La noche del domingo fue histórica por varias razones. Leonardo Dicaprio por fin ganó un merecido Oscar, dejando a cientos de memes sin familia ni hogar. Mad Max realizó un “Gravity”, llevándose 6 premios por su mérito en los aspectos técnicos y Spotlight se alzó como mejor película en contra de todos los pronósticos, privándome de salir victorioso en todos los concursos en los que puse que ganaba The Revenant. Bajo la superficie, la ceremonia estuvo plagada de errores, mediocridades y otros momentos brillantes, los que clasificaré ahora.

Producción Oscars 2016

http://media.vanityfair.com/photos/56d3a3c1bab3b6473b8f5c6a/master/w_900,c_limit/oscars-2016-chris-rock.jpg

Luego de que se anunciaran las nominaciones, como varios activistas de derechos civiles y algunos periodistas no tenían nada mejor que hacer, comenzó a popularisarse el hashtag #OscarsSoWhite. Fue creado para denunciar que no había ningún nominado negro para categorías de actuación, película e incluso mejor guion.

Supongo que cuando Chris Rock se enteró de esto, experimentó la alegría suprema. Ya no tenía que inventarse chistes originales como hizo Seth Mcfarlane con la memorable canción “We Saw Your Boobs”. Solo se ocuparía de escribir varios chistes gastados sobre el rascismo y descansaría hasta el día de la ceremonia.

Rock comenzó su monólogo con confianza y destreza al hablar; se mostró elocuente dentro de un tema tan controversial. Pero cuando TODA la ceremonia de más de 3 horas se dedica exclusivamente al tema del racismo, cuando este es un evento dedicado exclusivamente al cine, es un craso error cuanto menos.

El conductor del evento ni siquiera se molestó en nombrar a los actores asiáticos (que se sintieron ofendidos por algunos chistes de Chris), latinos, etc. Prefirió limitarse a su propia etnia, la cual es cierto que ha sido discriminada en una gran serie de ámbitos a lo largo del tiempo; pero descargar toda esa ira reprimida en unos premios cinematográficos cuando la policía de Estados Unidos se muestra tiránica contra los afroamericanos día a día, creo que hay que preguntarse dónde quedan las prioridades.

Creatividad

http://cdn.theatlantic.com/static/mt/assets/culture_test/macfarlane%20oscars%20615.jpg

Los Oscars del 2013, conducidos por Seth Mcfarlane deben servir de ejemplo para siempre, de cómo ponerle ganas y ser inventivo en estas largas ceremonias.

Desde el capitán Kirk llamando del futuro para advertirle a Seth sobre los titulares en su contra del día siguiente, hasta invitar a un masivo coro de Los Angeles para que lo acompañara en una de sus hilarantes canciones, que por cierto entonó maravillosamente.

Los presentadores que lo han seguido han tomado la ruta fácil. Ellen se vistió gracioso, ordenó pizza y se tomó una selfie con varios actores, y por eso le pagaron. Las hijas de Chris Rock vendieron galletas en el evento, mientras este procedía a mostrar varios fragmentos de películas nominadas, pero con actores negros de protagonistas.

En retrospectiva, necesitamos que Mcfarlane les de unas clases a todos los presentadores por venir.

Premios Oscars 2016

http://www.amoiralcine.com/wp-content/uploads/2016/02/maxresdefault-3.jpg

Mad Max: Fury Road fue la mayor ganadora de la noche; barrió los premios técnicos como un conserje ganando en dólares. Aunque pienso que es apenas algo más que una película de acción glorificada, los viejitos de los Oscar quisieron premiar a una cinta popular esta vez. Pero si fuera por logros técnicos, películas como Transformers se deberían llenar de premios de la academia, año tras año. A mi parecer, los Oscars se dejaron llevar por los críticos que le dieron a Mad Max un escandaloso 97%, convirtiéndola en la película mejor calificada del año.

http://www.peliculasgo.com/wp-content/uploads/2015/06/transformers-3.jpg
Si esto no merece un Oscar, no sé qué lo hará.

La apasionante aventura que es The Revenant fue premiada por su increíble cinematografía, excelsa dirección y gran actuación. Ya es la tercer vez seguida que Emmanuel Lubezki gana un Oscar, y todavía le quedan debiendo dos por su trabajo en Children of Men y en The Tree of Life. Es el cuarto Oscar para Alejandro González Iñárritu luego del masivo éxito de Birdman. El director comenzó a grabar una nueva película el día después de la ceremonia, recalcando su dedicación y pasión por el cine.

El próximo papel de Leonardo Dicaprio, luego de su esperada victoria, será de asesino serial en la nueva película de Martin Scorsese; a todos se nos hará difícil esperar hasta su estreno.

Lo que más sorprendió fue la victoria de Spotlight como mejor película. La academia eligió usar su mayor premio como herramienta social para apoyar la causa contra los curas pederastas. Pero si hablamos de logros cinematográficos, Spotlight se queda muy atrás de películas como The Revenant, Son of Saul o Room.

Es fácil decir que estos premios de la academia estuvieron algo flojos. Desde el excesivo reconocimiento a Mad Max, hasta los reiterados chistes de Chris Rock acerca del mismo tema. Hace falta algo más de iniciativa y preparación para una noche tan importante a nivel mundial. En resumen, necesitamos de vuelta a Seth Mcfarlane.

https://pmcdeadline2.files.wordpress.com/2013/02/wesawyourboobs__130228235447.jpg
Héroe.

Comenta en el recuadro