Tenía 16 años cuando “Sabrina, the teenage witch” salió al aire en 1996 (originalmente por ABC en EEUU) el show era todo un éxito, en aquella época (y a lo largo de las 7 temporadas que duró) aunque sólo alcancé a ver algunos episodios ocasionalmente.

La serie no me gustaba, quizá lo que rescataría de este programa sería la picardía que el gato Salem proyectaba. Ni la chispa de Melissa Joan Hart;en el papel protagónico de Sabrina Spellman, me hacían disfrutar del humor inocente de la sitcom.

En otras palabras, la serie noventera era un verdadero bodrio, de escenografía de cartón y situaciones de humor de pastelazo que, inexplicablemente tenía (y sigue teniendo) una verdadera horda de fanáticos.

Por eso me llamó la atención cuando Netflix anunció que, de la mano de Warner Bros Television lanzaría un remake con un tono más oscuro de la popular serie y nada menos que con el mismo equipo de producción de “Riverdale“, la serie que en 2017 le dio un nuevo aire a los personajes de la super-ñoña historieta de “Archie” y que ya va por su tercera temporada.

Si eres fan de “Sabrina, la bruja adolescente” y sientes nostalgia por aquella serie cursi, te advierto: “Chilling adventures of Sabrina” (2018) poco tiene que ver con esta, ya que está inspirada en la saga de cómics que fue lanzada en el 2014 con el mismo título.

¿Que verás en “El mundo oculto de Sabrina“?

Kiernan Shipka es Sabrina

La cadena de contenidos en streaming no mintió cuando dijo que sería “más oscura”, comenzando con la fotografía (si viste “Riverdale” ya puedes darte una idea) lo que le da ese toque de misterio que la audiencia esperaría.

La historia está bien escrita; si bien la temática central gira en torno a la brujería sin dejar de hacerla fantástica, tampoco exagerándola al absurdo. Lo cierto es que el espectador que haya curioseado antes con el tema, quizás encuentre algunos simbolismos interesantes. Hay una aproximación al satanismo parodiando el comportamiento de algunas denominaciones cristianas que me resultó, quizás sin ser el objetivo de los guionistas, muy divertida.

Se tocan temas actuales como el bullyng, la diversidad sexual, el abuso infantil, sin que estos roben la atención de la trama. Tampoco se escapa del trillado asunto amoroso, aunque no llega a ser empalagoso y al final del día, hay que llegar a la mayor audiencia posible ¿qué, no?

No esperes grandes actuaciones, aunque sí puedo decir que la elección de Kiernan Shipka para interpretar a Sabrina es muy acertada. También pongan atención al personaje que interpreta la escosesa Michelle Gomez, no les voy a dar spoilers, pero tiene un desarrollo muy interesante.

La música, la ambientación y el vestuario definitivamente le dieron en el clavo. Quizá los efectos especiales nos queden a deber un poco.

¿Recomendaría la nueva Sabrina?

Si tuviese que elegir entre la serie de mi adolescencia y la nueva versión, definitivamente me quedo con “Chilling adventures of Sabrina“, quizá extrañe un poco la torpeza ingenua de la tía Hilda que interpretó Caroline Rhea o el genial sentido del humor de Salem, pero créeme, esta nueva versión rebasa lo que esperaba y la recomiendo sin duda alguna.

¡Checa el trailer!

Comentarios

Ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre