Ayer arrancó la Copa Confederaciones 2013, con Neymar como blanco de todas las miradas.

Con un dominio del scratch du oro y un tremendo golazo de Neymar al minuto 3, transcurrió el primer tiempo, en el que Brasil manejó el partido y Japón solo podía defenderse. Para la segunda mitad, Japón intentaba pero sin rendir frutos, contrario a los brasileños que al minuto 48 volvían a perforar el arco nipón con una tremenda falla del arquero ante el tiro de media vuelta de Paulinho. Para los últimos minutos parecía que Japón descontaba, pero no fue así y al minuto 90, Jo marco el tercero definitivo después de una gran jugada orquestada por Oscar.

Ya hoy por la tarde se jugó el partido entre México e Italia…

Si, la selección mexicana enfrentando a la escuadra “azzurra“. Un partido en el que nos hicieron emocionar imaginando un cambio casi mágico del martes a hoy. Y sí, hay algo de eso, porque hoy México mostró garra y coraje en un primer tiempo que se empezó perdiendo con un golazo de Andrea Pirlo, pero a base de esfuerzo y lucha se consiguió un penal que Javier “Chicharito” Hernández convertiría en el empate ya para acabar el primer tiempo.

Para la segunda mitad, José Manuel de la Torre sacó a Javier Aquino por Hiram Mier, hasta ahí todo parecía ir bien y en el campo el juego estaba nivelado. Los minutos transcurrieron y algunos jugadores ya se mostraban cansados, pero “El Chepo” hizo caso omiso ante la baja de juego que sufrió el equipo en la segunda parte. Con un Italia dominante, pero sin fortuna, transcurría el partido hasta que vino Mario “El Nene” Balloteli y haciendo gala de su fortaleza hizo el gol del gane para los italianos.

De nuevo se perdió y, si bien en el primer tiempo México mostró otra cara, las malas decisiones técnicas de nuevo se hicieron presentes y obvias. En redes sociales ya se pide la salida del “Chepo” aunque, también (y extrañamente), se ataca a los jugadores que no rinden. El técnico no va a salir a menos que renuncie pero, ojo, si México clasifica al mundial no estoy muy seguro que sea José Manuel de la Torre el que esté en el banquillo.

COMPARTE en:
Me gustan los tatuajes, los deportes y la "música satánica". Irreverente, sarcástico y mala influencia, según dicen.

Comenta en el recuadro