Para mi esposa Pixel…

Es algo que te da energía día a día para que tu día sea mejor, para que liberes tu mente, para que liberes tu nerviosismo y te centres única y exclusivamente en tu meta, en lograr hacer de ese momento algo único, especial y te conectes contigo mismo buscando más que una experiencia, algo benéfico y único para ti, donde el único oponente en tu meta es tu cuerpo y tu mente.

Todos tenemos metas en la vida, y nuestro único oponente siempre será nuestra mente, y por supuesto nuestro nivel físico, el cual debemos prepararlo día a día y mantener la constancia por el tiempo que nosotros consideremos es apto para lograr nuestro cometido.

El día de hoy relataré la experiencia de preparación para un medio maratón (21 kilómetros), por el cual atravesamos mi esposa y su servidor…, todo comienza con la necesidad de no volverte un ser sedentario y enclaustrado en algo tan común como el trabajo y hobbies cualquiera que pueden cambiar diariamente, semanalmente, mensualmente o como se quiera, depende mucho de la versatilidad; nuestra meta estaba fijada unos 6 meses antes, cabe aclarar que nosotros ya teníamos experiencia en carreras de 5 y 10 km, la máxima había sido de 10 millas (alrededor de 16.7 km), y basta mencionar que no sólo se requiere un entrenamiento previo de 4 meses (pareciera que obligatorio, no lo es nunca, se hace por libre elección y claro por quitar las barreras).

Otro aspecto importante es sin lugar a dudas la alimentación, tal vez lo más importante, debido a que te hace ligero, te fortalece y te da antioxidantes, no hay sal, no hay grasa, no hay azúcar (más que lo que contienen los alimentos), y sobre todo cambias todos tus hábitos alimenticios, te vuelves sano, te vuelves verdaderamente experto en balancear todo lo que tienes que comer (sin llegar al extremo de pesar, y estar de “cuenta chiles”), en ya no beber alcohol, en saber que tienes la responsabilidad de comer 5 o hasta 6 veces al día para mantener activo tu organismo y lleno de energía basado en todo lo que te ofrece la naturaleza sin necesidad de intoxicarlo o fermentarlo.

Los entrenamientos son vitales por que originan que tu cuerpo obtenga la resistencia y la pericia para poder rebasarse a sí mismo día a día con las pruebas que le pongas, sea de fuerza, resistencia y por qué no hasta de habilidad para afrontar cualquier situación que experimentes día a día, todo es complemento y debes aprovecharlo al máximo, y hay algo que debes tomar en consideración, y es la motivación que tienes o que te otorga un agente externo, es importante destacar que su servidor no inicio en esto sólo y gratis, la personita que me inició, es mi esposa, y se lo agradezco infinitamente porque una vez más nos dimos cuenta que la única barrera a vencer es nuestra mente, los bloqueos surgen ahí.

El haber corrido el medio maratón de la ciudad de México fue algo increíble, y como diría mi esposa “este es el examen, y quien estudió obtendrá su calificación y recompensa”, y así sucedió… obtuvimos un estupendo resultado que será nuestra meta de aquí hasta el próximo compromiso el cual será gratificante una vez más estar acompañado “siempre del lado derecho” y sabremos que ambos cumplimos nuestra meta…

Recuerden nunca nada es suficiente, ni esos 4 meses de preparación, ni esa alimentación balanceada, el deseo es de cada quien, si algo quieres cambiar empieza por ti, y como dijera Michael Jordan: “Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda”.

¡Muchas Gracias Pix!

Comenta en el recuadro