Los productores de Hollywood parecen creer que, por el hecho de que al principio de una película aparezca la frase: “basada en una historia real“, los miembros de la audiencia general dejarán lo que sea que estén haciendo para correr al cine más cercano a lanzarle varios billetes al empleado de la taquilla a cambio de un boleto. Esta creencia es reforzada por los Oscars, que no pueden aguantarse de premiar excesivamente a la mayoría de estos filmes.

En el 2015 salieron 26 películas basadas en historias reales. Cuatro de ellas han sido elegidas para competir en la categoría de mejor película en los premios de la academia de este año (además de competir por casi todos los demás premios) y otras de este tipo fueron nominadas a los Golden Globes. Algunas pecan de dramatizar demasiado los verdaderos sucesos, otras simplemente los ignoran. En el caso de Spotlight, sus escritores pueden presumir que es la cinta más precisa, en cuanto a adaptar una serie de hechos verídicos, de entre todas las otras cintas que basan sus historias en hechos reales.

http://static.comicvine.com/uploads/original/10/106185/3730022-4191637499-FCJG3.jpg
A excepción de esta.

¿De qué se trata la película de Spotlight?

El argumento de Spotlight gira alrededor de un grupo de periodistas investigativos especializados, que se dieron la tarea de indagar acerca de uno de los escándalos más grandes en toda la historia de la ciudad de Boston.

Inicia con el caso de un sacerdote que, por más de 30 años, fue transferido de parroquia en parroquia porque, en cada una de las que llegaba, era acusado de cometer abuso sexual a varios niños. Un abogado denunció tener documentos (cartas dirigidas a las familias de las víctimas y demás) que probaban que el cardenal de Boston sabía de estos crímenes y no hizo nada, por muchos años, para evitar que volvieran a suceder; pero por el inmenso poder que la iglesia católica ostentaba en esa ciudad de Estados Unidos, presentaron una moción para mantener bajo sello legal estos incriminantes escritos hasta que pudieran idear una manera de echar tierra al asunto.

El equipo Spotlight del periódico Boston Globe era el encargado de cubrir las investigaciones más extensas y trascendentes a principios de los años 2000 (la época que la película toma lugar). Demuestran interés por tan controversial historia, aunque al principio no se imaginaban lo grave que era el problema en que se estaban metiendo.

http://blastmagazine.com/wp-content/uploads/2015/10/Spotlight-Image.jpg
Estaban muy ocupados viéndose fabulosos.

El filme está lleno de periodismo real: largas llamadas telefónicas, búsqueda de documentos, entrevistas a víctimas y sospechosos, etc. Lo extraordinario del guión de Spotlight es que los escritores encontraron la manera de hacer entretenidos todos estos factores mundanos de la actividad periodística. Esto funciona gracias a que la tensión detrás de la importante historia que está siendo analizada es manejada bastante bien, me refiero a que, en ningún momento el ritmo de la película se siente lento. Hay tanto que contar que los personajes no se quedan divagando ni por un segundo. Tienen trabajo que hacer y, gracias a esto, la trama solo va hacia adelante.

Los realizadores tuvieron la confianza suficiente de adaptar la historia con fidelidad sin agregar dramatismo innecesario. Balancear momentos que en otros contextos serían aburridos, y fundirlos con la intensidad inherente de una historia como esta, es el principal mérito de Spotlight.

El elenco realiza un gran trabajo en llevar a sus personajes a la pantalla. Walter Robinson, el editor real del equipo Spotlight, quedó desconcertado al ver a Michael Keaton interpretarlo a la perfección cuando este periodista visitaba el set de filmación. De la misma manera, los demás departamentos del filme estuvieron enfocados en aportar la mayor cantidad de realismo posible hasta el último detalle: usaron escritorios de la misma marca que en esos tiempos, las oficinas del Boston Globe fueron construidas como réplica exacta y los reporteros involucrados arreglaron la utilería para que quedara posicionada al igual que hubiera estado a principios de milenio.

https://c.o0bg.com/rf/image_1920w/Boston/2011-2020/2014/10/30/BostonGlobe.com/Lifestyle/Images/S_04822.jpg
Mark Ruffalo decidió vestirse como la versión nerd de su personaje.

Pero lo esencial en Spotlight es el escándalo que los reporteros tratan de aclarar. Por esto cuenta con una atmósfera documental, para que no quede duda de que la investigación que intentan recrear es adaptada de la manera más objetiva posible. Lo positivo de la objetividad es que, para lograr que sea auténtica, se necesita especificar cada detalle. Es un aspecto genial que suele faltar en muchas producciones de este tipo.

La trama se oscurece con las entrevistas de las víctimas; sujetos que de lejos parecen estables y felices, rompen en llanto o intenso enojo cuando son forzados a recordar los trágicos eventos que sufrieron de niños. Esto también causa dolor en los que hacen las preguntas; se ven obligados a interrogar sin piedad y meticulosamente a dichos individuos para poner en evidencia a los que se ocultan detrás de la indumentaria eclesiástica.

http://usercontent1.hubimg.com/4061478.jpg
Incluso más malvados que este.

El personaje interpretado por Mark Ruffalo se conmueve profundamente por el sufrimiento de los que fueron abusados y exclama una frase que expresa un aspecto del que pocos se acuerdan cuando escuchan noticias sobre estos casos: “¡pudiste haber sido tú, pude haber sido yo!, ¡pudo haberle sucedido a cualquiera de nosotros!, ¡tenemos que acabar con estas basuras y mostrarle a las personas que nadie puede salir impune con esto!”

El centro emocional de la película es construido con mucha seriedad, lo que puede aburrir a algunos espectadores. Por lo regular se espera que, en el clímax de filmes de este tipo, se dé un suceso extra dramático que cambie completamente el panorama de maneras algo inconsistentes con el resto de la historia “realista”; en Spotlight evitan este error, de forma que los hechos finales no son vistos como implausibles o exagerados. El guión nos ha estado preparando para dichos momentos y, cuando suceden, se sienten orgánicos.

Lo malo de Spotlight es que, debido a la naturaleza de la cinta, depende mucho del diálogo para contar su historia, esto puede ser fastidioso y anti cinemático a ratos. Sin embargo Spotlight tiene éxito en dar a entender lo que quería contar aunque con un estilo demasiado documental.

Con seis nominaciones para los premios de la academia, me es fácil decir que probablemente ganará por mejor guión original

Frases y citas de la película Spotlight

  • “Pudiste haber sido tú, pude haber sido yo!, ¡pudo haberle sucedido a cualquiera de nosotros!, ¡tenemos que acabar con estas basuras y mostrarle a las personas que nadie puede salir impune con esto!”
  • “¿Quieres a demandar a la iglesia católica?”
  • “Tenemos dos historias aquí, una historia sobre el clérigo degenerado y tenemos una historia sobre un montón de abogados que transforman el abuso de niños en una industria redituable. Ahora, ¿cuál historia quieres que escribamos porque escribiremos una de ellas?”
  • “Es difícil decirle que no a Dios ¿cierto?”

Soundtrack de Spotlight

1 Comentario

Comenta en el recuadro