Quedamos para un café. Comenzamos hablando de los autores que conocemos y que admiramos (y los que no tanto); de la freakie pasta en internet y los libros que leemos por placer culposo. De los libros de Stephen King y de las películas que se han hecho de ellos. Con el ruido de los aviones de fondo muy cerca de World Trade Center.

Libro los suburbios de eduardo gortari
Libro los suburbios de eduardo gortari

Eduardo de Gortari (México, DF 1988) presentó en la pasada Feria Internacional del Libro del Zócalo su primer novela “Los Suburbios” (Editorial Cuneta 2015) y de ahí salió la idea de platicar con el joven autor.

Lo primero que noté cuando leí “Los suburbios” es el playlist, la música está siempre presente en los trabajos anteriores de Eduardo, y en su primer trabajo narrativo publicado, no es la excepción, a lo largo de sus páginas “suenan” lo mismo Arcade Fire que Radiohead, The White Stripes o Weezer.

Lo otro que me llamó la atención, más que como lector, como veracruzano, es que la historia se desarrolla en Veracruz, en el fraccionamiento “La Tampiquera” de Boca del Rio.

“Yo no pensaba publicar ‘Los Suburbios’, fue algo que escribí, que terminé y que realmente yo pensé que nunca iba publicar, pensé que era un ejercicio y que se iba a quedar en eso… y que igual se lo rolaba a mis cuates de Veracruz y a mis cuates de aquí y ya.”

Todo fue culpa de Espartaco.

“Cuando nos conocimos él (Daniel Espartaco Sánchez) estaba trabajando en una editorial; no me acuerdo cual, y parte de su chamba era dictaminar nuevos libros. Yo le había dicho ‘güey, yo tengo una novela’ y me dijo ‘pásamela’ y se tardó como tres meses en abrir el archivo y luego me llama ‘no mames, tu novela está muy buena pero no se puede publicar en esta editorial’. Luego nos vimos, me hizo correcciones menores, me quitó el epígrafe del libro… Él me dijo ‘tienes que publicar esta novela’.”

“Ahí anduvo andando como un año ‘Los suburbios’, obtuvo un dictamen positivo de una editorial ‘choncha’ independiente, pero no la quisieron publicar y en una editorial más grande transnacional un dictamen negativo. Y un día, por un cuate, Roberto, me llega la convocatoria de esta editorial chilena, ‘mándales tu libro, a ver qué pasa’, la condición de que sea un primer libro. Se las envíe, eso fue en Septiembre de 2014 y por ahí de febrero 24 de este año me escriben: seleccionamos tu novela”.

De entre 100 títulos que recibieron en su convocatoria 2014, Editorial Cuneta sólo seleccionó 2, uno de ellos “Los Suburbios”.

Sellado por las coincidencias.

“Me acuerdo mucho porque un cuate que se fue a vivir a Canadá me trajo una edición especial de ‘The Suburbs’ (Arcade Fire, Merge Records 2010) y en la edición especial venía una postal que era la foto de cuando tomaron la foto de la portada (…) y viene fechada: 24 de febrero de 2010 y el disco salió antes del verano de ese año y justo coincidió que a mí ya me había traído el disco, este cuate me lo había dado en enero pero yo no lo había desmenuzado bien, ya sabes que viene como que con tres libritos y cosas así. Había visto la foto pero no había visto la fecha. Veo la fecha y pienso hoy es 24 de febrero y hoy justo me avisaron que salía la novela ¡que pinche coincidencia!”.

“Si alguien me preguntara si creo en lo paranormal, tal vez diría que sí creo, gracias a este libro… me ha tocado cada pinche coincidencia”.

Francisco Ovando, mi editor (Con quien se reúne en estos días en el marco de la Feria Internacional del Libro de Santiago de Chile), se rentó un cuarto en un departamento como oficina para editar ahí, el primer libro que editó es el mío, y me dice que cuando llegó ahí había una tornamesa y de los pocos discos que estaban en la tornamesa era ‘The Suburbs’. El libro ha estado sellado por las coincidencias”.

La Tampiquera.

“Es una cosa muy rara esa porque a mí se me dificultan las narraciones muy dilatadas, contar una historia que sucede a lo largo de los años me cuesta mucho trabajo (…) El tiempo ‘real’ de ‘Los suburbios’ son como tres semanas, el tiempo que duran las vacaciones de verano ese es tiempo que narro en toda la novela. Está cruzado con otros tiempos del personaje, de su futuro, pero realmente lo cabrón sucede en las putas vacaciones, cuando la escribí me dije ¿no me la estaré mamando? ¿No le estará pasando mucho desvergue a este güey en tan poco tiempo? Ya le ocurrió de todo y no ha aprendido a manejar.”

(Aquí la conversación se llena de spoilers que omitiré).

“Algunos lectores que se han acercado a la novela me han dicho que ven en ella un retrato de México justo antes de la violencia y como todo ya estaba de la verga desde antes y eso es lo que más me ha llamado la atención. Al final del día yo no esperaba que nadie fuera de La Tampiquera entendiera la novela… y se presenta el 4 de noviembre en la FIL de Santiago de Chile”.

La portada.

“El diseñador de la editorial, Ian Campbell, muy buena onda, creo que es uno de los diseñadores más esmerados con las portadas (…) sí me hizo un cuestionario, entonces sí me pregunto con qué color veía yo la novela, objetos representativos, una imagen representativa; que le contara brevemente de que iba la novela y, la pregunta que más me gustó fue si era tragedia o comedia. Yo le puse: pues empieza como comedia, se desenvuelve como tragedia pero termina como película de acción. Entonces dijo: ah va, me late.”

¿Literatura juvenil o pop?

No puedo dejar de relacionar lo que escribe Eduardo con la cultura pop, con los videojuegos y la música principalmente, en tono de broma le pregunté en que sección de una librería iría su libro, aunque yo lo pondría en la “pop” en tono de broma, él responde:

“Ojala hubiera una sección pop. Pop sería una categoría rara porque Cervantes hacía pop de su época, Stephen King, Jack Kerouac, Truman Capote eran muy pop”.

“Si los libreros lo pusieran en novela juvenil y eso ayudará a que vendiera más, yo sin pedos. Pero realmente yo no escribí para morrillos. Realmente a mí me espanta que lo lea mi sobrino, tengo un sobrino de 16 años, me aterra la posibilidad de lo que lo lea y se entere de las estupideces que hizo su tío a lo largo de su adolescencia (…) digo no todas las cosas – de la novela- son reales, no todas me pasaron a mí, pero no todas me las contaron, otras las viví tangencialmente; pero sí, juvenil no creo que sea la etiqueta adecuada, pero si ayudara a que se vendiera estaría padre. Yo creo que debería estar en la sección de no ficción”.

¿Cómo conseguir “Los suburbios” en México?

“Hubo una edición especial mexicana que va a estar rolando en ferias, pero todavía no saben (los editores) como va estar la llegada a las librerías; pero no me quiero adelantar.”

Al ser editado fuera del país el libro no es tan fácil de conseguir por lo que lo más viable es pedirlo a librerías. En línea se espera que próximamente esté disponible en los principales portales.

Continuará: Código Konami; poesía geek.

Comenta en el recuadro