En cualquier relación es muy importante decir siempre la verdad por mucho que ésta pueda molestar o herir al otro. Mantenernos transparentes ante cualquier situación será vital para que la otra persona siga otorgándonos algo irreemplazable y vital para que la relación exista, su confianza. Esta pequeña palabra está ligada a un mar de emociones y es tan frágil como una hoja de árbol, sin ésta somos incapaces de mantener una relación, porque es verdad lo que dicen “sin confianza, no existe nada”.

Existen muchas maneras de perder la confianza en alguien, pero por ahora sólo tocaré lo que son las mentiras. No voy a decir que nunca he mentido, pero sí puedo presumir que nunca he mentido al punto en el que haya dañado a nadie ni me haya hecho perder a alguien querido. Aunque las mentiras sí me han hecho perder a gente que creí que tendría conmigo por siempre.

Para tratar ésto voy a tomar ejemplos de mis amigos más cercanos, obviamente cambiando nombres por razones que no necesito explicar.

Ejemplo 1: Daniela empezó a platicar con un amigo de hace tiempo. Siendo los dos solteros, él la empezó a invitar a salir diciéndole que no tenía ningún compromiso y quería verla en otro plan. Daniela lo platicó con una amiga que ellos tenían en común, la cual le comentó que este chico y su ex novia estaban embarazados. Él no le había comentado nada de esto a Daniela, ella decidió esperar a que él se lo comentara y ver hasta dónde seguía con su comentario de no tener ningún compromiso . Tras varias negativas por parte de ella de salir, él finalmente decidió contarle sobre el bebé que tendrá con su ex novia.

Ejemplo 2: Fernanda conoció a Sofía y vieron que tenían varios intereses en común. Empezaron a salir y a conocerse más, un buen día Sofía se desapareció, cero contestar llamadas, cero contestar mensajes. Fernanda no entendía que pasaba y finalmente se enteró que ella había empezado a salir con alguien más. De pronto, Sofía reapareció diciéndole que había tenido algunos problemas con sus padres, al parecer ellos no saben de sus preferencias aún. Fernanda le siguió la corriente para ver hasta dónde llegaba su hipocresía y tras varios días de pláticas Sofía le confesó todo y le pidió seguir en contacto. Lo único que Fernanda pudo pensar es que quería mantenerla ahí por si no funcionaba con la otra.

Ejemplo 3: Ana creyó que Samuel era su amigo, le contó sus secretos, sus anhelos, sus sueños, le dijo sus pensamientos y pensó que él había hecho lo mismo por todo lo que le había contado, que se entendían. Un día Ana descubrió que Samuel le había contado todos esos secretos a alguien más y que no podía contar con él.

Con estos ejemplos quiero que ilustremos que pues la verdad siempre sale a la luz, tarde o temprano sin importar como esté estructurada la mentira. Duele que te mientan, pero duele más aún enterarse de la verdad y que la persona no tenga el valor de contártela, que sigan mintiendo en tu cara, que te hagan promesas vacías y que al reclamar la verdad tengan el cinismo de verte a la cara y decirte que estás equivocado.

Consejo: No trates de sostener tus mentiras, ten el valor de decirle la verdad a las personas aunque tengas miedo de herirlas, créeme las va a lastimar más enterarse por otra persona que no seas tú, ser honesto ahorra que se generen hacia ti sentimientos sumamente negativos. No finjas, no engañes, en resúmen como dicen por ahí “no hagas nada que no te gustaría que te hicieran”, creas o no en el karma, lo que hagas tarde o temprano se te regresa.

 

 

 

 

Imagen extraída de: http://www.tele-smart.com/wp-content/uploads/2008/05/pinochio.jpg

2 Comentarios

Comenta en el recuadro