El cambio en la dirigencia del PRI sólo da señales negativas en lugar de muestras de un verdadero cambio en la filosofía y en el punto fino de un partido político que fue castigado severamente en las elecciones del 5 de Junio y poniendo en entredicho que sucederá en la sucesión presidencial del 2018, y por supuesto en su principal bastión (el Estado de México).

El nombramiento de Enrique Ochoa Reza vía dedazo de Peña Nieto para dirigir al partido de siempre sólo indico o dio pie a lo que acontecía en otros tiempos, el apoyo de la CTM, la CNOP y la CROC, es decir, todo el sector popular y trabajador, o antes el aparato publicitario y de acarreos por excelencia del partido en el poder, lo primero que hizo el recién nombrado Presidente Nacional del PRI fue “obtener” el apoyo de las agrupaciones antes mencionadas, cuando en realidad ¿alguien lo conocía?

De acuerdo a los supuestos y análisis político había más de 5 suspirantes, sin embargo, sólo Ochoa “cumplió” con todos los requisitos dictados por el Comité Ejecutivo Nacional, como siempre esto levanta más sospechas que cualquier otra cuestión, entonces ¿por qué Carolina Monroy estaba de interinato sino reunía los requisitos?

Para no hacer el cuento más largo no importando todo lo demás, la decisión presidencial estaba tomada desde hacía (se supone) un par de semanas, porque ningún funcionario público que es director general de una paraestatal se avienta nada más así porque si al ruedo, debe tener el visto bueno de su jefe y cualquiera lo haría, y tuvo buen aceptación y ¿a qué se debe?

Quién es Enrique Ochoa Reza

Tal vez muchos de nosotros nos preguntaremos, ¿de dónde salió Enrique Ochoa?, ¿qué hacía?, pues bueno este personaje colaboró en la hechura de los 2 bastiones o grandes “reformas” que tanto se han cacareado en el país y nada más siguen en el limbo, causan un severo conflicto y para no variar pues sólo sirve que este bien escrito en unos documentos y nada más, este personaje es del círculo cercano a Luis Videgaray, es decir, del círculo tecnócrata, algo así como los que conocíamos antes que eran los “Chicago Boys” y el gran círculo que tenía Salinas de Gortari, sólo que en esta ocasión es del supuesto “presidenciable” secretario de hacienda.

Como cualquier otro político sin ningún tipo de decencia y principios tuvo la pericia de promoverse como Consejero del IFE en el 2011 negó ser militante del tricolor, cuando ahora se supone es miembro activo desde 1991, vaya dirigentes tan transparentes que quieren renovar, sancionar, y porque no hasta encarcelar o dejar sin cobijo a los gobernadores de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua; y lo que pareciera algo tan trivial no lo es debido a que el liderazgo debe pender de alguien que tenga principios, valores y cualidades de dirigirse a todos los agremiados.

Lo que es una realidad es que no veo un buen augurio, más bien lo mismo de siempre y que él sólo vivirá con apoyo del Presidente, porque no salió a respaldarlo ninguno de los alfiles políticos del Ejecutivo, y mucho menos en la sede del mismo, mejor que cada quien se rasque con sus propias uñas.

Peculiaridad

Y para que se vea que no sólo la desvergüenza, el raterismo y la mafiosidad es del PRI, PAN, PRD, se dio a conocer que MORENA (el partido de un tal López Obrador, ídolo de Denise Dresser) tiene el descaro de erogar más de 7 mdp en sólo 6 meses a 3 personas: Lyssette Jiménez Medina casi 3 mdp, Alciia Carrión Guerra casi 3 mdp y Ricado Díaz García más de 1 mdp, y porque no que el partido pague los viajes a Europa de su mismo dirigente y para no variar que lo invite a ver el día de ayer el Juego de las Estrellas… L A M E N T A B L E.

Comenta en el recuadro