The Girlfriend Experience es el nuevo drama de la cadena televisiva Starz, casa de otras exitosas series como Spartacus, Black Sails, y Outlander.

Con Steven Soderbergh en la producción ejecutiva, director de la serie The Knick, y de películas como Solaris (2002), Contagion (2006), y la inspiración de esta nueva serie, la película homónima del mismo nombre, que protagonizó Sasha Grey en el 2009.

Esta vez Riley Keough (nieta de El Rey, Elvis Presley) es la que se encarga del protagonismo. Quien hasta ahora solo había tenido pequeños papeles en algunas películas. Sin embargo, a pesar de la poca experiencia, su interpretación en The Girlfriend Experience fue más que cumplidora, retratando a la perfección lo manipuladora y fría que puede llegar a ser su personaje.

¿De qué trata The Girlfriend Experience?

Igual que en la película en la que está inspirada, este drama presenta a Christine Reade (Riley Keough), una estudiante del segundo año de derecho, residente en Chicago, y pasante de un prestigioso bufete de abogados.

De un momento a otro Christine se involucra por medio de una amiga cercana en lo que ellas mismas llaman «prostitución de lujo», un negocio dirigido únicamente a empresarios y millonarios. Llegando a cobrar cientos de dólares la hora, Christine descubre en este negocio una manera provechosa y rentable de aumentar su calidad de vida.

Ya totalmente involucrada y decidida en brindar una «Experiencia de Novia» completa, Christine (Chelsea para sus clientes) se vuelve cada vez más ambiciosa y experta en simular interés y amabilidad con aquellos que contratan sus servicios, sean sexuales o no.

The Girlfriend Experience no trata en ningún momento de profundizar en moralidades, ni mucho menos darnos una lección anti-prostitución. Simplemente va contando cómo una estudiante veinteañera decide por su propia cuenta trabajar profesionalmente como escort, al punto de abandonar su carrera de derecho.

07-tge-1.w529.h352

Con 13 episodios de entre 25 y 30 minutos cada uno, tienen la duración perfecta para que no lleguen a aburrir. Ya que maneja un ritmo considerablemente bastante lento y con poco diálogo, lo que puede resultar algo tedioso. Pero, aún así, los trece episodios pueden terminar siendo demasiado, quedándole largo para su desarrollo y desenlace.

Su noveno episodio sea probablemente el mejor de todos, donde a propósito o no, todos sus compañeros de trabajo, jefes, e incluso familiares descubren la doble vida que lleva Christine.

Visualmente la serie tiene una esencia particular muy similar a la película, pero aquí nuestra protagonista desarrolla un personaje con mucha más frialdad y ansiosa de poder que la del 2009.

Claramente The Girlfriend Experience no es una serie que deleitará a todo el público. Habrá quienes la sepan disfrutar, pero con su narrativa lenta y frígida protagonista, no es fácil engancharse ni sentir empatía por ella.

Trailer de The Girlfriend Experience 

Comenta en el recuadro