Así es, existen 10 cosas que pueden hacer que ese cuento de hadas que has formado en tu cabezita se convierta en una pesadilla para ambos. Sí, ambos, porque esa acción no nada más te daña a ti, daña también a tu pareja porque así tal cual tú te estás complicando la existencia se la estás complicando también al otro. Y pues para no hacer más rollo, aquí va el top 10 de lo que puede arruinar una relación :

1. Celar todo ser viviente que se le acerque. Para empezar NO ERES SU DUEÑO (A), no se posee a las personas y en la naturaleza del ser humano está convivir y socialuzar, lo mejor es aceptar eso y aprender a confiar en tu pareja. Ahora bien, los celos son una gran muestra de inseguridad y créeme NADIE quiere alguien inseguro a su lado. Si te encuentras en este punto bebé tienes dos opciones, la número uno es checar si realmente confías en tu pareja y la número dos, checar que tal anda tu autoestima.

2. No respetar su espacio personal. Por muy enamorados que estén TODOS necesitamos nuestro espacio, ese momento especial con nosotros mismos en el que nuestra soledad es la mejor compañía y no, no es necesario estar pegados cual siameses todo el día. Además, mujeres, entiendan, los hombres cuando se enojan o algo les pasa no siempre quieren hablar de ello y no es que no te tengan confianza es sólo que sus mentes trabajan diferente a las de las mujeres, ellos primero piensan y luego hablan. Deja que respire, ya te contará.

3. Dejar de cuidarte. Tener pareja no es sinónimo de dejarte ir. Muchas personas cometen el crimen, si crimen, de dejar dw cuidarse cuando tienen pareja, son esas mujeres que dejan de depilarse o maquillarse para salir, los hombres dejan de echarse loción o cepillarse el cabello y es una pena que dejemos de lado esos detalles cuando por el contrario deberíamos seguir esforzándonos por conquistar a nuestra pareja.

4. No tener más vida. No seas de esas personas que una vez con pareja se olvidan que existen los amigos.

5. Presionar demasiado. La gente no cambia con sólo pedírselo, o más bien exigírselo y por tanto presionarle una y otra vez hasta hartarle no  es la solución. Se cambia solamente si así se desea, como le conociste y empezaste a amarle es como debes aceptarlo (a). No se debe empezar una relación con la idea de que tienes un diamante en bruto que puedes pulir a tu gusto porque no es así, ten en cuenta lo que es pues lo que miras es lo que hay. No le critiques o le hagas sentir estúpida, di cosas positivas que le hagan sentir mejor y le inspiren a cambiar por su cuenta.

6.  Quejarte. Nadie será capaz de darte TODO lo que quieres o has soñado y mucho menos cumplirte todos tus caprichos y pues claro que habrá veces que encuentres detalles que no te gusten de tu pareja, pero quejarte no solucionará nada. A lo mucho vas a fastidiarle y por tanto lo mejor es decirle de buena manera lo que te gustaría con un “Me encanta cuando me llamas llegando a tu casa, así sé que llegaste bien” o “Me fascina cuando usas ese perfume” eso es mucho mejor que quejarte o fastidiarle para que haga lo que quieres con un “Deberías llamarme cuando llegas” o “¿Por qué no te pones el perfume que me gusta?”. ¿Ves la diferencia?

7. No apreciarle. De nuevo resalto, deja de ver lo que no hace y date cuenta de lo que sí hace. Toma en cuenta sus detalles, agradece y halaga la forma en que es. Que se dé cuenta que te gusta lo que hace por ti, que le tomas en cuanta y así seguirá esforzándose por enamorarte día a día.

8. Ser gruñón (a). Obvio todos tenemos días malos, y claro que es entendible, pero ser de esas personas que se la pasa cual “Grumpy Cat” la verdad es que no está padre. Ser de esas personas que que no tiene nada bueno que decir y todo lo que sale de su boca son criticas o quejas pues lógico que no quieran permanecer en una relación contigo. Nadie quiere estar con alguien que sólo transmite mala vibra, naturalmente nos llama la gente alegre, esa que ilumina el día con una sonrisa y que destila buena vibra. Por lo tanto, te recomiendo que inicies tu día con todas las cosas buenas que tienes y dejes de lado lo malo, no sólo por el futuro se tus relaciones sino para mejorar tu vida en general.  

9. Transmitir tus inseguridades. Bien, no es culpa de tu pareja que tú te sientas menos, inseguro (a), obeso (a) o simplemente que sientas que tu vida está estancada y no estás yendo hacía ningún lado. Así que hacerle sentir mal porque quieres trasmitir tus inseguridades hacía él o ella no te hace mejor potencial de pareja, es decir, tratarle mal o dudar de su amor creyendo que es lastima no te hace una excelente pareja. Date cuenta, si está contigo es porque le gustas tal y como eres, está dispuesto (a) a apoyarte en todo y no importa que estés pasando una mala racha está dispuesto a tomar tu mano y ayudarte a salir adelante. No necesitas resaltar todos tus defectos, eso es como convencerle de que no debería estar contigo

10. Querer que haga lo que tú dices. Cada persona tiene libre albedrío y por tanto debes entender que una relación son acuerdos y compromisos, no puedes manipular a una persona para que haga lo que tú quieres siempre. Eso a la larga hará que la otra persona se aburra de ser tu “mascota” y a literalmente arrastras a lo que deseas hacer.

Espero que reflexiones en lo que estás haciendo mal en tu relación, aún estás a tiempo de hacer las cosas diferentes. Suerte.

1 Comentario

Comenta en el recuadro