¿Cuándo un escritor llega a la madurez? ¿Cuándo podemos decir que ya tiene un estilo propio definido? Estas fueron las primeras preguntas qué me vinieron a la mente tras terminar de leer “Himnos” (Paraíso Perdido, 2017), el primer libro de cuentos de Eduardo de Gortari (Ciudad de México, 1988).

A lo largo de los 14 textos que forman este ejemplar podemos apreciar una escritura bien pulida, un trabajo realmente bien cuidado del escritor, aunque lo que resulta realmente destacable es la facilidad con la que Eduardo escribe lo mismo de lo cotidiano o lo paranormal, de lo histórico o de temas de ciencia ficción.

Mientras avanzamos en la lectura nos damos cuenta de que cada cuento es diferente del anterior, sin embargo, encontramos un hilo conductor entre ellos que nos hace sentir que es un libro redondo, donde todo tiene que ver entre sí, aunque suene contradictorio. Ese es el gran mérito de este libro.

Himnos (Paraíso Perdido, 2017)

No puedo dejar de llevar a un nivel más personal esta reseña en particular: “Himnos” simplemente me encantó. “La tromba de las núbiles hormigas”, “Joel: A link to the past” y “Turistas perdidos en Venus” son sin duda mis cuentos favoritos de este libro.

Hay además un escenario recurrente, que me llena de nostalgia, que termina siempre por traerme recuerdos de Veracruz.

Me siento muy afortunado de conocer a Eduardo, de haber tenido múltiples conversaciones con él, podría decir que leer este tomo fue como sentarme a platicar con un amigo, contando anécdotas mientras se disfruta de una taza de café o se comparte una comida dominical con una copa de vino, y esto es otro de los logros del autor, hay cierto desenfado en sus cuentos, cierto aire relajado que lo hace disfrutable, que como lector te atrapa hasta el final.

Acertadamente, el cuento con el que termina es el que da nombre al libro: “Himnos” una historia poco convencional de enamoramiento adolescente que se acompaña de un playlist entrañable. Si bien este cuento apareció en una versión preliminar por separado en una edición de Mamá Dolores Cartonera en 2015, lo cierto es que hay un trabajo de corrección que logra darle ese toque especial al libro y logra amalgamar cada elemento de este trabajo en un conjunto.

Estoy convencido que el autor ha encontrado su propia voz narrativa, su estilo personal. Eduardo está destinado a ser uno de los nombres más reconocidos de la literatura nacional, tengo serios motivos para creerlo: es un escritor versátil, sabe abarcar un sin número de temas y tiene una gran facilidad para moverse entre la poesía y la narrativa, incluso de fusionarlas ¡no le pierdan la pista!

En Neostuff hemos reseñado “La radio en el pecho” (Tierra Adentro, 2010), “Código Konami” (Proyecto Literal, 2015) y “Los suburbios” (Editorial Cuneta, 2015)

(Foto del encabezado de Sin Origen)

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre