículo que se llamam “Cómo ser inmune a las críticas” hables casi en su totalidad de la apariencia física y en vez de explicar cómo ser inmune simplemente advierte que hay que hay que tener más confianza en uno mismo… No solo eso sino que el mensaje que das a veces se confunde con el de “es que las tímidas/con-baja-autoestima tienen la culpa de sentirse mal por tonterías pero las mujeres fuertes y seguras creen que los hombres son idiotas” que parece ser, de forma exagerada, el tópico principal del tema a tratar. No es, ni remotamente cercano, la mejor forma de encarar una situación y mucho menos de solucionar un problema interpersonal. La idea es hacer que la persona piense bien de las intenciones ajenas y no que esté siempre a la defensiva y diciendo que las criticas “no importan” solo conlleva a la irresponsabilidad y a peores decisiones en la vida.

    Uno ha de aprender a aceptar sus errores, no a ignorarlos, y a rodearse de personas que sabe que no le dirán cosas por decir. No centres tanto el artículo en cosas superficiales, cuanto más te olvidas de estas cosas mejor haces sentir a los demás.

    • He reído con tu respuesta! Yo tampoco pude terminar el artículo, mis ojos se fueron en automático hacia atrás. Es el segundo que leo en esta página y el último. Tienen una pésima redacción y abordan el tema de manera que siento que me llevan por callejones y tengo que volver a leer el título para ver si piqué un link y me llevó a otra página, leí mal o simplemente recordar de que estábamos hablando.

Comenta en el recuadro