A pocos días del que hubiese sido el cumpleaños número 185 del escritor ruso León Tolstói (Lev Nicoláievich Tolstói), quiero hablarles de una de sus obras más famosas, considerada uno de los mejores exponentes del realismo y que hace poco tuvo una nueva versión cinematográfica: Anna Karenina.

Anna Karenina nos cuenta la historia de una mujer cuya vida puede ser catalogada como perfecta: buena posición social, una hermosa familia, un esposo devoto y serio en una gran casa, amigas leales y cariñosas y todo lo que una mujer sea capaz de desear. Sin embargo, por vueltas que da la vida, se topa en el camino con el Conde Alexei Vronsky, que eventualmente pone su mundo de cabeza, al despertar en ella una pasión desenfrenada.

Paralela a la historia de Anna, la historia del romántico sin esperanza Konstantin Levin, enamorado de Kitty, concuña de Anna y quien parece despreciarlo siempre por elegir vivir en el campo y no frecuentar la ciudad, pero que siempre se ha encargado de procurarla y protegerla.

Anna Karenina, que cabe destacar como tragedia, nos lleva a explorar no sólo la sociedad rusa y sus costumbres, sino a una introspección de un abanico de emociones que van desde los celos, la ira y el orgullo, hasta el más puro amor, pasando por el misticismo y la espiritualidad. Entre infidelidades, asuntos políticos, eventos culturales, crecimiento y el significado de la familia.

Anna Karenina es más que un clásico de la literatura, ha sido considerada la máxima expresión de la novela por autores tan destacados como Dostoyevsky, Nabokov e incluso Faulkner.

Si no han leído Anna Karenina, se han perdido de una parte esencial de la historia de la literatura y, estoy segura, los invitará a la reflexión. Pueden además, disfrutar de alguna de las quince adaptaciones cinematográficas que se han hecho de ella, la más reciente de 2012, dirigida por Joe Wright y protagonizada por Keira Knightley.

Pueden encontrar Anna Karenina en formato PDF aquí.

2 Comentarios

Comenta en el recuadro