Debería poder decirte esto fácilmente, pero ya sabes, debo luchar  por mantener esa máscara de independencia, de alguien que no necesita de nadie mas que de sí misma aunque esto esté tan alejado de la realidad. Porque si en algo soy malísima es en dejar salir ese lado sensible y expresar mis sentimientos en especial con personas que en realidad me importan.

Se de antemano que no tengo toda una vida de conocerte pero parece que así fuera porque creo… mejor dicho estoy segura, que cuando alguien está destinado a entrar en tu vida y mejor aún quedarse en ella, pasa porque pasa. Puede que en un principio ni siquiera notes la existencia de ese “alguien” o como comúnmente sucede, un buen día conoces a una persona y de inicio te cae mal por cualquier razón que se te ocurra pero bajo ninguna circunstancia se te ocurriría entablar siquiera una conversación. Después de un tiempo por obra del bendito destino o como quieras llamarlo terminas diciendo ¡por qué no le hablé antes!

Uno pierde momentos valiosos por tonterías o haciéndose sus propios juicios que al final resultan estar totalmente fuera de la realidad, el punto es que a pesar de todas esas arañitas mentales, un día te das cuenta de lo importante que alguien puede llegar a ser para ti en tan poquito tiempo. Al principio juraba que no teníamos nada en común, ahora creo que somos como dos gotas de agua, aunque tú eres mejor debo admitir. Eres de las pocas personas que conozco que solo tienen una cara y es la que muestras al mundo.

Me gusta tu lado vulnerable, porque cuando decides abrir tu corazón uno encuentra un ser humano enorme, aunque a veces ni tú mismo lo veas de ese modo… lo eres. Y qué decir de esa irreverencia que siempre me sorprende un poco pero admito que es mi parte favorita de ti, adoro ver como pones en su lugar a quien se lo merece y dices lo que piensas sin ningún temor, aquí entre nos puede que me guste porque es mi punto más débil… callo demasiado.

Pero ¿sabes cuál es la cualidad que más admiro en ti? Que cuando decides brindarle tu amistad a alguien, es real. Por eso me siento muy afortunada de haberme topado contigo, te agradezco que sigues aquí a pesar de todo, porque reconozco que no es tan fácil aguantarme. Puedo tener cambios de humor tan repentinos que hasta a mí me marean, soy bastante posesiva, impulsiva y sí, celosa a morir, pero ¡hey! prometo dejarlo. Mi cabeza loca a veces me hace creer cuando cualquiera note lo increíble que eres yo saldré sobrando, sin embargo sé de sobra que puedes conocer un millón de personas pero seguirás teniendo ese espacio para mí.

Tenemos en común que conocemos lo peor de cada uno y en lugar de alejarnos nos une más. Confiamos demasiado en la gente lo que nos hace darnos tremendos golpes, pero ahí está tu mano para levantarme y la mía para ayudarte a ti. Así que gracias. Gracias por enseñarme el verdadero significado de la palabra amigo, por soportar mis rezos interminables siempre del mismo tema que sé que odias pero aun así me escuchas, por encontrar siempre una forma de sacarme una sonrisa hasta en los peores momentos, por demostrarme que te importo e incluso que te preocupas porque este bien. Sobre todo gracias por ver en mí eso que ni yo misma veo, por aguantarme y decidir continuar formando parte importante… demasiado importante de mi pequeño y desequilibrado mundo.

amigoss

Samantha Rocha
COMPARTE en:
Samantha Rocha
Nací en San Luis Potosí. Soy bastante impulsiva y apasionada en lo que hago. Tengo un amor desmedido por las películas de terror y gore. Vivo eternamente enamorada de mi carrera: Ciencias de la Comunicación.

Comenta en el recuadro