Labios que hoy recuerda mi memoria,

y posan en mi boca suavemente

aquellos besos que rodeaban mi cuello

aquellos queman, queman nuestros labios, y aquel palpitar que nos unía.

Son tus manos suaves, manos perfumadas como un ave en agonía.

Palpitante en mi regazo reposa,

mi cuerpo se estremece, sólo por eso;

Por eso que causa en mi

un sólo suspiro, sólo un beso, de esos labios suaves,

de esos labios tuyos.

Monserrat Ruiz

Fuente de imagen:

COMPARTE en:
Monserrat
18 añitos. Orgullosamente UNAM. Mexicana. Amante de la buena literatura. (: "Leer es vivir. Escribir es para que otros sueñen."

1 Comentario

Comenta en el recuadro