Paseando con amigos en el área del World Trade Center de la Ciudad de México, nos topamos con éste peculiar lugar y la curiosidad nos hizo entrar. El nombre, Yoma Noodle Bar, nos predisponía a comida asiática, pero la sorpresa que nos llevamos fue grata.

Ubicado a unos metros del WTC, en el número 623 de Insurgentes Sur, se abre con una decoración limpia y minimalista, con taburetes y mesas para hasta cuatro personas, es el lugar ideal para una comida y charla íntima con amigos. El dueño del restaurante, es un chef francés, que se arriesgó a abrir un lugar que explotara los fideos, en todas sus formas.

El menú con platillos de toques tailandeses, te hace agua la boca aún sin haber probado nada. Puedes pedir desde un arroz frito, hasta una sopa de coco. Todo, con un toque muy especial que balancea el sabor de manera sorprendente.

Pueden encontrar fideos de huevo, arroz, y una infinidad de combinaciones que pueden armar a su gusto y estoy segura que les encantará.

Tiene un ambiente relajado, con poco personal, pero que te atiende muy bien. Si quieren probar ramen que va más allá de una sopa instantánea, la opción es, sin duda, Yoma.

Calificación: 8/10.

Qué comer: Para los tradicionales, sopa de pollo con fideos de huevo, para los exóticos, sopa de coco con fideos de arroz y portobello.

Advertencia: Debido a la zona en que se ubica, a la hora de comida de oficinistas tiende a llenarse, sin demeritar el servicio, es mejor ir después de las cuatro de la tarde.

Precios: Una sopa de pollo con fideos de huevo puede llenar a alguien de apetito normal por menos de $100.

Comenta en el recuadro