La fiesta que toda chica desea tener.
Siempre serás la princesita de tus Papás, pero cuando vas a cumplir Quince Años puedes convertirte en la Princesa de tu propio cuento de hadas llamado Quinceañera.
Esa etapa tan maravillosa en la que dejas de ser niña para convertirte en toda una señorita como toda fiesta lleva una preparación.
Tips para una gran fiesta.

  • Fijar el día y la hora en que se llevará acabo este importante evento.
  • Empezar a ver salones de fiesta, fotos e informarse sobre los costos y los paquetes que incluyen.
  • Visitar las diferentes iglesias y elegir la que más sea de tu agrado.
  • Reservar el lugar en cuanto ya se tenga tomada la decisión.
  • Ver los vestidos que más te gusten y hacer una prueba de cada uno para que elijas el que más se adapte a tu personalidad.
  • Escoger a los chambelanes.
  • Elegir la música que quieras para el vals y el show.
  • Asistir a los ensayos para que todo salga bien.
  • Checar lo de la filmación y fotografía.
  • Decoración del salón, música y ambientación para el evento.
  • Ver los diferentes tipos de invitaciones y elegir la que más sea de tu agrado.
  • Elegir a las personas que quieras que sean tus padrinos y visitarlos.
  • Ir a prueba de peinado y maquillaje.
  • Comprar la ropa que usaras en tu show.
  • Entregar invitaciones a tu familia, amigos, padrinos y conocidos.
  • Un día antes de la fiesta relajarse, descansar muy bien.

Por fin llegó el gran día esperado pero típico no falta:

  • Los colados de la fiesta.
  • Que los chambelanes lleguen tarde.
  • Que a la quinceañera se le olviden los pasos.
  • El vals familiar larguísimo.
  • El mega discurso del padrino o papá.
  • La embarrada de pastel.
  • Los borrachos de la fiesta.

En fin el chiste es divertirse cada uno a su manera ya que XV años solo se cumplen una vez y a disfrutar esta nueva etapa.

Comenta en el recuadro